Ba­la­ce­ras in­te­rrum­pen dos viacrucis en Mé­xi­co

Hu­bo dos muer­tos en Aca­pul­co du­ran­te la re­pre­sen­ta­ción de la Pa­sión de Cris­to

El Sol de Bajío - - Nacional -

CDMX.- La vio­len­cia no respetó los días de asue­to de Se­ma­na San­ta, ya que el día de ayer dos en­fren­ta­mien­tos in­te­rrum­pie­ron la ce­le­bra­ción de Viernes San­to en Aca­pul­co, Gue­rre­ro y Rey­no­sa, Ta­mau­li­pas, con sal­do de tres muer­tos, dos en el puer­to y uno en la ciu­dad fron­te­ri­za.

En Aca­pul­co, du­ran­te la 46 re­pre­sen­ta­ción de la Pa­sión de Cris­to en la co­lo­nia San­ta Cruz, se sus­ci­tó una ba­la­ce­ra en la que dos per­so­nas fa­lle­cie­ron, pro­vo­can­do pá­ni­co du­ran­te la ce­le­bra­ción re­li­gio­sa, in­for­mó el vo­ce­ro del Gru­po de Coor­di­na­ción Gue­rre­ro, Ro­ber­to Ál­va­rez He­re­dia.

Ele­men­tos de la po­li­cía es­ta­tal acu­die­ron a la zo­na lue­go de que una mu­jer re­por­tó el ro­bo de un vehícu­lo, y al lle­gar fue­ron re­ci­bi­dos a ba­la­zos por dos su­je­tos ar­ma­dos que in­ten­ta­ron dar­se a la fu­ga.

Ál­va­rez He­re­dia in­di­có que de­ri­va­do de es­ta ac­ción se sus­pen­dió una re­pre­sen­ta­ción del viacrucis en la co­lo­nia San­ta Cruz, en la cual una mu­jer re­sul­tó le­sio­na­da por que­ma­du­ras de acei­te en la pier­na tras ser em­pu­ja­da por la mul­ti­tud que bus­ca­ba re­fu­gio tras es­cu­char los dis­pa­ros.

El vo­ce­ro in­di­có que “du­ran­te la per­se­cu­ción uno de los agre­so­res per­dió la vi­da apa­ren­te­men­te víc­ti­ma de un pa­ro car­día­co, por lo que se pro­ce­dió a acor­do­nar el área en es­pe­ra de las au­to­ri­da­des mi­nis­te­ria­les co­rres­pon­dien­tes. El otro in­di­vi­duo lo­gró dar­se a la fu­ga”.

La se­gun­da per­so­na fue al­can­za­da por los ele­men­tos po­li­cia­cos en el an­da­dor Díaz Or­daz, uno de los la­be­rin­tos que se en­cuen­tran en­tre las co­lo­nias San­ta Cruz y Pal­ma So­la, don­de pe­ro fue aba­ti­do en el in­ter­cam­bio de ti­ros.

VÍACRUSIS VIOLENTO

Je­sús aún no lle­ga­ba a la pri­me­ra caí­da, lue­go de ha­ber re­ci­bi­do los 39 azo­tes de los sol­da­dos ro­ma­nos, cuan­do re­pen­ti­na­men­te se escucharon de­to­na­cio­nes de ar­ma de fue­go, con lo que da­ba ini­cio un en­fren­ta­mien­to y per­se­cu­ción en­tre po­li­cías es­ta­ta­les y su­je­tos ar­ma­dos que mo­men­tos an­tes ro­ba­ron un vehícu­lo, con sal­do de dos muer­tos y la can­ce­la­ción de la

Mi­les de 46 re­pre­sen­ta­ción del Viacrucis en la co­lo­nia San­ta Cruz.

Mi­nu­tos an­tes de las do­ce del día, de ayer viernes san­to, cuan­do la mul­ti­tud que se­guía la pro­ce­sión ape­nas se ha­bía in­cor­po­ra­do a la ave­ni­da Ruiz Cor­ti­nes, lu­chan­do con­tra un in­ce­san­te sol que que­ma­ba sus ros­tros, Geo­van­ni, el jo­ven de 24 años que per­so­ni­fi­có a Je­sús por se­gun­da oca­sión, es­cu­chó los dis­pa­ros y sa­lió co­rrien­do ol­vi­dán­do­se del pa­pel que re­pre­sen­ta­ba.

Co­mo él, mi­les de per­so­nas bus­ca­ron pro­te­ger­se mien­tras los dis­pa­ros ca­da vez se es­cu­cha­ban más cer­ca, los ni­ños fue­ron abra­za­dos por sus pa­dres, fa­mi­lias en­te­ras se ti­ra­ron al pi­so y bus­ca­ron pro­te­ger­se de las ba­las atrás de los pos­tes de con­cre­to o al in­te­rior de los ne­go­cios que ce­rra­ron sus puer­tas.

La gen­te llo­ra­ba y de­ses­pe­ra­dos bus­ca­ban a sus de­más familiares que se ha­bían per­di­do en­tre la mul­ti­tud, mien­tras los po­li­cías per­se­guían por la ave­ni­da prin­ci­pal de San­ta Cruz a los pre­sun­tos de­lin­cuen­tes que mo­men­tos an­tes ha­bían des­po­ja­do de un co­che a una mu­jer e iban in­ter­cam­bian­do dis­pa­ros con los uni­for­ma­dos.

“Agá­cha­te, agá­cha­te”, “tí­ra­te al sue­lo”, “vá­mo­nos, vá­mo­nos”, fue­ron al­gu­nas de las pa­la­bras que se escucharon al mo­men­to de que en el ai­re se oían las de­to­na­cio­nes de ar­ma de fue­go. Al­gu­nos iban, otros ve­nían, y en la zo­na se tu­vie­ron mo­men­tos de caos, de­ses­pe­ra­ción y miedo.

Po­li­cías es­ta­ta­les y mu­ni­ci­pa­les que se ha­bían in­te­gra­do a la per­se­cu­ción co­rrían por to­dos la­dos con el ar­ma em­pu­ña­da, in­clu­so al­gu­nos hi­cie­ron dis­pa­ros al ai­re pa­ra dis­per­sar a la mul­ti­tud y pu­die­ran avan­zar más rá­pi­do, mien­tras el miedo ha­cía pre­sa de to­dos y la úni­ca op­ción en el mo­men­to fue po­ner pe­cho tie­rra y cu­brir­se la ca­be­za con las ma­nos.

Los co­mer­cian­tes ins­ta­la­dos en el tian­guis de­ja­ron su mer­can­cía y bus­ca­ron pro­te­ger­se, se ol­vi­da­ron de los len­tes, las fi­gu­ras re­li­gio­sas, los pe­lu­ches, la co­mi­da y un sin­fín de pro­duc­tos que se ofer­ta­ban en ese mo­men­to; mu­chos de los ven­de­do­res se ti­ra­ron al pi­so y se cu­brie­ron con lo que te­nían en mano pa­ra evi­tar ser heridos con las ba­las.

Mien­tras to­do era in­cer­ti­dum­bre y la gen­te co­rría por to­dos la­dos, los po­li­cías da­ban al­can­ce a los pre­sun­tos de­lin­cuen­tes, uno era aba­ti­do al in­te­rior de la co­mi­sa­ria mu­ni­ci­pal a unos me­tros de la iglesia y an­te la mi­ra­da de cien­tos de per­so­nas que se en­con­tra­ban en los jue­gos me­cá­ni­cos y en ple­na mi­sa de viernes san­to.

La se­gun­da per­so­na fue al­can­za­da por los ele­men­tos po­li­cia­cos

RO­BER­TO ÁL­VA­REZ HE­RE­DIA

VO­CE­RO DEL GRU­PO DE COOR­DI­NA­CIÓN GUE­RRE­RO Du­ran­te la per­se­cu­ción uno de los agre­so­res per­dió la vi­da apa­ren­te­men­te víc­ti­ma de un pa­ro car­día­co. El otro in­di­vi­duo lo­gró dar­se a la fu­ga"

en el an­da­dor Díaz Or­daz, uno de los la­be­rin­tos que se en­cuen­tran en­tre las co­lo­nias San­ta Cruz y Pal­ma So­la, don­de se­gún la in­for­ma­ción de los agen­tes, pre­ten­día huir, pe­ro fue aba­ti­do en el in­ter­cam­bio de ti­ros.

Mien­tras es­to ocu­rría en la par­te al­ta, so­bre la ave­ni­da Ruiz Cor­ti­nes, los fie­les ca­tó­li­cos que se­guían la pro­ce­sión se subie­ron a los ca­mio­nes ur­ba­nos, ta­xis azules, y a sus vehícu­los par­ti­cu­la­res pa­ra ale­jar­se del lu­gar, y fue en ese mo­men­to cuan­do por pri­me­ra vez en los úl­ti­mos 46 años el ac­to se sus­pen­dió an­te el la­men­to de los más de 120 ac­to­res que par­ti­ci­pa­ban en la es­ce­ni­fi­ca­ción y que se pre­pa­ra­ron du­ran­te tres me­ses pa­ra es­te mo­men­to. EN REY­NO­SA

En la co­lo­nia Aqui­les Ser­dán de Rey­no­sa, su­je­tos ar­ma­dos pro­ta­go­ni­za­ron una per­se­cu­ción y ba­la­ce­ra que pro­vo­có se sus­pen­die­ra la ce­re­mo­nia del Via­cru­sis ya que los asis­ten­tes co­rrie­ron pa­ra no ser al­can­za­dos por el fue­go cru­za­do.

El Gru­po de Coor­di­na­ción Ta­mau­li­pas dio a co­no­cer que los he­chos fue­ron cer­ca del me­dio­día en la ca­lle Ve­nus­tiano Ca­rran­za, si­tua­ción que desató un fuer­te des­plie­gue de ele­men­tos de la Po­li­cía Es­ta­tal, Fe­de­ral y Se­de­na que lle­ga­ron has­ta el pun­to re­fe­ri­do, don­de se lo­gró aba­tir a un pre­sun­to de­lin­cuen­te y se ase­gu­ró tam­bién una ca­mio­ne­ta de re­cien­te mo­de­lo don­de via­ja­ban los agre­so­res.

ABRAHAM CORTÉS

per­so­nas bus­ca­ron pro­te­ger­se mien­tras los dis­pa­ros ca­da vez se es­cu­cha­ban más cer­ca, los ni­ños fue­ron abra­za­dos por sus pa­dres y fa­mi­lias en­te­ras se ti­ra­ron al pi­so/FO­TOS:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.