S-19: ur­gen­te des­cen­tra­li­za­ción

El Sol de Mexico - - ANÁLISIS - PE­DRO DE LEÓN *Miem­bro de Uni­dos Po­de­mos A.C. ZA­CA­TE­CAS pe­dro_­de­leonm@hot­mail.com Fa­ce­book: Pe­dro de León Mo­ja­rro @Pde­leonm www.pe­dro­de­leon.mx

Des­pués de los pa­sa­dos sis­mos, Mé­xi­co ya es otro. Han trans­cu­rri­do 11 días del se­gun­do tem­blor en la Ciu­dad de Mé­xi­co y su zo­na me­tro­po­li­ta­na, des­pués de la tris­te­za por las pér­di­das hu­ma­nas y ma­te­ria­les, la cal­ma co­mien­za a re­gre­sar y la ciu­dad co­mo lo di­jo Mi­guel Án­gel Man­ce­ra “se man­tie­ne en pie, viva y tra­ba­jan­do.”

Res­pec­to del sis­mo se ha ha­bla­do de to­do: la enor­me so­li­da­ri­dad de los me­xi­ca­nos, la ju­ven­tud des­bor­da­da apo­yan­do en múl­ti­ples ac­cio­nes, la so­li­da­ri­dad in­ter­na­cio­nal, me­jor coor­di­na­ción en­tre la au­to­ri­dad y la so­cie­dad ci­vil, co­mo siem­pre la gran la­bor de las Fuer­zas Ar­ma­das.

De lo que re­la­ti­va­men­te po­co se ha ha­bla­do es que la Ciu­dad de Mé­xi­co y su zo­na me­tro­po­li­ta­na es­tán asen­ta­dos al pie del ma­yor vol­cán del país, el Po­po­ca­té­petl; en el le­cho de 5 de la­gos, de los que des­fo­ga­ban 6 ríos, aho­ra con­ver­ti­dos en via­li­da­des y des­fo­gues de las aguas ne­gras que emi­ten 20 mi­llo­nes de personas, que ha­bi­tan en la otro­ra “re­gión más trans­pa­ren­te del mun­do” se­gún lo na­rró el Ba­rón de Hum­boldt.

La otra en­se­ñan­za que nos de­ja el S-19 II es que sin pre­ten­der ser alar­mis­ta, la co­n­ur­ba­ción del Anáhuac co­mo lo lla­mo Al­fon­so Re­yes, es una bom­ba de tiem­po a la que ya es tiem­po de des­ac­ti­var.

La Ciu­dad de Mé­xi­co siem­pre se­rá una zo­na al­ta­men­te sísmica lo que sig­ni­fi­ca un per­ma­nen­te ries­go pa­ra sus ha­bi­tan­tes y su eco­no­mía, si no se to­man las me­di­das ne­ce­sa­rias.

En dis­tin­tos pe­rio­dos se ha ha­bla­do de la des­cen­tra­li­za­ción y des­con­cen­tra­ción de la Ciu­dad de Mé­xi­co, don­de se en­cuen­tran las ofi­ci­nas cen­tra­les de 18 se­cre­ta­rías de es­ta­do, más de 20 or­ga­nis­mos des­cen­tra­li­za­dos, la se­de de los po­de­res (Eje­cu­ti­vo, Le­gis­la­ti­vo y Ju­di­cial), así co­mo las ofi­ci­nas de las prin­ci­pa­les em­pre­sas pri­va­das del país.

HOY POR HOY TO­DO SE DE­CI­DE Y ACUERDA EN LA CIU­DAD DE MÉ­XI­CO

En el go­bierno de Ló­pez Por­ti­llo en 1976 se dio el pri­mer in­ten­to de des­cen­tra­li­za­ción plas­ma­do en el Plan Na­cio­nal de Desa­rro­llo, don­de se es­ta­ble­cie­ron de­le­ga­cio­nes de va­rias se­cre­ta­rías y de al­gu­nos or­ga­nis­mos des­cen­tra­li­za­dos en es­ta­dos de la Re­pú­bli­ca.

Lue­go del fa­tí­di­co tem­blor de 1985, se creó un Co­mi­té de Des­cen­tra­li­za­ción, que pre­ten­día que va­rias de las ac­ti­vi­da­des de edu­ca­ción, in­dus­tria, co­mer­cio y go­bierno se mu­da­ran a otros es­ta­dos del país, y sus úni­cos lo­gros fue­ron mu­dar a al INEGI al es­ta­do de Aguas­ca­lien­tes, y Ca­pu­fe a Cuernavaca.

La des­cen­tra­li­za­ción de la Ciu­dad de Mé­xi­co no so­lo tie­ne una fun­ción de sal­va­guar­dar vi­das y pro­te­ger la eco­no­mía de los ciu­da­da­nos, sino tam­bién de eli­mi­nar las de­sigual­da­des en­tre las re­gio­nes del país.

De­be en­ten­der­se co­mo la ma­ne­ra de ha­cer va­ler el Pac­to Fe­de­ral con­sa­gra­do en el ar­tícu­lo 2° de la Ley de Pla­nea­ción ba­sa­do en el man­da­to de: “For­ta­le­ci­mien­to del Pac­to Fe­de­ral y del Mu­ni­ci­pio li­bre, pa­ra lo­grar un desa­rro­llo equi­li­bra­do del país, pro­mo­vien­do la des­cen­tra­li­za­ción de la vi­da na­cio­nal”.

Hay quie­nes han pro­pues­to des­cen­tra­li­zar y des­con­cen­trar los Po­de­res de la Fe­de­ra­ción ha­cia al­gu­nas en­ti­da­des co­mo Que­ré­ta­ro, Pue­bla, Hi­dal­go, o al­gu­na re­gión es­pe­cí­fi­ca, pongo el ejem­plo de Was­hing­ton D. C., que al­ber­ga so­lo sie­te mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes.

Una des­cen­tra­li­za­ción pau­la­ti­na, así co­mo una re­in­ge­nie­ría or­ga­ni­za­cio­nal de las se­cre­ta­rías e ins­ti­tu­tos, se­ría un buen par­tea­guas pa­ra avan­zar en una so­lu­ción es­truc­tu­ral.

Una des­cen­tra­li­za­ción pau­la­ti­na de las se­cre­ta­rías e ins­ti­tu­tos, se­ría un buen par­tea­guas pa­ra avan­zar en una so­lu­ción es­truc­tu­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.