Ba­jo los es­com­bros, ca­nal Los Hor­nos

Eji­da­ta­rios im­ple­men­tan otro ti­po de rie­go pa­ra no per­der 500 hec­tá­reas de cul­ti­vo

El Sol de Cuautla - - Regional - RO­SAU­RA HER­NÁN­DEZ

N ue­ve ki­ló­me­tros del ca­nal Los Hor­nos que­da­ron ba­jo los es­com­bros lue­go del sis­mo del 19 de sep­tiem­bre, un pro­me­dio de 500 hec­tá­reas de los mu­ni­ci­pios de Aya­la y Tlal­quil­te­nan­go se vie­ron afec­ta­dos an­te la fal­ta de agua; por ello, eji­da­ta­rios im­ple­men­ta­ron otro ti­po de rie­go, con el ob­je­ti­vo de que los cul­ti­vos no se pier­dan, pues se es­ti­mó que son más de 30 mi­llo­nes de pe­sos lo que se de­be in­ver­tir pa­ra en­tu­bar el ca­nal.

Con­se­cuen­cia del mo­vi­mien­to de las pla­cas tec­tó­ni­cas, par­te de los ce­rros y ár­bo­les ale­da­ños al ca­nal co­lap­sa­ron; nue­ve ki­ló­me­tros de es­te cau­dal se en­cuen­tran en es­ta mis­ma si­tua­ción.

Se­gún in­for­mó Ra­nul­fo Flores Be­ní­tez, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Usua­rios del Río Cuautla (Asur­co), "no son una o dos pie­dri­tas las que ta­pa­ron el pa­so, sino cien­tos de gran­des ro­cas, las cua­les son im­po­si­bles de mo­ver de ma­ne­ra ma­nual. Ade­más, hay par­tes de es­te ca­nal que pa­san por tú­ne­les, y es­tán a pun­to de caer".

Ca­be men­cio­nar que al ser és­ta un área fe­de­ral, la Co­mi­sión Na­cio­nal del Agua (Co­na­gua) y la Asur­co tra­ba­jan en el te­ma, a pe­sar de que una pri­me­ra op­ción fue re­ti­rar las ro­cas con ma­qui­nas, Flores Be­ní­tez se­ña­ló que es­to no se­ría con­ve­nien­te, pues, si lle­ga­ra a tem­blar de nue­vo el que los ce­rros co­lap­sa­ran se­ría un he­cho, ya que se co­rro­bo­ró que mu­chos pre­sen­tan gran­des grie­tas.

De­bi­do a es­to, se es­pe­ran los re­sul­ta­dos de un es­tu­dio que la Co­na­gua reali­zó en la zo­na, los cua­les es­ta­rán lis­tos pa­ra la si­guien­te se­ma­na, sin em­bar­go, la op­ción pa­ra res­ca­tar el ca­nal Los Hor­nos es que el agua que por ahí pa­sa se en­tu­be ba­jo tie­rra, así aun­que los ce­rros ca­ye­ran no afec­ta­ría el pa­so del vi­tal lí­qui­do.

No obs­tan­te, Flores Be­ní­tez re­fi­rió que pa­ra en­tu­bar to­do el ca­nal se ne­ce­si­ta un pro­me­dio de 30 mi­llo­nes de pe­sos; des­ta­có que só­lo pa­ra re­ti­rar el es­com­bro que hay, se ten­drían que in­ver­tir en­tre 15 y 20 mi­llo­nes, de ahí que apun­tó que lo más con­vie­nen­te es el en­tu­ba­mien­to.

Ca­be se­ña­lar que el ca­nal sa­le del po­bla­do de Chi­na­me­ca; ade­más, atra­vie­sa los eji­dos de San Pablo, El Ver­gel, en Aya­la, y si­gue has­ta los eji­dos de Lo­ren­zo Váz­quez y va­lle de Váz­quez, de Tlal­quil­te­nan­go.

Re­fi­rió que son más de 500 hec­tá­reas de cul­ti­vos de ca­ña, jí­ca­ma, maíz y fri­jol las que es­tán en ries­go, pues al no te­ner agua po­drían se­car­se.

De­bi­do a lo an­te­rior, los eji­da­ta­rios im­ple­men­ta­ron un sis­te­ma de rie­go por bom­beo con el que cuen­tan, con el cual se pre­ten­de res­ca­tar los cul­ti­vos afec­ta­dos.

RO­SAU­RA HER­NÁN­DEZ

GRAN­DES RO­CAS ta­pa­ron el ca­nal de rie­go lue­go del mo­vi­mien­to te­lú­ri­co del 19S.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.