AMY WI­NEHOU­SE CAN­TA­RÁ DE NUE­VO Re­gre­sa a los es­ce­na­rios co­mo ho­lo­gra­ma

El ho­lo­gra­ma se­rá pro­yec­ta­do en el es­ce­na­rio fren­te a una ban­da en vi­vo que acom­pa­ña­rá la voz de sus gra­ba­cio­nes ori­gi­na­les

El Sol de Durango - - Escenario -

El show, cu­yo es­treno se es­pe­ra pa­ra 2019, se­rá crea­do por la mis­ma com­pa­ñía que ha pro­du­ci­do gi­ras con ho­lo­gra­mas pa­ra el can­tan­te de la dé­ca­da de 1960 Roy Or­bi­son y pa­ra la can­tan­te de ópe­ra Ma­ría Ca­llas. Los pro­duc­to­res es­pe­ran lle­var el con­cier­to al­re­de­dor del mun­do du­ran­te tres años.

El ho­lo­gra­ma de Wi­nehou­se se­rá pro­yec­ta­do en el es­ce­na­rio fren­te a una ban­da en vi­vo que acom­pa­ña­rá la voz de sus gra­bac i o n e s ori­gi­na­les.

Mitch Wi­nehou­se di­jo que to­do el di­ne­ro que la fa­mi­lia re­ci­ba del es­pec­tácu­lo se­rá des­ti­na­do a la Fun­da­ción Amy Wi­nehou­se, que se creó tras su muer­te pa­ra ayu­dar a los jó­ve­nes que su­fren por el abu­so de sus­tan­cias y otras di­fi­cul­ta­des.

“Los se­gui­do­res han es­ta­do cla­man­do por al­go nue­vo de Amy, pe­ro real­men­te no hay na­da nue­vo” en tér­mi­nos mu­si­ca­les, di­jo Mitch Wi­nehou­se en una en­tre­vis­ta.

“Sen­ti­mos que és­ta se­ría una for­ma tre­men­da pa­ra que Amy re­vi­si­te a sus se­gui­do­res me­dian­te un ho­lo­gra­ma y tam­bién una for­ma in­creí­ble de re­unir di­ne­ro pa­ra nues­tra fun­da­ción”, agre­gó.

Con­si­de­ra­da una de las can­tan­tes más ta­len­to­sas de su ge­ne­ra­ción, Amy Wi­nehou­se mu­rió por in­to­xi­ca­ción con al­cohol en ju­lio de 2011 en su ca­sa de Lon­dres. La can­tan­te, co­no­ci­da por éxi­tos co­mo “Rehab” y “Black to Black”, ha­bía lu­cha­do con el al­coho­lis­mo y pro­ble­mas de dro­gas du­ran­te gran par­te de su ca­rre­ra.

La idea de re­vi­vir a es­tre­llas fa­lle­ci­das a tra­vés de ho­lo­gra­mas co­bró im­pul­so des­pués de que una ima­gen tri­di­men­sio­nal del ra­pe­ro Tu­pac Sha­kur emo­cio­nó a una mul­ti­tud en el Fes­ti­val de Ar­te y Mú­si­ca del Va­lle Amy Wi­nehou­se.

de Coa­che­lla, en Ca­li­for­nia, en 2012. La prác­ti­ca desató de­ba­tes, pues­to que al­gu­nas es­tre­llas ob­je­ta­ron las crea­cio­nes di­gi­ta­les pós­tu­mas.

El ho­lo­gra­ma de Or­bi­son dio 15 con­cier­tos en Eu­ro­pa y ac­tual­men­te es­tá rea­li­zan­do una gi­ra por más de 20 ciu­da­des de Es­ta­dos Uni­dos.

Har­vey Weins­tein con­si­guió li­brar­se de uno de los seis car­gos por de­li­tos se­xua­les que pe­san en su con­tra, des­pués de que los fis­ca­les de­ci­die­sen de­jar de la­do las acu­sa­cio­nes de una mu­jer por in­con­sis­ten­cias en sus tes­ti­mo­nios.

Se tra­ta de la pri­me­ra victoria ju­di­cial de Weins­tein des­de que es­te año que­da­ra en li­ber­tad ba­jo fian­za tras ser acu­sa­do de vio­la­ción y abu­sos se­xua­les por las au­to­ri­da­des de Nue­va York.

Lucia Evans era una de las tres mu­je­res cu­yas ale­ga­cio­nes fue­ron uti­li­za­das por las au­to­ri­da­des neo­yor­qui­nas pa­ra pro­ce­der a la de­ten­ción del pro­duc­tor ci­ne­ma­to­grá­fi­co, cu­yo su­pues­to his­to­rial de abu­sos es­tu­vo en el cen­tro del na­ci­mien­to del mo­vi­mien­to #MeToo.

Se­gún su tes­ti­mo­nio, Weins­tein la for­zó en 2004 a prac­ti­car­le se­xo oral du­ran­te una reunión pa­ra dis­cu­tir un po­si­ble tra­ba­jo co­mo ac­triz.

El car­go vin­cu­la­do a su acu­sa­ción, sin em­bar­go, que­da aho­ra fue­ra del ca­so, des­pués de que la Fis­ca­lía y el juez acep­ta­sen re­ti­rar­lo a so­li­ci­tud de la de­fen­sa.

Los abo­ga­dos de Weins­tein ale­ga­ron con éxi­to que du­ran­te el pro­ce­so se ha­bían ig­no­ra­do po­si­bles prue­bas ex­cul­pa­to­rias, in­clui­dos co­rreos elec­tró­ni­cos de Evans que su­pues­ta­men­te de­mos­tra­rían que la re­la­ción ha­bía si­do con­sen­ti­da.

Se­gún la de­fen­sa, esos do­cu­men­tos nun­ca se mos­tra­ron al gran ju­ra­do que de­ci­dió impu­tar a Weins­tein.

En de­cla­ra­cio­nes a los pe­rio­dis­tas, el abo­ga­do del ci­neas­ta, Ben­ja­min Har­vey Weins­tein.

Braf­man, in­sis­tió en que Evans min­tió du­ran­te la in­ves­ti­ga­ción y ase­gu­ró que de­be­ría en­fren­tar­se a la Jus­ti­cia por ha­ber co­me­ti­do “per­ju­rio”.

El le­tra­do acu­só ade­más a los fis­ca­les de ha­ber­se pre­ci­pi­ta­do y ha­ber ce­di­do a pre­sio­nes pa­ra arres­tar al pro­duc­tor de Holly­wood y de so­lo ha­ber in­ves­ti­ga­do las acu­sa­cio­nes en pro­fun­di­dad a pos­te­rio­ri.

“Cuan­do a uno se le vi­li­pen­dia en los me­dios, hay pri­sa por juz­gar, lo que es ofen­si­vo pa­ra el con­cep­to de jus­ti­cia y de­bi­do pro­ce­so”, in­sis­tió.

Ade­más, Braf­man de­nun­ció su­pues­tas ma­las prác­ti­cas de un de­tec­ti­ve que par­ti­ci­pó en la in­ves­ti­ga­ción y que, se­gún di­jo, ha si­do apar­ta­do de la mis­ma.

Se­gún sub­ra­yó, to­do lo ocu­rri­do siem­bra du­das so­bre el con­jun­to del pro­ce­so.

en to­do mo­men­to ha de­fen­di­do su inocen­cia, se en­fren­ta a un cas­ti­go má­xi­mo de ca­de­na per­pe­tua en ca­so de ser ha­lla­do cul­pa­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.