EL PUNK UN­DER­GROUND

El Sol de Hermosillo - - ESPECTÁCULOS -

El Punk en sí mis­mo es un­der­ground, pe­ro des­de ha­ce unos años se ha vuel­to “po­pu­lar” un nue­vo es­ti­lo, que au­to­má­ti­ca­men­te lo ha­ce de­jar de ser tan un­der. Ha­ce unos días se lan­zó una no­ta so­bre una ban­da lla­ma­da Se­ñor Kino, don­de afir­ma­ba que ellos ha­bían ini­cia­do la es­ce­na del Punk en Her­mo­si­llo, So­no­ra. Por ob­vias ra­zo­nes se de­to­nó una con­tro­ver­sia al res­pec­to don­de los vie­jos del Punk en la lo­ca­li­dad lan­za­ron ma­le­di­cen­cias y to­do ti­po de co­men­ta­rios des­pec­ti­vos, aun­que to­dos los que se mue­ven en ese círcu­lo un­der­ground sa­ben per­fec­ta­men­te que no es real no pue­den evi­tar sen­tir mo­les­tia.

Se­ñor Kino sa­lió des­pués ha­cien­do co­men­ta­rios de que la per­so­na que los en­tre­vis­tó mo­di­fi­có mu­chas co­sas de la en­tre­vis­ta que, en pri­mer lu­gar fue por Sky­pe, pa­ra el re­co­no­ci­do si­tio Vi­ce y es­cri­ta por Ra­quel Mi­se­ra­chi.

Ya me ha­bía to­ca­do es­cu­char­los una vez, pe­ro no ha­bía pres­ta­do mu­cha aten­ción no por­que no me gus­ta­ran pe­ro sim­ple­men­te no es lo mío; tam­bién de­bo de­cir que los ato­ra­ron de fea ma­ne­ra por­que los pu­sie­ron co­mo Punk, cuan­do en reali­dad son una ban­da de Surf, aun­que pu­de en­ten­der que Ra­quel se re­fe­ría al Punk co­mo la es­ce­na al­ter­na­ti­va, no ne­ce­sa­ria­men­te el ti­po de mú­si­ca.

Es­tos mu­cha­chos de Se­ñor Kino tie­nen una es­té­ti­ca bas­tan­te avan­za­da pa­ra su edad, de he­cho re­cién cum­plie­ron los 18 años. Na­die se que­ja de que in­vier­tan en su mú­si­ca e ima­gen, no obs­tan­te, es jus­to y ne­ce­sa­rio re­cor­dar a esas ban­das que tra­je­ron el un­der­ground a Her­mo­si­llo, to­can­do des­de ca­sas, bal­díos, sa­lo­nes de even­tos y lo­ca­les de fies­tas in­fan­ti­les en una par­te de la en­tre­vis­ta de­cían que Se­ñor Kino ha­bía to­ca­do in­clu­so con un Pio­lín a las es­pal­das, pe­ro los vie­jos punks de Her­mo­si­llo fue­ron los que pin­ta­ron el Pio­lín. Me gus­ta­ría de­cir que el Punk de­fi­ni­ti­va­men­te es una de las es­ce­nas más ac­ti­vas y proac­ti­vas de to­do el es­ta­do, nun­ca han de­ja­do de ha­cer rui­do e in­clu­so ha ge­ne­ra­do ban­das re­co­no­ci­das co­mo La Pe­rra Vida, con su éxi­to “El tú­nel”, Los hi­jos del le­che­ro, El Gri­to y otras tan­tas que re­pre­sen­tan el mo­vi­mien­to.

Los vie­jos punks

Mu­chos de no­so­tros qui­zá co­no­ci­mos los pri­me­ros flyer de to­ca­das he­chos a mano y fo­to­co­pia­dos, co­mo siem­pre mi re­fe­ren­cia al co­no­ci­do Víc­tor alias Vi­xer. So­bre el di­se­ño de es­tos pós­ters me co­men­ta­ba su evo­lu­ción, des­de las for­mas de pro­mo­ción que, ya se han da­do un sal­to, gra­cias a los pro­gra­mas de edi­ción y las re­des so­cia­les, co­sa que nun­ca hu­bie­ra si­do po­si­ble sin los pri­me­ros ga­ra­ba­tos que eran los flyers mo­ti­va­dos, has­ta el área grá­fi­ca, lo cual tam­bién ge­ne­ró fo­tó­gra­fos, téc­ni­cos de so­ni­do, pro­fe­sio­na­les del so­ni­do y de la mú­si­ca que die­ron sus pri­me­ros pa­sos en la an­ti­gua es­ce­na pre­ca­ria del Punk; es­to for­mó un co­no­ci­mien­to co­lec­ti­vo de có­mo ha­cer las co­sas. To­dos re­cor­da­mos las an­ti­guas fo­tos de pro­mo­ción de las ban­das con cá­ma­ras ape­nas úti­les y en­ci­ma de to­do no to­dos te­nían ac­ce­so, an­tes de las po­ses, fa­bri­ca­ción an­tes de las cá­ma­ras y la bús­que­da de la fa­ma.

Los nue­vos punks

Có­mo to­do mo­vi­mien­to cre­ce, evo­lu­cio­na y cam­bia tan­to en so­ni­do co­mo en pre­sen­ta­ción, ca­da vez se ven más gru­pos al­ter­na­ti­vos que han for­ma­do su pú­bli­co a lo lar­go del país, tra­yén­do­nos ban­das co­mo Zoe o es­tas nue­vas can­tan­tes co­mo Mon La­fer­te, que acla­ro no es Punk, pe­ro vie­ne de las es­ce­nas más vie­jas y su­cias del un­der­ground co­mo res­pues­tas a las con­tra­cul­tu­ras to­man­do ele­men­tos co­mo ro­pa, ta­tua­jes, per­fo­ra­cio­nes, pei­na­dos o mú­si­ca. En­ton­ces de­cir que se in­ven­tó al­go no tie­ne ca­bi­da en pleno 2017, ca­si to­da la mú­si­ca es evo­lu­ción de otros gé­ne­ros, la ver­dad es que de­bo men­cio­nar a una ban­da que me en­can­ta de aquí de Her­mo­si­llo de Ho­rror Punk y son es­tos Ho­rrors­co­pes que traen un con­cep­to bas­tan­te ge­nial don­de mez­clan pe­lí­cu­las de te­rror con un so­ni­do bas­tan­te pe­cu­liar, de­fi­ni­ti­va­men­te de­bo de­cir de lo me­jor del “nue­vo” punk de Her­mo­si­llo te in­vi­to a es­cu­char su éxi­to “Dead Lo­ve”, lo pue­des en­con­trar en Youtu­be y pró­xi­ma­men­te es­tán por lan­zar un dis­co com­ple­to pa­ra que no te lo pier­das ade­más que es­tá por sa­lir una en­tre­vis­ta com­ple­ta a ellos en la pá­gi­na de Fa­ce­book.

Con­clu­sio­nes

Pues de­cir que en So­no­ra no hay es­ce­na mu­si­cal es muy arries­ga­do y me re­fie­ro es­pe­cí­fi­ca­men­te a Ra­quel, si no vi­ves aquí y no has vis­to el tra­ba­jo que lle­va la es­ce­na a lo lar­go del es­ta­do, lo que mu­chos han lo­gra­do por el es­fuer­zo y de­di­ca­ción que sin nin­gún áni­mo de lu­cro se han con­so­li­da­do co­mo re­fe­ren­tes en el es­ta­do.

En es­ta oca­sión Noé Kuam­hea, un co­no­ci­do per­so­na­je de la es­ce­na nos ce­dió unas fo­to­gra­fías que nos dan una pe­que­ña mues­tra de la mú­si­ca de ha­ce unos años y le ex­ten­de­mos un agra­de­ci­mien­to.

¿Qué re­cuer­das de los vie­jos años del un­der­ground?

HO­RRORS­CO­PES.

TO­CA­DA EN PA­TIO de ca­sa con lo que hu­bie­ra a la mano.

PUNK EN RECTORÍA UNISON 2002.

LA PE­RRA VIDA en el 2013.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.