Re­tra­ta a Pi­cas­so en sus últimos días

Lu­cien Cler­gue fue el fo­tó­gra­fo y ami­go del pin­tor

El Sol de Cuernavaca - - Cultura -

Mé­xi­co, (No­ti­mex).Lu­cien Cler­gue, fo­tó­gra­fo fran­cés que re­tra­tó al pin­tor Pablo Pi­cas­so en la eta­pa final de su vi­da, ade­más de desa­rro­llar des­nu­dos fe­me­ni­nos don­de ju­ga­ba con la luz y sus for­mas, es re­cor­da­do a tres años de su muer­te, ocu­rri­da el 15 de no­viem­bre de 2014.

Na­ció el 14 de agos­to de 1934, en la ciu­dad de Ar­les, Fran­cia, don­de em­pe­zó a to­car el vio­lín a los sie­te años, pe­ro sus pa­dres no po­dían cos­tear sus es­tu­dios, por lo que en 1948 co­men­zó a es­tu­diar fo­to­gra­fía para que unos años más tar­de co­no­cie­ra a Pi­cas­so, des­ta­ca el si­tio “au­la­fo­to.com”.

En 1953, du­ran­te una co­rri­da de to­ros en Ar­les se acer­có al pin­tor para mos­trar­le di­ver­sas fotos, entre ellas al­gu­nas de ani­ma­les muer­tos, con las que que­da­ría en­can­ta­do y le pe­di­ría que le en­se­ña­ra más, du­ran­te un año y me­dio le man­dó fo­to­gra­fías.

De acuer­do con “blog­mu­seu­pi­cas­sobcn.org”, dos años des­pués, los ar­tis­tas coin­ci­di­rían en Can­nes, cuan­do es­ta­ble­ce­rían una amis­tad más cer­ca­na, en la que Pi­cas­so lo apo­yó a lo lar­go de su vi­da pro­fe­sio­nal, al ha­cer el car­tel de su pri­me­ra ex­po­si­ción y su primer li­bro.

Igual­men­te, Cler­gue ex­plo­ró el ci­ne con cor­to­me­tra­jes y pe­lí­cu­las, entre ellas “Pi­cas­so, Gue- rre, amour et paix”, pro­du­ci­da en 1971, por Uni­ver­sal Pic­tu­res.

Co­mo ho­me­na­je a su amis­tad, en 1986 el fo­tó­gra­fo de­di­có a Pi­cas­so una ex­po­si­ción ti­tu­la­da “Pi­cas­so, mon ami”, de la que en 1993 ha­ría una au­to­bio­gra­fía, don­de na­rra la his­to­ria de su re­la­ción.

Diez años des­pués, en el 40 aniver­sa­rio de la muer­te del pin­tor, Cler­gue lo re­cor­da­ría con la vi­sión que te­nía so­bre su pro­pio tra­ba­jo. “Si­go di­cién­do­me ‘¿Qué ha­ría Pablo?’ Esta pre­gun­ta, sin res­pues­ta, me ator­men­ta sin des­can­so.

Cuan­do mu­rió me sen­tí de re­pen­te aban­do­na­do: ya na­die po­día juz­gar mi evo­lu­ción”, de­cla­ró el fo­tó­gra­fo.

Su se­rie “Des­nu­dos en el mar”, de 1956, le dio más pres­ti­gio, por rea­li­zar una in­no­va­ción en la fo­to­gra­fía eró­ti­ca, se­ña­la el si­tio “ca­da­diaun­fo­to­gra­fo.com”

Sus co­la­bo­ra­cio­nes ci­ne­ma­to­grá­fi­cas se com­ple­men­ta­ron con pe­lí­cu­las y cor­to­me­tra­jes co­mo “El tes­ta­men­to de Or­feo”, de Jean Coc­teau, y el “Dra­me du tau­reau se­gún Fe­de­ri­co Gar­cía Lor­ca”.

En 1968, al la­do de Mi­chel Tour­nier y el his­to­ria­dor Jea­nMau­ri­ce Rou­quet­te, fun­dó los “En­cuen­tros in­ter­na­cio­na­les de fo­to­gra­fía de Ar­les”, don­de ofre­cían una vi­sión del tra­ba­jo fo­to­grá­fi­co en el ám­bi­to in­ter­na­cio­nal, don­de Lu­cien Cler­gue se desem­pe­ñó co­mo di­rec­tor ar­tís­ti­co du­ran­te 25 años.

En la úl­ti­ma eta­pa de su vi­da fue el di­rec­tor de la Aca­de­mia de Be­llas Ar­tes del Ins­ti­tu­to de Fran­cia; de acuer­do con una agen­cia in­ter­na­cio­nal de no­ti­cias, mu­rió a cau­sa de una lar­ga en­fer­me­dad cuan­do con­ta­ba con 80 años de edad.

CORTESÍA

LU­CIEN CLER­GUE y Pablo Pi­cas­so en­ta­bla­ron una gran amis­tad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.