EL PRÍN­CI­PE, EN EL PAÍS DE EU­RO­PA QUE QUIE­RE ‘EX­PUL­SAR’ A LOS GAYS

El Mundo - - LOC -

Con mo­ti­vo de su par­ti­ci­pa­ción en el Con­gre­so Mun­dial de las Fa­mi­lias, Luis Al­fon­so de Bor­bón se va­na­glo­rió en las re­des de ha­ber si­do re­ci­bi­do por el pre­si­den­te de Mol­da­via, Igor Do­don. Se tra­ta de un cues­tio­na­do di­ri­gen­te que no ocul­ta sus fi­lias pro­rru­sas y que pre­ten­de des­li­zar al pe­que­ño país cau­cá­si­co ha­cia la ór­bi­ta de Moscú pa­ra ale­jar­lo de la in­fluen­cia eu­ro­pea. Do­don ha si­do de­nun­cia­do por las or­ga­ni­za­cio­nes de de­re­chos hu­ma­nos por sus ata­ques a las mi­no­rías y sus polémicas nor­mas que aten­tan con­tra las li­ber­ta­des in­di­vi­dua­les más bá­si­cas. Ins­pi­rán­do­se en las ‘dra­co­nia­nas’ le­yes an­tiLGTBI que ha im­pul­sa­do el Krem­lin en los úl­ti­mos años, el pre­si­den­te mol­da­vo ha em­pren­di­do una du­ra cam­pa­ña con­tra los ho­mo­se­xua­les de su país. Una de sus de­ci­sio­nes ha si­do prohi­bir la ce­le­bra­ción de fes­ti­va­les or­ga­ni­za­dos por aso­cia­cio­nes en de­fen­sa de las unio­nes del mis­mo se­xo, por­que pro­mue­ven “prin­ci­pios in­mo­ra­les”. Po­co le im­por­tan las crí­ti­cas in­ter­na­cio­na­les. “Nun­ca pro­me­tí ser el pre­si­den­te de los ho­mo­se­xua­les, de­be­rían ha­ber ele­gi­do a su pro­pio pre­si­den­te”, sol­tó sin des­pei­nar­se pa­ra ha­cer fren­te a las de­nun­cias de las ONG. El WCF en Chi­si­nau con­tó, en­tre otros pa­tro­ci­nios, con el de la fun­da­ción de la mu­jer de Do­don, al pa­re­cer otra ‘ho­mó­fo­ba’ de cui­da­do. Con­fíe­mos en que Luis Al­fon­so de Bor­bón no co­gie­ra ideas por si al­gu­na vez lo­gra te­ner su pro­pio reino.

FA­CE­BOOK

Luis Al­fon­so, en Chi­si­nau, du­ran­te la ce­le­bra­ción del WCF.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.