Ana­cle­to Mo­ro­nes llega al Fes­ti­val Cer­van­tino

Un bru­jo es el per­so­na­je prin­ci­pal de es­ta obra, ba­sa­da en un cuen­to de El llano en lla­mas, de Rul­fo

El Sol de Cuernavaca - - Cultura -

Gua­na­jua­to, (No­ti­mex).Te­mas co­mo la en­fer­me­dad, la muer­te, la vio­len­cia, el se­xo y el di­ne­ro, se mez­clan en la ópe­ra con­tem­po­rá­nea Ana­cle­to Mo­ro­nes, de Víc­tor Ras­ga­do, que ba­jo la di­rec­ción de Jo­sé Luis Cas­ti­llo, se es­tre­na­rá en el Tea­tro Prin­ci­pal de es­ta ciu­dad.

En el mar­co del XLV Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal Cer­van­tino (FIC), que se lle­va a ca­bo del 11 al 29 de oc­tu­bre, el com­po­si­tor me­xi­cano Ras­ga­do, co­men­tó que Ana­cle­to Mo­ro­nes es el nombre de uno de los cuen­tos de El Llano en Lla­mas, de Juan Rul­fo.

“Se tra­ta de un re­la­to que Rul­fo es­cri­bió en los años cin­cuen­ta y sir­vió co­mo li­bre­to pa­ra el es­treno de es­ta ópe­ra en Ita­lia, en 1994. Con­tó con una pi­rá­mi­de co­mo es­ce­no­gra­fía; la de hoy se­rá otra con­cep­ción, así co­mo el nú­me­ro de vo­ces que de ocho se­rán seis”, men­cio­nó.

Acla­ró que se tra­ta de un evento por los in­tér­pre­tes pro­ve­nien­tes del en­sam­ble del Cen­tro de Ex­pe­ri­men­ta­ción y Pro­duc­ción de Mú­si­ca Con­tem­po­rá­nea (Ce­pro­mu­sic), es­pe­cia­li­za­do en Mé­xi­co ba­jo el man­do de Jo­sé Luis Cas­ti­llo, así co­mo los so­lis­tas del es­tu­dio de ópe­ra de Be­llas Ar­tes.

El com­po­si­tor Ras­ga­do in­for­mó que el pre­su­pues­to otor­ga­do por el FIC pa­ra di­cho mon­ta­je, fue de 600 mil pe­sos; el tema es muy me­xi­cano: tra­ta de un bru­jo, un san­te­ro, un cu­ran­de­ro, que hay en ca­si to­da la Re­pú­bli­ca me­xi­ca­na y en mu­chos paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca.

El san­te­ro lla­ma­do Ana­cle­to Mo­ro­nes, agre­gó, es un per­so­na­je que pue­de ali­viar mu­chos ma­les de gen­te de­ses­pe­ra­da y en­cuen­tra que pue­de sa­nar do­lo­res mus­cu­la­res con sus ma­nos.

Tam­bién el as­ma y pro­ble­mas de res­pi­ra­ción; se em­pie­za a es­pe­cia­li­zar en las mu­je­res: ali­via de las pe­nas, tris­te­zas y una gran can­ti­dad de da­ños; co­mien­za a ser muy fa­mo­so y a ga­nar mu­cho di­ne­ro.

“Es­to si­gue has­ta que es acusado de abu­so y bru­je­ría: lo me­ten a la cár­cel y des­apa­re­ce mis­te­rio­sa­men­te”, in­di­có.

Ras­ga­do sub­ra­yó que el es­treno de la ópe­ra en Mé­xi­co se te­nía pro­gra­ma­do en el Tea­tro Ji­mé­nez Rue­da, pe­ro de­sa­for­tu­na­da­men­te que­dó afec­ta­do por los sis­mos, “ra­zón por que hi­ci­mos un concierto en Tea­tro Orien­ta­ción de la Ciu­dad de Mé­xi­co”.

Jo­sé Luis Cas­ti­llo, di­rec­tor con­cer­ta­dor, ase­ve­ró, es un pro­duc­to ca­si de la ca­sa en que tra­ba­ja­ron varias ins­ti­tu­cio­nes.

“Es­cu­cha­re­mos y ve­re­mos mú­si­ca, voz con­tem­po­rá­nea. Se tra­ta de una ópe­ra que no su­ce­de to­dos los días y don­de el pú­bli­co pue­da re­ci­bir a Ana­cle­to de una ma­ne­ra cla­ra y con­tun­den­te”, afir­mó el di­rec­tor Cas­ti­llo.

Reite­ró, es un tex­to mu­si­cal dra­má­ti­co con cier­tos tra­ta­mien­tos en ca­da per­so­na­je. Asi­mis­mo, apun­tó que la pie­za en­cie­rra mu­chos re­tos, co­mo el dis­cur­so me­ló­di­co no ne­ce­sa­ria­men­te li­neal; e ins­tru­men­tal­men­te, una obra muy de­man­dan­te.

NO­TI­MEX

JO­SÉ LUIS Cas­ti­llo, di­rec­tor con­cer­ta­dor, ase­gu­ra que es­ta obra re­fle­ja mu­chas cos­tum­bres me­xi­ca­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.