La co­pro­pie­dad no es in­de­fi­ni­da

El Norte - - Local -

1.- Licenciado Ver­de Cuen­ca, hay un te­rreno en Los Hernández, San Luis Po­to­sí y la es­cri­tu­ra es­tá a nom­bre de mi es­po­sa y de otros her­ma­nos.

Uno de los her­ma­nos do­nó el te­rreno a un so­brino, de pa­la­bra, hay un pa­pel don­de se ha­ce la do­na­ción, pe­ro no es­tá fir­ma­do por los de­más her­ma­nos. Que­re­mos sa­ber si es le­gal esa do­na­ción que hi­zo mi cu­ña­do.

Por­que to­das las agen­cias don­de se ha lle­va­do el ca­so, les con­tes­tan que no pro­ce­de, que no se pue­de ha­cer na­da por­que la do­na­ción fue con pleno co­no­ci­mien­to de mi cu­ña­do.

At­te. J. Je­sús Ríos. her­ma­nos son pro­pie­ta­rios de ese te­rreno, to­dos son due­ños de la pro­pie­dad, es de­cir, exis­te co­pro­pie­dad.

Aho­ra bien, si uno de sus cu­ña­dos dis­pu­so me­dian­te do­na­ción de su par­te pro­por­cio­nal del in­mue­ble, es­to es le­gal, pues pue­de dis­po­ner li­bre­men­te de sus de­re­chos de pro­pie­dad.

Pe­ro si lo que reali­zó fue un ac­to de una ven­ta, es­ta ven­ta es nu­la, pues­to que pa­ra ello de­bió pri­me­ra­men­te ofre­cer la ven­ta de sus de­re­chos a los de­más co­pro­pie­ta­rios, pa­ra que se res­pe­te el de­re­cho del tan­to, es de­cir, los co­pro­pie­ta­rios tie­nen pre­fe­ren­cia en la com­pra.

Si su cu­ña­do me­dian­te una do­na­ción, do­nó la to­ta­li­dad del in­mue­ble, es­te ac­to es nu­lo, por­que tal do­na­ción, se li­mi­ta úni­ca y ex­clu­si­va­men­te a los de­re­chos de pro­pie­dad que le co­rres­pon­dan a su cu­ña­do.

Es­to sig­ni­fi­ca, que el so- brino tie­ne los de­re­chos de su cu­ña­do, pe­ro nun­ca so­bre la to­ta­li­dad del te­rreno, que se­gui­rá sien­do de quie­nes apa­re­cen en la es­cri­tu­ra.

La ley es­ta­ble­ce que ca­da con­due­ño, ca­da her­mano, po­drá enaje­nar, ce­der o hi­po­te­car su par­te pro­por­cio­nal, sin per­ju­di­car el in­te­rés de los de­más co­pro­pie­ta­rios ni im­pe­dir­les usar­la se­gún su de­re­cho, y pa­ra el ca­so de ven­ta, se de­be res­pe­tar la pre­fe­ren­cia en la com­pra de res­to de los co­pro­pie­ta­rios.

De­bo se­ña­lar­le que la co­pro­pie­dad no es in­de­fi­ni­da, por­que­pue­de­so­li­ci­tar­sea­lJue­zCi­vil del lu­gar de la pro­pie­dad, la di­vi­sión de la co­sa co­mún, pa­ra el ca­so que pro­ce­da.

Es­to es, de acuer­do a las di­men­sio­nes del in­mue­ble, bus­car que ca­da quien de los co­pro­pie­ta­rios ten­ga su par­te pro­por­cio­nal de la pro­pie­dad, y pa­ra el ca­so que no pro­ce­da, que se ven­da al me­jor pos­tor y el pro­duc­to de la ven­ta se re­par­ta en­tre sus pro­pie­ta­rios.

Las opi­nio­nes de ca­rác­ter ju­rí­di­co ex­pre­sa­das por el au­tor de es­ta co­lum­na son emi­ti­das co­mo orien­ta­ción. Las con­clu­sio­nes pue­den va­riar con la reali­dad es­pe­cí­fi­ca de ca­da ca­so.

En­víe sus ca­sos por me­dio de car­ta a Washington 629 Orien­te, por e- mail a la di­rec­ción o lla­man­do al te­lé­fono 8150-8214.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.