EL PRO­BLE­MA ES­TÁ ERRA­DI­CA­DO Me­ga­ca­ble re­cha­za chan­ta­je en hac­keo

El Sol de Cuernavaca - - Mundo - CA­RO­LI­NA RUIZ

El CEO de la em­pre­sa di­jo en entrevista que los da­tos de los usua­rios es­tán se­gu­ros

Me­ga­ca­ble, la com­pa­ñía de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, ori­gi­na­ria de Gua­da­la­ja­ra, su­frió un ata­que de hac­kers ex­tran­je­ros el pri­mer fin de se­ma­na de no­viem­bre, lo que obli­gó a la em­pre­sa a ope­rar de ma­ne­ra más len­ta y uti­li­zar los res­pal­dos que te­nían de to­dos sus ser­vi­cios, de­bi­do a que es­ta agre­sión de­jó en­crip­ta­dos sus sis­te­mas de con­tac­to con los clien­tes con el fin de pro­pi­ciar un en­la­ce di­rec­to con los ci­ber­de­lin­cuen­tes, sin em­bar­go, la fir­ma de­ci­dió ig­no­rar­los y ope­rar en­fo­ca­dos a res­ta­ble­cer to­dos los ser­vi­cios a sus sus­crip­to­res.

En­ri­que Ya­mu­ni Robles, CEO de la com­pa­ñía, di­jo a que no se pa­gó el res­ca­te so­li­ci­ta­do.

“Ob­via­men­te no po­de­mos ce­der a un chan­ta­je, no. Ni si­quie­ra en­tra­mos en con­tac­to con ellos, pa­ra na­da, man­dan ahí un co­rreo pa­ra que uno se co­mu­ni­que con ellos, ha­blan de una cuen­ta de bit­coins, no di­ce qué can­ti­dad pe­ro no­so­tros ig­no­ra­mos esa co­mu­ni­ca­ción”, co­men­tó.

Ya­mu­ni ex­pli­có que in­me­dia­ta­men­te se de­di­ca­ron a res­tau­rar, le­van­tar los sis­te­mas y po­ner a sal­vo sus ba­ses de da­tos.

“Es­ta­mos bá­si­ca­men­te del otro la­do, po­co a po­co ha vuel­to a la nor­ma­li­dad. Los ser­vi­cios al clien­te nun­ca se afec­ta­ron”.

PLAN DE AC­CIÓN

Me­ga­ca­ble im­ple­men­tó fi­re­walls (sis­te­mas que sir­ven pa­ra pro­te­ger a equi­pos o dis­po­si­ti­vos que es­tán co­nec­ta­dos a una mis­ma red) y tu­vo ase­so­ría de em­pre­sas co­mo Cis­co, Sy­man­tec y Pa­lo Al­to, tres de las tec­no­ló­gi­cas con ma­yor vo­lu­men de ope­ra­ción en el país.

“En la com­pa­ñía te­ne­mos más de 300 ser­vi­do­res y cua­tro mil má­qui­nas en­tre es­cri­to­rio, lap­tops, y a to­das les hi­ci­mos un es­ca­neo, les pu­si­mos nue­vos fi­re­wall".

Al ser cues­tio­na­do so­bre la po­si­bi­li­dad de que sus equi­pos fue­ran uti­li­za­dos pa­ra “mi­ne­ría” o so­bre la exis­ten­cia de una in­yec­ción de malwa­re en sus sis­te­mas, el CEO di­jo “apa­ren­te­men­te es­ta­mos a sal­vo, es­ta­mos pren­dien­do to­dos nues­tros sis­te­mas des­pués de ase­gu­rar­nos que es­tán ino­cuos, o sea te­ne­mos a más de la mi­tad de nues­tros sis­te­mas ac­ti­vos”.

LAS CON­SE­CUEN­CIAS

El ata­que co­men­zó el fin de se­ma­na, mi­nu­tos des­pués la com­pa­ñía re­ci­bió un mail de los ci­ber­de­lin­cuen­tes pa­ra so­li­ci­tar un res­ca­te a tra­vés de bit­coins.

“El ata­que fue blo­quea­do des­de que lo de­tec­ta­mos, ade­más apa­ga­mos nues­tros ser­vi­do­res y eso evi­tó un da­ño ma­yor. Sí hi­cie­ron un en­crip­ta­mien­to de la in­for­ma­ción de los dis­cos que es­ta­ban en pro­duc­ción, pe­ro no en los res­pal­dos, en­ton­ces, co­mo to­do es­tá res­guar­da­do, el da­ño no fue ma­yor”, di­jo el CEO de Me­ga­ca­ble.

En­tre los he­chos que sus­ten­tan su afir­ma­ción de que no fue­ron vul­ne­ra­dos los da­tos per­so­na­les de sus clien­tes se en­cuen­tran las evi­den­cias de que no se es­tán ofre­cien­do in­for­ma­ción en re­des so­cia­les o en la Deep Web (aque­lla par­te de la red que con­tie­ne ma­te­rial que no es­tán in­de­xa­do en nin­guno de los bus­ca­do­res más usa­dos co­mo Bing, Goo­gle, o Yahoo).

ACLA­RA EL PA­NO­RA­MA

Res­pec­to a los co­bros in­de­bi­dos de los que in­for­mó El Sol de Pue­bla, el CEO de Me­ga­ca­ble afir­mó que esos car­gos tu­vie­ron otro ori­gen.

“No fue­ron por el ci­be­ra­ta­que, fue un error hu­mano, la se­ma­na pa­sa­da una per­so­na

SER­VI­DO­RES Y

cua­tro mil má­qui­nas tu­vie­ron nue­vos fi­re­wall tras el pro­ble­ma dio un do­ble “bo­to­na­zo” a unos car­gos au­to­má­ti­cos, pe­ro a to­dos esos clien­tes les in­for­ma­mos que íba­mos a ha­cer­les la bo­ni­fi­ca­ción".

El di­rec­tor ex­pli­có que ese re­torno de di­ne­ro era un pro­ce­so que lle­va­ría tiem­po por­que el ban­co acep­ta car­gos en ma­sa, pe­ro no de­vo­lu­cio­nes, mis­mas que van a ha­cer en blo­ques.

Res­pec­to a los re­tra­sos en aten­ción y a pa­gos, la com­pa­ñía da­rá más días pa­ra rea­li­zar pa­gos en el Ox­xo y otros fo­rá­neos con el fin de que no se vean afec­ta­dos los clien­tes por el res­ta­ble­ci­mien­to de es­tas ope­ra­cio­nes.

EN­RI­QUE YAMUMI

SI­GUIEN­TE PA­SO

Has­ta es­te mo­men­to Me­ga­ca­ble y las com­pa­ñías que le brin­dan de ser­vi­cios de ci­ber­se­gu­ri­dad no han es­ta­do en con­tac­to di­rec­to con las au­to­ri­da­des me­xi­ca­nas, sin em­bar­go, el CEO de la fir­ma mexicana ase­gu­ra que los cul­pa­bles van a pa­gar.

“Es­ta­mos ha­cien­do un tra­ba­jo fo­ren­se pa­ra de­ter­mi­nar có­mo es­tu­vo y de don­de vie­ne el ata­que, pe­ro en prin­ci­pio vie­ne de gru­pos cri­mi­na­les que es­tán fue­ra del país, no sa­be­mos de cuál exac­ta­men­te, pue­de ser de Ru­sia, Chi­na o Co­rea del Nor­te, que es lo más co­mún y lo que las tres em­pre­sas nos han re­co­men­da­do al res­pec­to”, di­jo.

La ma­yo­ría de las com­pa­ñías que son ata­ca­das en el país guar­dan si­len­cio has­ta que ya no pue­den con­te­ner las con­se­cuen­cias de los ci­be­ra­ta­ques, y en la ma­yo­ría de los ca­sos, no se le­van­tan las de­nun­cias ni se re­cu­rre a las au­to­ri­da­des co­mo lo mar­ca el de­bi­do pro­ce­so.

Es co­mo si es­to no fue­ra con­si­de­ra­do un de­li­to por las or­ga­ni­za­cio­nes. Sin em­bar­go, Me­ga­ca­ble des­car­ta por com­ple­to de­jar im­pu­ne es­te de­li­to, por lo que des­pués de que las ta­reas fo­ren­ses con­clu­yan pla­nea po­ner en ma­nos de las au­to­ri­da­des to­das las prue­bas pa­ra pro­ce­der con­tra quie­nes re­sul­ten cul­pa­bles. El día de la con­ten­ción del ata­que, la Po­li­cía Fe­de­ral Ci­ber­né­ti­ca en­vió un co­rreo a Me­ga­ca­ble con el fin de dar a co­no­cer sus in­ten­cio­nes de ayu­dar en el ca­so.

Es­ta­mos ha­cien­do un tra­ba­jo fo­ren­se pa­ra de­ter­mi­nar có­mo es­tu­vo y de don­de vie­ne el ata­que"

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.