LU­CHA OR­GA­NI­ZA­CIÓN CON­TRA LA DIA­BE­TES 1

El club in­fan­til “Dul­ces de Amor” de Agua Prie­ta pro­mue­ve ac­cio­nes pa­ra pre­ve­nir es­ta en­fer­me­dad y apo­yar a quie­nes la pa­de­cen

El Sol de Hermosillo - - PORTADA - POR YOANNA RO­MO

Me­no­res in­te­gran­tes del club de dia­be­tes in­fan­til “Dul­ces de Amor” de Agua Prie­ta pro­mue­ven ac­cio­nes pa­ra pre­ve­nir es­ta en­fer­me­dad y apo­yar a quie­nes la pa­de­cen.

Vi­cen­te Es­tu­di­llo Cas­ti­llo, mé­di­co pe­dia­tra y pre­si­den­te de es­ta aso­cia­ción ci­vil con­for­ma­da por 30 ni­ños, men­cio­nó que en Agua Prie­ta la in­ci­den­cia de dia­be­tes y obe­si­dad es ele­va­da aun­que es una co­mu­ni­dad con 100 mil ha­bi­tan­tes.

De­cla­ró que ayer, Día Mun­dial de la Dia­be­tes, via­ja­ron a Her­mo­si­llo pa­ra di­fun­dir su agru­pa­ción y fo­men­tar la pre­ven­ción de es­ta en­fer­me­dad que afec­ta tan­to a ni­ños o co­mo a adul­tos.

“Nos reuni­mos ca­da 15 días pa­ra fo­men­tar­há­bi­tos­die­té­ti­cos­sa­lu­da­bles yac­ti­vi­da­des­pa­ra­re­cau­dar­fon­dos,ya que lo caro son los in­su­mos co­mo glu­có­me­trosy­las­ti­ras­reac­ti­vas”,ex­pu­so. Ade­más com­par­tió que for­man par­te de un mo­vi­mien­to lla­ma­do “Dia­be­tes una so­la voz” que tie­ne la fi­na­li­dad de pro­por­cio­nar in­for­ma­ción so­bre es­te pa­de­ci­mien­to, fo­men­tar el de­por­te, ac­ti­vi­da­des cul­tu­ra­les y ase­so­rías.

A pe­sar de es­to se­ña­ló que es im­por­tan­te que los go­bier­nos tam­bién co­la­bo­ren con me­di­das pa­ra tra­tar la dia­be­tes ti­po 1 (In­fan­til) o la ti­po 2, es de­cir que pro­por­cio­nen los in­su­mos ne­ce­sa­rios co­mo la in­su­li­na, glu­có­me­tros y ti­ras reac­ti­vas, que son de al­to cos­to.

Es­tu­di­llo Cas­ti­llo tam­bién des­ta­có que com­pu­so una can­ción ti­tu­la­da “Mi ac­ti­tud”, que es in­ter­pre­ta­da por Anik­ka Ovie­do, ex par­ti­ci­pan­te de la Voz Kids, y se re­fie­re a la dia­be­tes in­fan­til.

Anik­ka Ovie­do, quien tie­ne 11 años, re­la­tó que pa­de­ce dia­be­tes ti­po 1, la cual se le de­tec­tó en 2015 y des­de en­ton­ces tie­ne que in­yec­tar­se in­su­li­na pa­ra man­te­ner con­tro­la­da es­ta en­fer­me­dad.

Aun con es­te pa­de­ci­mien­to ase­gu­ró­que­no­de­jó­deha­cer­su­sac­ti­vi­da­des fa­vo­ri­tas, co­mo can­tar, de­bi­do a que en­fren­ta su si­tua­ción co­mo un re­to y sin pro­ble­mas.

“Lo to­mo co­mo un re­to, co­mo que na­da pa­só, no­más me ten­go que se­guir in­yec­tan­do, che­car­me y cui­dar­me, haz de cuen­ta que na­da pa­so”, ex­pre­só.

La can­tan­te con­tó que ha­ce dos años acu­dió al hos­pi­tal des­pués de que se des­ma­yó, in­clu­so tu­vo ca­len­tu­ra y vó­mi­tos cons­tan­tes, fue des­pués de esa cri­sis cuan­do se le dio su diag­nós­ti­co.

Co­men­tó­que­sus­pa­dres­sea­sus­ta­ron­por­quee­su­naen­fer­me­dad­queno se­pue­de­cu­rar,pe­ro­sí­con­tro­lar­se,por lo cual ha sa­bi­do to­mar es­ta si­tua­ción con una ac­ti­tud po­si­ti­va pa­ra po­der se­guir con su ca­li­dad de vida.

EL CLUB DIA­BE­TES “Dul­ces de Amor” en com­pa­ñía del mé­di­co y pe­dia­tra Vi­cen­te Es­tu­di­llo Cas­ti­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.