Mu­je­res de­ben rom­per círcu­lo de­vio­len­cia: IHM

Al­gu­nas creen que la con­duc­ta de su pa­re­ja de­pen­de del com­por­ta­mien­to pro­pio

El Sol de Hidalgo - - Portada - ARIAD­NA GACHUZ

De las 46.1 mi­llo­nes de mu­je­res en el país ma­yo­res de quin­ce años, 66.1 por cien­to ha su­fri­do vio­len­cia por par­te de su pa­re­ja al­gu­na vez en su vi­da. En Hi­dal­go 63 por cien­to ha si­do víc­ti­ma de es­ta si­tua­ción, se­gún el úl­ti­mo es­tu­dio rea­li­za­do por el INE­GI.

De igual for­ma en el es­ta­do hay más de tres­cien­tos casos de de­fun­cio­nes por cau­sas vio­len­tas con­tra la mu­jer, in­di­có el Sis­te­ma In­te­gra­do de Es­ta­dís­ti­ca so­bre Vio­len­cia con­tra Mu­je­res.

Por otra par­te, la ma­yo­ría de mu­je­res des­co­no­ce o se nie­ga a acep­tar ser víc­ti­ma de es­te de­li­to.

An­te la si­tua­ción, el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de las Mu­je­res y el Ins­ti­tu­to Hi­dal­guen­se de la Mu­jer des­ta­ca­ron el “Círcu­lo de Vio­len­cia”, ayu­dan­do a entender las si­tua­cio­nes de mal­tra­to y así poder ac­tuar a tiem­po.

De acuer­do con el úl­ti­mo es­tu­dio rea­li­za­do por el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Geo­gra­fía y Es­ta­dís­ti­ca ( INE­GI), de las 46.5 mi­llo­nes de mu­je­res ma­yo­res de 15 años que hay en el país, 66.1 por cien­to ha en­fren­ta­do vio­len­cia por par­te de su pa­re­ja al­gu­na vez en su vi­da. En Hi­dal­go más del 63 por cien­to ha si­do víc­ti­ma de es­ta si­tua­ción.

Por tal mo­ti­vo, el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de las Mu­je­res en co­la­bo­ra­ción con el Ins­ti­tu­to Hi­dal­guen­se de la Mu­jer, die­ron a co­no­cer el “Círcu­lo de Vio­len­cia”, he­rra­mien­ta que ayu­da a entender por­que las mu­je­res so­por­tan mal­tra­to por par­te de su pa­re­ja, per­mi­te sa­ber en que fa­se de vio­len­cia se en­cuen­tran pa­ra poder ac­tuar a tiem­po y evi­tar lle­gar a si­tua­cio­nes aún más graves.

Es­to, ya que la ma­yo­ría de mu­je­res des­co­no­cen, o se nie­gan acep­tar, cuan­do son víc­ti­mas de es­te de­li­to.

Cuan­do la mu­jer es­tá in­mer­sa en el círcu­lo de la vio­len­cia, cree que la con­duc­ta de su pa­re­ja de­pen­de de su pro­pio com­por­ta­mien­to, se sien­te res­pon­sa­ble e intenta una y otra vez cam­biar la con­duc­ta del mal­tra­ta­dor.

El círcu­lo de vio­len­cia se ma­ni­fies­ta en tres fa­ses, la pri­me­ra es la acu­mu­la­ción de ten­sión, sien­do la más di­fí­cil de iden­ti­fi­car, co­mien­za cuan­do el agre­sor ma­ni­fies­ta ca­da vez ma­yor irri­ta­bi­li­dad, in­to­le­ran­cia y frus­tra­ción, se da por me­dio del mie­do psi­co­ló­gi­co, in­sul­to, cri­ti­ca y hu­mi­lla­ción.

En es­ta fa­se la mu­jer jus­ti­fi­ca la con­duc­ta agre­si­va con fra­ses co­mo “yo lo pro­vo­que” o “lo ha­ce por­que me quiere”.

La se­gun­da eta­pa es el estallido de vio­len­cia, en la cual se pier­de la po­si­bi­li­dad de co­mu­ni­ca­ción y el agre­sor des­car­ga sus ten­cio­nes, es de­cir, sur­gen los gol­pes y des­pués del ac­to violento, es po­si­ble que el agre­sor cu­re las le­sio­nes o la lle­ve al hos­pi­tal, ar­gu­men­tan­do que fue un ac­ci­den­te.

En la úl­ti­ma fa­se, luna de miel, se ini­cia un pe­rio­do de re­con­ci­lia­ción, el agre­sor se mues­tra arre­pen­ti­do, no por el he­cho de ha­ber agre­di­do, sino por ha­ber­se ex­ce­di­do, pi­de dis­cul­pas y pro­me­te no vol­ver a ha­cer­lo. Sin em­bar­go, el ci­clo se vuel­ve a re­pe­tir

En ca­so de su­frir una si­tua­ción de vio­len­cia, la Ley Ge­ne­ral de Ac­ce­so de las Mu­je­res a una Vi­da Libre ga­ran­ti­za di­ver­sos ser­vi­cios gra­tui­tos de aten­ción, en­tre ellos es­tán: lí­neas te­le­fó­ni­cas de orien­ta­ción, cen­tros de jus­ti­cia pa­ra las mu­je­res, cen­tros de aten­ción ex­ter­na, cen­tros de de­sa­rro­llo pa­ra las mu­je­res, y re­fu­gios pa­ra mu­je­res e hi­jos.

La ma­yo­ría de mu­je­res des­co­no­ce o se nie­ga acep­tar cuan­do es víc­ti­mas de es­te de­li­to ./

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.