De­ci­den co­lo­nos ven­der sus ca­sas

El Sol de Irapuato - - Portada - MAU­RI­CIO MARTÍNEZ COSS

Fas­ti­dia­dos de inun­da­cio­nes. afec­tan las via­li­da­des y a sus pro­pias ca­sas, por lo que tam­bién co­mien­zan a pla­near su sa­li­da del frac­cio­na­mien­to.

Las cons­tan­tes anega­cio­nes que se han pre­sen­ta­do en di­ver­sas zo­nas de Ira­pua­to en es­ta tem­po­ra­da de llu­via han obli­ga­do a co­lo­nos de al­gu­nos frac­cio­na­mien­tos a po­ner en ven­ta su vi­vien­da pa­ra mu­dar­se a otra co­lo­nia.

Así co­mo ve­ci­nos de la ca­lle Co­lom­bia en la co­lo­nia La Ha­cien­da ya bus­can al­ter­na­ti­vas pa­ra mu­dar­se a otro pun­to de la ciu­dad, al­gu­nos ha­bi­tan­tes de la co­lo­nia Cam­pes­tre de las Flo­res se di­je­ron fas­ti­dia­dos de las anega­cio­nes que afec­tan las via­li­da­des y a sus pro­pias ca­sas, por lo que tam­bién co­mien­zan a pla­near su sa­li­da del frac­cio­na­mien­to.

A pe­sar del cár­ca­mo que la Jun­ta de Agua Po­ta­ble, Dre­na­je, Sa­nea­mien­to y Al­can­ta­ri­lla­do del Mu­ni­ci­pio de Ira­pua­to (Ja­pa­mi), co­lo­có en la co­lo­nia pa­ra evi­tar inun­da­cio­nes, el agua se si­gue acu­mu­lan­do en las via­li­da­des e in­clu­so ha da­ña­do mue­bles y apa­ra­tos elec­tro­do­més­ti­cos de los ha­bi­tan­tes.

Pa­tri­cia, co­lo­na de Cam­pes­tre de las Flo­res di­jo que en días de llu­via in­ten­sa se com­pli­ca el ac­ce­so y sa­li­da en su vi­vien­da, ya que el agua se acu­mu­la y sube al­re­de­dor de me­dio me­tro, lo que oca­sio­na que las ca­sas se inun­den y ha­ya da­ños al in­te­rior de las mis­mas.

La afec­ta­da se­ña­ló que los ha­bi­tan­tes de la co­lo­nia han subido al­gu­nos mue­bles al se­gun­do pi­so de sus vi­vien­das, sin em­bar­go di­jo que es­to no es po­si­ble pa­ra to­dos los co­lo­nos, ya que hay al­gu­nos que dis­po­nen de ca­sas de un so­lo pi­so y son los que ob­tie­nen ma­yo­res pér­di­das.

Así mis­mo, Pa­tri­cia ma­ni­fes­tó que pa­ra ella el mu­dar­se de

ha vuel­to un fas­ti­dio so­por­tar las cons­tan­tes inun­da­cio­nes, lim­piar el in­te­rior de su ca­sa y qui­tar el lo­do del ex­te­rior de su vi­vien­da.

“Es un 100 % por­que si por ejem­plo me voy a tra­ba­jar, cuan­do yo quie­ro re­gre­sar a mi ca­sa si llo­vió ya no pue­do pa­sar por­que es­tá to­do inun­da­do y mi ca­sa inun­da­da, to­da­vía an­tier el agua se al­can­zó a me­ter por­que subió muy al­to, en las paredes es­tá la mar­ca de has­ta dón­de subió.

“No pue­des sa­lir de tu ca­sa y los mue­bles y to­do se echa a per­der, por ejem­plo el mue­ble de la sa­la que­da to­do en­lo­da­do, se vuel­ve muy pe­sa­do por­que vuel­ve a llo­ver y es­tar lim­pian­do el lo­do de la ban­que­ta y de la ca­sa es­tá com­pli­ca­do”, re­fi­rió la afec­ta­da.

De igual for­ma, el an­da­dor Pen­sa­mien­to de di­cha co­lo­nia es de los más afec­ta­dos ca­da año con las anega­cio­nes que pro­pi­cian las llu­vias; Ana Ma­ría Velázquez, quien ha­bi­ta en el lu­gar se­ña­ló que to­das las vi­vien­das ubi­ca­das en es­te pun­to han te­ni­do que co­lo­car una ba­rre­ra de con­cre­to en la puer­ta prin­ci­pal de los do­mi­ci­lios con el ob­je­ti­vo de que el agua no in­gre­se, sin em­bar­go las paredes de las ca­sas pre­sen­tan fi­su­ras que pro­vo­can la fil­tra­ción del lí­qui­do.

“Pu­si­mos una ba­rre­ra de con­cre­to en la en­tra­da de la ca­sa y en la puer­ta del pa­tio pa­ra que no se nos me­tie­ra el agua, pe­ro es­ta vez no se me­tió por ahí sino que se hi­zo una se­pa­ra­ción en­tre el sue­lo y la pa­red y se fil­tró el agua, a to­dos se nos me­tió de esa ma­ne­ra”.

El an­da­dor Pen­sa­mien­to es uno de los pun­tos más afec­ta­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.