Res­pon­de Cé­li­da a de­cla­ra­cio­nes

La dipu­tada ase­gu­ró que es fal­so que ha­ya sa­li­do del PAN por pro­ble­mas le­ga­les con su es­po­so

El Sol de Hermosillo - - SONORA - POR GUI­LLER­MO SAUCEDO

La dipu­tada Cé­li­da Ló­pez Cár­de­nas res­pon­dió el día de ayer a las de­cla­ra­cio­nes ver­ti­das por la se­cre­ta­ria ge­ne­ral del Par­ti­do Ac­ción Na­cio­nal, Alejandra Ló­pez No­rie­ga, res­pec­to a que la ex pa­nis­ta sa­lió de la ins­ti­tu­ción por pre­sun­tos pro­ble­mas le­ga­les que es­tá vi­vien­do su es­po­so en Puer­to Pe­ñas­co.

La le­gis­la­do­ra “in­de­pen­dien­te” re­cor­dó que el pa­sa­do vier­nes se le cul­pó no asis­tir a la se­sión del 14 de di­ciem­bre de 2016 del Con­gre­so del Es­ta­do pa­ra que la ban­ca­da del Par­ti­do Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal (PRI) tu­vie­ra ma­yo­ría de vo­tos pa­ra con­ce­sio­nar el alum­bra­do pú­bli­co de Her­mo­si­llo, a cam­bio de no en­car­ce­lar a su es­po­so y re­ci­bir in­cen­ti­vos eco­nó­mi­cos.

In­di­có que emi­tir esas acu­sa­cio­nes sin sus­ten­to ve­rí­di­co fue­ron ór­de­nes del se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PAN Na­cio­nal, Damián Ze­pe­da Vida­les, a quien si­gue cul­pán­do­lo de mi­so­gi­nia y ser la prin­ci­pal ra­zón por la que re­nun­ció a la mi­li­tan­cia de la ins­ti­tu­ción al­bia­zul.

“Es­to ob­via­men­te es una res­pues­ta al bo­le­tín que us­te­des ya co­no­cen que emi­tió el Par­ti­do Ac­ción Na­cio­nal el vier­nes pa­sa­do, un bo­le­tín de pren­sa que in­ten­tó jus­ti­fi­car de al­gu­na for­ma la de­ci­sión que to­mó Damián Ze­pe­da de im­pe­dir­me a mí que si­guie­ra par­ti­ci­pan­do co­mo as­pi­ran­te al Se­na­do de la Re­pú­bli­ca, lo cual si­gue pa­ra con­fir­mar que efec­ti­va­men­te Damián Ze­pe­da me im­pi­dió se­guir tra­ba­jan­do en mi le­gí­ti­mo de­re­cho de ha­cer­lo y se­gun­do de­mues­tra pues la fal­ta de ca­pa­ci­dad y jui­cio po­lí­ti­co del se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PAN, una vez más com­prue­bas en don­de mis di­chos to­man re­le­van­cia. Ese bo­le­tín es la prue­ba de la fal­ta de jui­cio po­lí­ti­co por­que acu­de Damián Ze­pe­da a la ca­lum­nia, re­cu­rre ob­via­men­te al úni­co re­cur­so que tie­nen los hom­bres in­ca­pa­ces de dar la ca­ra”, abun­dó.

Ló­pez Cár­de­nas jus­ti­fi­có su in­asis­ten­cia en aque­lla se­sión con al­gu­nos do­cu­men­tos que va­li­dan su in­ter­na­do en un hos­pi­tal pri­va­do de la ciu­dad, con mo­ti­vo de que su­frió de al­gu­nas mo­les­tias con­si­de­ra­bles es­tan­do em­ba­ra­za­da.

Reite­ró que aún no ha te­ni­do acer­ca­mien­tos con otras fuer­zas po­lí­ti­cas pa­ra as­pi­rar a un pues­to de elec­ción po­pu­lar, es­pe­cí­fi­ca­men­te en el Se­na­do de la Re­pú­bli­ca, in­di­can­do que se­rá muy res­pe­tuo­sa de los pro­ce­sos de elec­ción in­ter­na de ca­da uno de ellos.

Agre­gó que en es­tos mo­men­tos man­tie­ne una re­la­ción dis­tan­te con sus ex com­pa­ñe­ras de ban­ca­da y que res­pe­ta las opi­nio­nes ne­ga­ti­vas so­bre su sa­li­da de par­te de pa­nis­tas que ella ad­mi­ra y con los que man­tie­ne una re­la­ción de amis­tad.

“No he ido a San Luis Río Co­lo­ra­do des­de ha­ce unas se­ma­nas, no ten­go el gus­to de co­no­cer al di­ri­gen­te (del PES), in­de­pen­dien­te­men­te de las de­ci­sio­nes in­ter­nas de los par­ti­dos, yo creo que hay que ser muy res­pe­tuo­sos de sus elec­cio­nes, el día de hoy les reite­ro: Cé­li­da Ló­pez no tie­ne otro pro­yec­to, no tie­ne acor­da­da una po­si­ción en nin­gún otro ins­ti­tu­to po­lí­ti­co”.

“¿Por qué se tar­da­ron 11 me­ses en se­ña­lar mi au­sen­cia a una se­sión de Con­gre­so?, ¿Por qué se tar­da­ron 11 me­ses pa­ra se­ña­lar­me co­mo una mu­jer que re­ci­bía di­ne­ro del PRI?, ¿Por qué se tar­da­ron 11 me­ses en se­ña­lar que mi es­po­so te­nía la po­si­bi­li­dad de caer en la cár­cel?, es una in­fa­mia y ob­via­men­te es la res­pues­ta vil y co­bar­de de per­so­nas que no pue­den asu­mir las con­se­cuen­cias de sus ac­tos, es esa la res­pues­ta de mi re­nun­cia”, fi­na­li­zó.

CÉ­LI­DA LÓ­PEZ, DIPU­TADA ex pa­nis­ta de So­no­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.