Sá­ba­do de Glo­ria, cos­to­sa tra­di­ción

La es­ca­sez del vi­tal lí­qui­do obli­gó a en­du­re­cer las me­di­das pa­ra su cui­da­do

El Sol de Bajío - - Nacional - EDI­TO­RAS OEM

Las me­di­das

CDMX.- La tra­di­ción de mo­jar­se en Sá­ba­do San­to, o Sá­ba­do de Glo­ria, si­gue sien­do muy arrai­ga­da en Mé­xi­co, pe­se a las res­tric­cio­nes le­ga­les que se im­pu­sie­ron en la dé­ca­da de los 90 a raíz de los pro­ble­mas de es­ca­ses del vi­tal lí­qui­do y de la con­cien­ti­za­ción so­bre el cui­da­do del me­dio am­bien­te y los re­cur­sos na­tu­ra­les.

So­no­ra tie­ne la Mul­ta apli­ca­ble más al­ta que lle­ga­ría has­ta los 80 mil 600 pesos (mil Uni­da­des de Me­di­da Apli­ca­bles), se­gui­da de Ba­ja Ca­li­for­nia Sur, 40 mil 300 pesos (500 UMAs) y Ba­ja Ca­li­for­nia con una mul­ta de has­ta 16 mil 120 pesos 200 (UMAs).

En San Luis Po­to­sí,

si bien la mul­ta eco­nó­mi­ca no es tan ele­va­da (40 UMAs equi­va­len­tes a tres mil 224 pesos) el mu­ni­ci­pio pue­de lle­gar a rea­li­zar un cor­te to­tal del su­mi­nis­tro de agua po­ta­ble co­mo san­ción.

Aguas­ca­lien­tes apli­ca mul­tas de 600 a 750 pesos, o bien de ocho a 14 ho­ras de arresto; sin em­bar­go, no se­ría por ti­rar agua, sino co­mo dis­tur­bios en la vía pú­bli­ca apli­ca­ble por el cri­te­rio de la po­li­cía mu­ni­ci­pal.

Aun­que no hay un ori­gen bien de­fi­ni­do de es­ta tra­di­ción, los ca­tó­li­cos le atri­bu­yen tres po­si­bles cau­sas. La pri­me­ra ha­ce re­fe­ren­cia a la pu­ri­fi­ca­ción de las al­mas con agua me­dian­te el bau­tis­mo, co­mo una ale­go­ría a la pu­ri­fi­ca­ción que reali­zó Je­su­cris­to en­tre el mo­men­to de su muer­te en Viernes San­to y su vuel­ta a la vi­da du­ran­te el Do­min­go de Re­su­rrec­ción.

La se­gun­da po­si­ble cau­sa tie­ne que ver con las res­tric­cio­nes de la Iglesia pa­ra las ce­le­bra­cio­nes du­ran­te el Sá­ba­do San­to, en el cual los templos no ofre­cían ce­re­mo­nias, por lo cual, los sa­cer­do­tes re­par­tían agua ben­di­ta a los fie­les pa­ra que es­tos pu­ri­fi­ca­ran sus ho­ga­res y sus familiares.

El ter­cer ori­gen se de­be a que du­ran­te la Se­ma­na San­ta mu­chos fie­les sus­pen­dían las ac­ti­vi­da­des, in­clu­so ba­ñar­se, co­mo una for­ma de guar­dar lu­to por la muer­te de Je­su­cris­to, así, al lle­gar el Sá­ba­do

80.60 pesos de Glo­ria se po­nía fin a las res­tric­cio­nes de la Cua­res­ma y se rea­li­za­ban ba­ños ma­si­vos.

En Mé­xi­co, la es­ca­sez de agua po­ta­ble obli­gó a en­du­re­cer las me­di­das pa­ra el cui­da­do de és­ta me­dian­te la im­po­si­ción de san­cio­nes a per­so­nas que sean sor­pren­di­das des­per­di­cian­do el lí­qui­do vi­tal en Sá­ba­do de Glo­ria, que van des­de mul­tas, arres­tos, has­ta cor­tes del ser­vi­cio de agua po­ta­ble.

En mu­chas ciu­da­des se des­plie­gan ope­ra­ti­vos po­li­cia­cos y de au­to­ri­da­des ad­mi­nis­tra­ti­vas pa­ra in­hi­bir el uso in­de­bi­do del agua.

to­ma­das por des­per­di­ciar el vi­tal lí­qui­do van des­de mul­tas, arres­tos, has­ta cor­tes del ser­vi­cio de agua po­ta­ble en dis­tin­tas en­ti­da­des de la re­pú­bli­ca/CUARTOSCURO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.