Vi­ve la UAEM una de sus peo­res cri­sis

Dé­fi­cit, de­man­das, ame­na­zas de huel­ga y dis­tan­cia­mien­to con au­to­ri­da­des en el pa­que­te

El Sol de Cuernavaca - - Local - MÓ­NI­CA GON­ZÁ­LEZ

La Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Estado de Mo­re­los (UAEM) vi­ve una de sus peo­res cri­sis, no só­lo en el te­ma eco­nó­mi­co, sino por los pro­ble­mas po­lí­ti­cos y so­cia­les en que se ha vis­to in­mer­sa.

Seis años han pa­sa­do des­de que Ale­jan­dro Ve­ra Ji­mé­nez asu­mió el car­go de rec­tor, y con él, una se­rie de acon­te­ci­mien­tos que si bien han co­lo­ca­do a la UAEM en los primeros 10 lu­ga­res en ma­te­ria de re­co­no­ci­mien­to y ca­li­dad aca­dé­mi­ca, tam­bién es­tá den­tro de las sie­te uni­ver­si­da­des del país con se­ve­ros pro­ble­mas fi­nan­cie­ros, los cua­les se han agu­di­za­do al gra­do de que ac­tual­men­te no hay di­ne­ro para pa­gar los sa­la­rios de más de tres mil 500 tra­ba­ja­do­res aca­dé­mi­cos y ad­mi­nis­tra­ti­vos.

De acuer­do a lo ma­ni­fes­ta­do por el pro­pio rec­tor, Ve­ra Ji­mé­nez, la cri­sis fi­nan­cie­ra obe­de­ce a que la UAEM tiene un sis­te­ma de pres­ta­cio­nes no re­co­no­ci­das por el estado ni por la Fe­de­ra­ción, con un dé­fi­cit que al ini­cio de su ges­tión era de 800 mi­llo­nes de pe­sos y hoy lle­ga a mil 300 mi­llo­nes de pe­sos.

Esta can­ti­dad re­pre­sen­ta el 50 por cien­to del pre­su­pues­to de la Uni­ver­si­dad, y de ese to­tal, 500 mi­llo­nes se dis­tri­bu­yen en pres­ta­cio­nes no re­co­no­ci­das co­mo agui­nal­dos, va­ca­cio­nes y 350 mi­llo­nes para ju­bi­la­cio­nes.

Pre­sun­ta­men­te ese fue el mo­ti­vo por el cual la ad­mi­nis­tra­ción cen­tral con­tra­tó un cré­di­to en 2014 con el Ban­co In­te­rac­cio­nes por 600 mi­llo­nes de pe­sos, para cu­brir el pa­go de pres­ta­cio­nes y aten­der la ma­trí­cu­la de alum­nos, que pa­só de 21 mil es­tu­dian­tes a más de 40 mil tras la aper­tu­ra de se­des uni­ver­si­ta­rias en va­rios mu­ni­ci­pios.

El Go­bierno es­ta­tal y el Con­gre­so del Estado des­ca­li­fi­ca­ron la so­li­ci­tud del cré­di­to, al ad­ver­tir que se tu­vo que pe­dir au­to­ri­za­ción al Po­der Le­gis­la­ti­vo. En con­se­cuen­cia, la Fis­ca­lía Es­ta­tal An­ti­co­rrup­ción pre­sen­tó di­ver­sas de­man­das pe­na­les con­tra el rec­tor de la UAEM, Ve­ra Ji­mé­nez, por los de­li­tos de pe­cu­la­do y en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to.

A la cri­sis fi­nan­cie­ra, la UAEM su­mó el dis­tan­cia­mien­to con el Go­bierno del estado, al cual se­ña­lan de re­te­ner el sub­si­dio equi­va­len­te al 2.5 por cien­to del pre­su­pues­to anual.

El dis­tan­cia­mien­to se ori­gi­nó cuan­do con el le­ma "So­cial­men­te Res­pon­sa­ble", la UAEM ini­ció en 2016 una lu­cha a fa­vor de los des­apa­re­ci­dos, to­man­do co­mo re­fe­ren­cia el ase­si­na­to del hi­jo del poe­ta Ja­vier Si­ci­lia, el 28 de mar­zo de 2011.

A par­tir de ahí y an­te la ne­ga­ti­va del Go­bierno es­ta­tal por apo­yar esa cau­sa, la UAEM ini­ció la bús­que­da de des­apa­re­ci­dos y con­si­guió abrir las fo­sas co­mu­nes de Te­tel­cin­go, don­de se en­con­tra­ron 117 cuerpos, y de Jo­jutla, con 37 fallecidos, a par­tir de las de­nun­cias de fa­mi­lia­res de los des­apa­re­ci­dos.

A esta si­tua­ción se su­ma­ron un buen nú­me­ro de mar­chas de pro­tes­ta de par­te de la uni­ver­si­dad con­tra el Go­bierno es­ta­tal, en­ca­be­za­das por el rec­tor Ale­jan­dro Ve­ra y Ja­vier Si­ci­lia, con el te­ma de la in­se­gu­ri­dad, lo que ge­ne­ró el rom­pi­mien­to to­tal de las re­la­cio­nes.

LA ES­TA­FA MAES­TRA

An­te­rior­men­te, la UAEM, al igual que otras uni­ver­si­da­des del país, se in­vo­lu­cró en la de­no­mi­na­da "es­ta­fa maes­tra", en la cual la Se­cre­ta­ría de Desa­rro­llo So­cial (Se­de­sol) en­tre­gó dos mil 224 mi­llo­nes de pe­sos a las uni­ver­si­da­des au­tó­no­mas del Estado de Mé­xi­co y de Mo­re­los entre 2013 y 2014 para otor­gar ser­vi­cios a la Cru­za­da Na­cio­nal con­tra el Ham­bre y para el desa­rro­llo de pro­yec­tos en las zo­nas más re­za­ga­das del país.

De acuer­do con la Au­di­to­ría Su­pe­rior de la Fe­de­ra­ción (ASF), la UAEM no com­pro­bó la en­tre­ga de los pro­duc­tos y ser­vi­cios en­tre­ga­dos a cam­bio de los 630 mi­llo­nes de pe­sos que les asig­na­ron, por lo que en 2015 la ASF de­nun­ció a la Uni­ver­si­dad an­te la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca (PGR) por si­mu­la­ción de ser­vi­cios y por el in­cum­pli­mien­to en la en­tre­ga de los ar­tícu­los con­tra­ta­dos con la Se­de­sol.

Ade­más, la de­nun­cia con­tem­pla la sub­con­tra­ta­ción que hi­zo la UAEM, a pe­sar de que es­ta­ba ex­pre­sa­men­te prohibido en el con­tra­to, y por con­tra­tar a pro­vee­do­res sin el per­fil ni la ex­pe­rien­cia re­que­ri­das: sin la ca­pa­ci­dad téc­ni­ca, ma­te­rial ni hu­ma­na para cum­plir con los re­que­ri­mien­tos de la Se­de­sol.

Igual­men­te, se de­tec­tó la con­tra­ta­ción de em­pre­sas “fan­tas­ma” o de al­gu­nas vin­cu­la­das con ac­ti­vi­da­des irre­gu­la­res.

Du­ran­te esas dos li­ci­ta­cio­nes, la ASF pre­sen­tó sie­te de­nun­cias de he­chos an­te la PGR, cua­tro de ellas en oc­tu­bre de 2015 y tres en abril de 2017, por irre­gu­la­ri­da­des de­tec­ta­das en la cuen­ta pú­bli­ca 2013 y 2014. Lo cual, Ve­ra Ji­mé­nez ex­pu­so que las de­nun­cias fue­ron sol­ven­ta­das con la com­pro­ba­ción de la do­cu­men­ta- ción per­ti­nen­te, aunque la ASF las man­tie­ne.

Las de­nun­cias co­rres­pon­den a las au­di­to­rías de la cuen­ta pú­bli­ca 2013, con los nú­me­ros 246, 269, 287, 799, 1242, 1435 y 1426, to­das pre­sen­ta­das el 16 y 20 de oc­tu­bre de 2015.

Es­te ti­po de irre­gu­la­ri­da­des por las que ha pa­sa­do en seis años la UAEM son las que la han lle­va­do a la ban­ca­rro­ta, al gra­do de no con­tar con re­cur­sos para cu­brir sus prin­ci­pa­les ne­ce­si­da­des, co­mo el sa­la­rio de los tra­ba­ja­do­res, quie­nes ame­na­zan con ir a huel­ga; de­man­das ju­rí­di­cas y la­bo­ra­les por la re­ten­ción del re­cur­so y has­ta pe­na­les por no pa­gar pres­ta­cio­nes so­cia­les co­mo las cuo­tas del In­fo­na­vit.

LOS RE­CUR­SOS

La UAEM con­si­guió en 2013 su au­to­no­mía fi­nan­cie­ra ya que el Con­gre­so del Estado apro­bó que se le asig­na­ra el 2.5 por cien­to del pre­su­pues­to es­ta­tal a fin de ga­ran­ti­zar su sol­ven­cia eco­nó­mi­ca.

Co­mo con­se­cuen­cia, la Uni­ver­si­dad ha te­ni­do un au­men­to his­tó­ri­co del 167 por cien­to de la par­ti­ci­pa­ción es­ta­tal, al pa­sar de 201 mi­llo­nes, en 2012, a 538 mi­llo­nes de pe­sos en 2017.

Ade­más, de ma­ne­ra ex­tra­or­di­na­ria, el Go­bierno es­ta­tal en­tre­gó 300 mi­llo­nes de pe­sos adi­cio­na­les, en los últimos dos años, para apo­yar a la má­xi­ma ca­sa de es­tu­dios.

A pe­sar de ello, la UAEM es­tá sin di­ne­ro y en­fren­ta una cri­sis so­cial con los sin­di­ca­tos de Tra­ba­ja­do­res Aca­dé­mi­cos, Ad­mi­nis­tra­ti­vos y la Fe­de­ra­ción de Es­tu­dian­tes Uni­ver­si­ta­rios, quie­nes han exi­gi­do la re­nun­cia del rec­tor Ale­jan­dro Ve­ra Ji­mé­nez por los ma­los ma­ne­jos fi­nan­cie­ros.

Esta si­tua­ción ha ge­ne­ra­do una di­vi­sión y pug­nas po­lí­ti­cas al in­te­rior de la ca­sa de es­tu­dios, evi­den­cia­da por el he­cho de que es­tos gru­pos co­le­gia­dos han prác­ti­ca­men­te aban­do­na­do al rec­tor an­te los pro­ble­mas le­ga­les que en­fren­ta por en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to y pe­cu­la­do.

Co­mo co­lo­fón, el te­rre­mo­to del 19 de sep­tiem­bre acen­tuó la cri­sis de­bi­do a los daños es­truc­tu­ra­les que su­frie­ron más de 100 edi­fi­cios uni­ver­si­ta­rios, al­gu­nos de ellos cons­trui­dos du­ran­te la ad­mi­nis­tra­ción de Ale­jan­dro Ve­ra Ji­mé­nez.

LA SUCESIÓN

Aho­ra el Con­se­jo Uni­ver­si­ta­rio de­be de­ci­dir de una ter­na a nue­vo rec­tor, y a de­cir de los con­se­je­ros, bus­ca­rán un per­fil aca­dé­mi­co que re­gre­se a la ins­ti­tu­ción la cau­sa para la que fue con­ce­bi­da: la for­ma­ción aca­dé­mi­ca, la cien­cia, la in­ves­ti­ga­ción y la tec­no­lo­gía de ex­ce­len­cia.

EL NUE­VO rec­tor ten­drá que re­sol­ver múl­ti­ples cri­sis.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.