Arturo Re­yes re­pre­sen­tó a Je­sús con de­vo­ción

El Sol de Bajío - - Local - JO­SÉ SÁNCHEZ

En­tre tres

El des­cen­so Des­de el pri­mer día de su preparación es­pi­ri­tual que ini­ció con la Cua­res­ma, Arturo Re­yes Ló­pez, de 17 años de edad, asu­mió el com­pro­mi­so de re­pre­sen­tar el pa­pel de Je­sús en su viacrucis con to­do res­pe­to y pro­fun­da de­vo­ción, no só­lo por­que fue la se­gun­da oca­sión, sino por su fe ca­tó­li­ca y el apo­yo que siem­pre re­ci­bió de su fa­mi­lia y del ba­rrio de San Mi­guel.

Es­tu­dian­te de nivel me­dio su­pe­rior, di­jo, an­tes de sa­lir a es­ce­na, que la re­pre­sen­ta­ción de las Tres Caí­das del ba­rrio de San Mi­guel cum­ple 84 años, es la se­gun­da más an­ti­gua en el mu­ni­ci­pio, des­pués de la de El Za­po­te, y tam­bién la más vis­ta por unas cua­tro mil per­so­nas tan­to de ce­la­yen­ses co­mo de otras localidades, a pe­sar de que só­lo son po­co más de 50 ac­to­res.

Arturo Ga­llar­do Man­rí­quez cum­plió 46 años co­mo in­te­gran­te del Viacrucis y 24 años co­mo or­ga­ni­za­dor, co­men­tó que la­men­ta­ble­men­te se tie­nen que coope­rar en­tre los ac­to­res y gen­te que vo­lun­ta­ria­men­te apo­yan eco­nó­mi­ca­men­te, ya que ya no pi­den coope­ra­ción de ca­sa en ca­sa, co­mo se ha­cía an­tes, pe­ro que ca­da vez la gen­te da­ba me­nos di­ne­ro, has­ta un pe­so, por lo que per­dían mu­cho tiem­po que aho­ra me­jor lo em­plean en los en­sa­yos.

Tam­bién se hi­cie­ron ri­fas, se lle­va­ron a ca­bo lo­te­rías, y has­ta se ven­die­ron pla­ye­ras pa­ra po­der re­unir di­ne­ro, por­que ca­da año gas­tan en­tre 20 a 25 mil pesos, sin con­tar las ves­ti­men­tas que ca­da ac­tor ad­quie­re con sus pro­pios re­cur­sos.

Arturo Re­yes Ló­pez, de ape­nas 17 años de edad, in­ter­pre­tó por se­gun­do año su pa­pel de Je­sús; en tan­to que Ale­jan­dra Re­yes Ro­drí­guez, de 24 años de edad, in­ter­pre­tó el pa­pel de Ma­ría.

El jo­ven Re­yes Ló­pez, es­tu­dian­te del Cecy­te, di­jo, an­tes de ini­ciar el Cal­va­rio, que acep­tó por se­gun­do año re­pre­sen­tar a Cris­to por­que en su ca­sa le han in­cul­ca­do los va­lo­res del res­pe­to y el amor ha­cia sus se­me­jan­tes, y la me­jor for­ma de con­tri­buir a una co­mu­ni­dad cris­tia­na, es ser par­te del Viacrucis.

Los más de 50 ac­to­res ini­cia­ron ayer a

To­dos los las 10:30 con el Jui­cio, a las 12:30 sa­lie­ron del atrio del templo de San Mi­guel y re­pre­sen­ta­ron el Viacrucis por la ce­rra­da 10 de Ma­yo, des­pués con­ti­nua­ron por las ca­lles Rio Ler­ma, Eme­te­ria Va­len­cia, bu­le­var Adol­fo Ló­pez Ma­teos, Fran­cis­co Ja­vier Mi­na, lle­ga­ron al atrio y a eso de las 2:30 fue la cru­ci­fi­xión.

“Tan­to los ac­to­res que in­ter­pre­ta­ron a Je­sús y a Ma­ría, así co­mo los más de 50 in­te­gran­tes que par­ti­ci­pa­ron una vez más en la re­pre­sen­ta­ción de las Tres Caí­das, lo hi­cie­ron no só­lo por­que son ca­tó­li­cos, sino por vo­ca­ción de ser­vi­cio, por amor a Dios, por­que no es fá­cil so­por­tar el ca­lor, el pa­vi­men­to de las ca­lles muy ca­lien­te.

Pe­ro ade­más, la gran re­com­pen­sa es la for­ta­le­za del es­pí­ri­tu, y so­bre to­do que la gen­te re­fle­xio­ne una vez más so­bre el sa­cri­fi­cio de Je­sús de Na­za­reno de mo­rir en la cruz”, di­jo don Arturo Ga­llar­do Man­rí­quez, des­pués del des­cen­so y el en­tie­rro de Cris­to.

Viacrucis.

Su fe ca­tó­li­ca y su fa­mi­lia siem­pre lo im­pul­san

mil a cua­tro mil per­so­nas pre­sen­cia­ron por las ca­lles y en el atrio del templo de San Mi­guel la re­pre­sen­ta­ción del

ac­to­res que par­ti­ci­pa­ron una vez más en la re­pre­sen­ta­ción de las Tres Caí­das, lo hi­cie­ron no só­lo por­que son ca­tó­li­cos, sino por vo­ca­ción de ser­vi­cio.

de Je­sús fue una de las es­ce­nas más con­mo­ve­do­ras de la re­pre­sen­ta­ción de las Tres Caí­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.