In­te­rior se la­va las ma­nos de las pre­ben­das a los pre­sos se­pa­ra­tis­tas

El PP pi­de a la Fis­ca­lía que ac­túe an­te los pri­vi­le­gios de los pre­sos in­de­pen­den­tis­tas

El Mundo - - PORTADA - IRATXE RO­JO / VÍCTOR MONDELO

El Mi­nis­te­rio del In­te­rior se de­sen­ten­dió ayer de los pri­vi­le­gios que los pre­sos in­de­pen­den­tis­tas tie­nen en la cár­cel de Lle­do­ners (Bar­ce­lo­na) y re­cor­dó que la po­lí­ti­ca pe­ni­ten­cia­ria es com­pe­ten­cia de la Ge­ne­ra­li­tat de Ca­ta­lu­ña. Fuen­tes del de­par­ta­men­to di­ri­gi­do por Gran­de-Mar­las­ka reac­cio­na­ron así a la in­for­ma­ción pu­bli­ca­da ayer por EL MUN­DO so­bre las pre­ben­das a los re­clu­sos.

El Mi­nis­te­rio del In­te­rior se ha des­vin­cu­la­do com­ple­ta­men­te de los pri­vi­le­gios que los pre­sos del 1-O tie­nen en la pri­sión de Lle­do­ners (Bar­ce­lo­na), con el ar­gu­men­to de que las cár­ce­les a las que los lí­de­res in­de­pen­den­tis­tas fue­ron tras­la­da­dos en ju­lio de­pen­den de la Ge­ne­ra­li­tat. Fuen­tes del de­par­ta­men­to di­ri­gi­do por Fer­nan­do Gran­de-Mar­las­ka reac­cio­na­ron así a la in­for­ma­ción pu­bli­ca­da ayer por EL MUN­DO so­bre las pre­ben­das a lo re­clu­sos de­ta­lla­das en una de­nun­cia in­ter­na.

El se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PP, Teodoro Gar­cía Egea, anun­ció que su par­ti­do pe­di­rá una com­pa­re­cen­cia del mi­nis­tro del In­te­rior en el Con­gre­so pa­ra que ex­pli­que si el Eje­cu­ti­vo es­tá con­ce­dien­do be­ne­fi­cios pe­ni­ten­cia­rios a los po­lí­ti­cos in­de­pen­den­tis­tas pre­sos. Des­de In­te­rior se re­pli­có que el Go­bierno no tie­ne las com­pe­ten­cias en ma­te­ria de pri­sio­nes en Ca­ta­lu­ña des­de 1983, cuan­do la Ge­ne­ra­li­tat asu­mió la ges­tión de la po­lí­ti­ca pe­ni­ten­cia­ria.

El ex vi­ce­pre­si­den­te ca­ta­lán Oriol Jun­que­ras; los ex con­se­llers Raül Ro­me­va, Joaquim Forn, Jor­di Tu­rull, Jo­sep Rull y Do­lors Bas­sa; la ex pre­si­den­ta del Par­la­ment Car­me For­ca­dell, y los ex pre­si­den­tes de ANC y Òm­nium Cul­tu­ral, Jor­di Sàn­chez y Jor­di Cui­xart fue­ron tras­la­da­dos des­de pri­sio­nes ma­dri­le­ñas a otras en Ca­ta­lu­ña a prin­ci­pios de ju­lio, po­co des­pués de la lle­ga­da de Pe­dro Sán­chez a La Mon­cloa.

Cuan­do aún no ha­bía lle­ga­doal car­go, el pre­si­den­te con­si­de­ró que era ra­zo­na­ble que los pre­sos del 1O fue­ran en­via­dos a Ca­ta­lu­ña. El mi­nis­tro del In­te­rior tam­bién se ex­pre­só a fa­vor. El juez Pa­blo Lla­re­na co­mu­ni­có en­ton­ces a Ins­ti­tu­cio­nes Pe­ni­ten­cia­rias que no te­nía nin­gún in­con­ve­nien­te en que se cam­bia­ra de pri­sión a los en­car­ce­la­dos, aña­dien­do que ésa es una com­pe­ten­cia que le co­rres­pon­de a In­te­rior con­for­me a los cri­te­rios que ten­ga por con­ve­nien­tes.

El in­for­me de un je­fe de ser­vi­cio al di­rec­tor de la cár­cel de Lle­do­ners ha de­ta­lla­do aho­ra los pri­vi­le­gios y com­pli­ci­da­des de los que go­zan los pre­sos na­cio­na­lis­tas alo­ja­dos en el mó­du­lo 2. A par­tir de un epi­so­dio con­cre­to –la ce­le­bra­ción del cumpleaños de Jor­di Sàn­chez–, des­cri­be una si­tua­ción ge­ne­ral de la que ya se ha­bían he­cho eco ver­bal pre­sos y fun­cio­na­rios.

«Pri­me­ro di­jo que les iba a in­dul­tar en ca­so de que fue­ran con­de­na­dos, des­pués les acer­có a las cár­ce­les de Ca­ta­lu­ña y aho­ra co­no­ce­mos que es­tán dis­fru­tan­do de unos be­ne­fi­cios pe­ni­ten­cia­rios que no son

apli­ca­bles al res­to», se­ña­ló ayer el nú­me­ro dos del PP en un ac­to del par­ti­do.

En opi­nión de Gar­cía Egea, la Fis­ca­lía «de­be plan­tear­se si de­be ac­tuar an­te es­ta vul­ne­ra­ción gra­ve de los de­re­chos de los ciu­da­da­nos, es­tén en la si­tua­ción que es­tén». Tam­bién de­fen­dió que la po­lí­ti­ca pe­ni­ten­cia­ria «no pue­de es­tar ba­jo las con­di­cio­nes de un se­ñor que hoy es pre­si­den­te del Go­bierno gra­cias a los in­de­pen­den­tis­tas».

El pre­si­den­te del PP ca­ta­lán, Xa­vier Gar­cía Al­biol, ya en­vió en ve­rano una car­ta a la mi­nis­tra de Jus­ti­cia, Do­lo­res Del­ga­do, ad­vir­tién­do­le

del tra­to de fa­vor que re­ci­bían los pre­sos in­de­pen­den­tis­tas y ofre­cién­do­le do­cu­men­tos que lo acre­di­ta­ba.

Des­de Ciu­da­da­nos, su por­ta­voz en el Par­la­ment, Car­los Ca­rri­zo­sa, ca­li­fi­có de «in­to­le­ra­ble» y de «ver­güen­za» que en las cár­ce­les ha­ya pre­sos de pri­me­ra y de se­gun­da y que «eso sea el re­sul­ta­do de fa­vo­ri­tis­mos de los se­pa­ra­tis­tas y de los pac­tos ocul­tos con el Go­bierno de Sán­chez». «La ley se es­tá in­cum­plien­do en Ca­ta­lu­ña, mien­tras el pre­si­den­te si­gue des­apa­re­ci­do. No nos sor­pren­de, te­nien­do en cuen­ta que Sán­chez ha pues­to a cus­to­diar a los pre­sos a su ami­go To­rra».

OL­MO CAL­VO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.