Ara­bia Sau­dí ve­tó al Go­bierno de Sán­chez en la inau­gu­ra­ción del AVE a La Me­ca

Pi­dió que nin­gu­na au­to­ri­dad acom­pa­ña­ra al rey Sal­man en el ac­to / El ve­to se pro­du­jo tras el con­flic­to sus­ci­ta­do por Mar­ga­ri­ta Ro­bles

El Mundo - - PORTADA - CAR­LOS SE­GO­VIA MA­DRID

La sor­pren­den­te au­sen­cia de re­pre­sen­tan­tes del Go­bierno es­pa­ñol en la inau­gu­ra­ción del pro­yec­to ac­tual más em­ble­má­ti­co de la Mar­ca Es­pa­ña en el ex­te­rior no res­pon­dió a pro­ble­mas de agen­da o a im­pro­vi­sa­ción del even­to. Fue un ve­to.

Las au­to­ri­da­des de Ara­bia Sau­dí pi­die­ron que no hu­bie­ra pre­sen­cia de al­tos car­gos es­pa­ño­les en la co­lo­sal inau­gu­ra­ción del AVE a La Me­ca que tu­vo lu­gar el pa­sa­do día 25 de sep­tiem­bre, se­gún ha po­di­do con­fir­mar EL MUN­DO en fuen­tes de la Ad­mi­nis­tra­ción y del con­sor­cio. Nin­gún miem­bro del Go­bierno pu­do asis­tir a es­te hi­to in­ter­na­cio­nal de la in­dus­tria es­pa­ño­la, pe­se a que pre­si­die­ron la inau­gu­ra­ción el rey Sal­man bin Ab­de­la­ziz y el prín­ci­pe he­re­de­ro Moham­mad bin Sal­man. Ra­ra vez acu­den jun­tos a un ac­to pú­bli­co y re­cal­ca­ron con su pre­sen­cia la im­por­tan­cia que dan a es­te for­mi­da­ble pro­yec­to fe­rro­via­rio entre ciu­da­des sa­gra­das del país.

El pre­si­den­te del Go­bierno, Pe­dro Sán­chez, se en­con­tra­ba en EEUU el día de la inau­gu­ra­ción y, a su re­gre­so a Es­pa­ña, hi­zo una ges­tión pa­ra in­ten­tar dar por su­pe­ra­da la cri­sis di­plo­má­ti­ca abier­ta tras la re­sis­ten­cia ini­cial del Mi­nis­te­rio de De­fen­sa a ven­der bom­bas a Ara­bia Sau­dí, pe­se a es­tar ya pa­ga­das.

Sán­chez man­tu­vo una con­ver­sa­ción te­le­fó­ni­ca el pa­sa­do mar­tes con el prín­ci­pe he­re­de­ro sau­dí, –que es ade­más mi­nis­tro de De­fen­sa– «pa­ra re­vi­sar las re­la­cio­nes bi­la­te­ra­les y las fór­mu­las pa­ra me­jo­rar­las en va­rios cam­pos», se­gún la ver­sión ofi­cial sau­dí, que ca­li­fi­ca a Es­pa­ña de «país ami­go», por lo que la rec­ti­fi­ca­ción del Go­bierno pa­re­ce ha­ber he­cho efec­to. Mon­cloa no in­for­mó de es­ta con­ver­sa­ción te­le­fó­ni­ca, que tu­vo lu­gar el pa­sa­do día 2 en ple­na cri­sis con la Ge­ne­ra­li­tat ca­ta­la­na tras los in­ci­den­tes en el Par­la­ment. Tam­bién el mi­nis­tro de Ex­te­rio­res, Jo­sep Bo­rrell se reunió el pa­sa­do día 27 en Nue­va York con su ho­mó­lo­go sau­dí con el mis­mo ob­je­ti­vo.

Dos días an­tes, el ci­ta­do prín­ci­pe he­re­de­ro to­mó un AVE des­pués del inau­gu­ra­do por el Rey sin que nin­gu­na au­to­ri­dad es­pa­ño­la pu­die­ra acom­pa­ñar­los co­mo ha­bría si­do ha­bi­tual en ac­tos de es­te ca­li­bre y pe­se a que em­pre­sas es­ta­ta­les es­pa­ño­las co­mo Ren­fe y Adif son de­ci­si­vas.

«Por su­pues­to te­nía­mos in­ten­ción de acu­dir, pe­ro se nos di­jo que no que­rían au­to­ri­da­des es­pa­ño­las», re­co­no­ce a es­te dia­rio uno de los al­tos car­gos gu­ber­na­men­ta­les que iba a des­pla­zar­se a Ara­bia Sau­dí. Aun­que no hay cons­ta­ta­ción ofi­cial del mo­ti­vo de tal re­cha­zo, es­te al­to car­go ve re­la­ción con la cri­sis desata­da por la de­ci­sión ini­cial de la mi­nis­tra de De­fen­sa, Mar­ga­ri­ta Ro­bles, de no ven­der fi­nal­men­te bom­bas de pre­ci­sión a Riad por la vio­len­cia en Ye­men.

Por su par­te, en el con­sor­cio in­dus­trial con­fir­man, pe­ro ma­ti­zan, el ve­to. «Sí, los sau­díes pi­die­ron que no hu­bie­ra au­to­ri­da­des es­pa­ño­las, pe­ro no die­ron co­mo mo­ti­vo la cues­tión de las bom­bas. Que­rían que la inau­gu­ra­ción fue­ra un even­to pro­pio sin pro­ta­go­nis­mo ex­te­rior», se­ña­lan en el lla­ma­do con­sor­cio Al Shou­la, en­ca­be­za­do por Ren­fe, OHL y Tal­go, ad­ju­di­ca­ta­rio del pro­yec­to de unir por AVE a tra­vés del de­sier­to las ciu­da­des de La Me­ca y Me­di­na.

La coin­ci­den­cia en el tiem­po de am­bos he­chos es to­tal. El even­to del AVE co­men­zó a ser pre­pa­ra­do en ju­lio, pe­ro las in­vi­ta­cio­nes a la inau­gu­ra­ción fue­ron cur­sa­das en los pri­me­ros días de sep­tiem­bre, cuan­do el Go­bierno aún no ha­bía rec­ti­fi­ca­do la de­ci­sión ini­cial de Ro­bles, que só­lo fue ofi­cial el pa­sa­do día 12 de ese mes tras mos­trar su in­dig­na­ción el em­ba­ja­dor sau­dí en Ma­drid, Man­sour

Kha­lid A. Al­far­han Al-Saud . La de­ci­sión de man­te­ner la ven­ta no cam­bió ya el cri­te­rio y en el even­to só­lo es­tu­vo el em­ba­ja­dor es­pa­ñol en Ara­bia Sau­dí, Álvaro Iran­zo. Por par­te del con­sor­cio sí fue­ron in­vi­ta­dos y bien­ve­ni­dos su pro­pio pre­si­den­te, Jor­ge Se­gre­lles y el de Tal­go, Car­los de Pa­la­cio, entre otros. No asis­tie­ron los pre­si­den­tes de Ren­fe, Adif y de­más em­pre­sas pú­bli­cas in­vo­lu­cra­das. En el Mi­nis­te­rio de Fo­men­to se li­mi­ta­ron a jus­ti­fi­car en aque­llas fe­chas la au­sen­cia del ti­tu­lar, Jo­sé Luis Ába­los, por­que que­ría com­pro­bar ese día «de pri­me­ra mano» el fun­cio­na­mien­to

del tren entre An­te­que­ra y Gra­na­da y asis­tir a la co­mi­sión de se­gui­mien­to del AVE en la ciu­dad.

Fuen­tes con­sul­ta­das ase­gu­ran que ha ha­bi­do ma­les­tar en Zar­zue­la con la ges­tión en las re­la­cio­nes con Ara­bia Sau­dí. Fe­li­pe VI se em­pleó a fon­do pa­ra con­se­guir que el prín­ci­pe he­re­de­ro in­clu­ye­ra Es­pa­ña el pa­sa­do abril en su gi­ra eu­ro­pea pa­ra apun­ta­lar el con­tra­to de las cor­be­tas de Na­van­tia. Fuen­tes gu­ber­na­men­ta­les de la épo­ca sos­tie­nen que las ges­tio­nes del Rey fue­ron de­ci­si­vas pa­ra que la gi­ra in­clu­ye­ra Ma­drid.

El pró­xi­mo hi­to en el lla­ma­do AVE

del de­sier­to, que une 450 ki­ló­me­tros entre Me­di­na y La Me­ca se pro­du­ce es­te jue­ves con el pri­mer via­je co­mer­cial al que sí tie­ne pre­vis­to acu­dir, entre otros miem­bros del con­sor­cio, el pre­si­den­te de Ren­fe, Isaías Tá­boas. El pro­yec­to, ad­ju­di­ca­do en 2011, ha su­fri­do pro­ble­mas y con­flic­tos tan­to in­ter­nos co­mo con el clien­te sau­dí a lo lar­go de los años, pe­ro que­da­ron su­pe­ra­dos en ma­yo, con el acuer­do que ele­vó a más de 7.000 mi­llo­nes el cos­te y des­blo­queó el ca­len­da­rio. El con­sor­cio es­pa­ñol arran­có una in­dem­ni­za­ción de 210 mi­llo­nes por el cam­bio de fe­chas.

REUTERS

El rey Sal­man bin Ab­du­la­ziz de Ara­bia Sau­dí, en el mo­men­to en que sube al AVE de La Me­ca-Me­di­na el día de la inau­gu­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.