EN PUNTO

El Sol de Puebla - - Opinion -

Ma­nuel Alon­so Gar­cía ha he­cho un anun­cio in­tere­san­te. El ti­tu­lar de la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca y Trán­si­to del mu­ni­ci­pio de Puebla re­ve­ló que la de­pen­den­cia a su car­go va­lo­ra la po­si­bi­li­dad de ofre­cer re­com­pen­sas por in­for­ma­ción de ciu­da­da­nos que ayu­de a la cap­tu­ra de de­lin­cuen­tes. Da­do el in­cre­men­to de la in­se­gu­ri­dad, el anun­cio del fun­cio­na­rio re­sul­ta re­le­van­te.

Lo que se ha­ría, se­gún el di­cho del ser­vi­dor pú­bli­co, es co­lo­car re­tra­tos de los la­dro­nes en si­tios vi­si­bles de tien­das de con­ve­nien­cia, pa­ra que los clien­tes de es­tos es­ta­ble­ci­mien­tos los ob­ser­ven y en su ca­so iden­ti­fi­quen.

El ob­je­ti­vo se­ría fre­nar a los de­lin­cuen­tes que ro­ban pre­ci­sa­men­te en es­tas tien­das.

Así lo di­jo Alon­so:

“Lo que es­ta­mos ha­cien­do es ana­li­zar con las tien­das de con­ve­nien­cia el po­der di­fun­dir a tra­vés de car­te­lo­nes, al­gu­nos de­lin­cuen­tes que es­tán co­me­tien­do es­te ti­po de de­li­tos, pe­ro has­ta el mo­men­to la es­tra­te­gia apli­ca­da nos va fun­cio­nan­do y en ocho me­ses po­co a po­co se va per­ci­bien­do que la se­gu­ri­dad va avan­zan­do”.

Es de­cir, por aho­ra no pa­re­ce ne­ce­sa­rio, pe­ro se es­tá va­lo­ran­do la via­bi­li­dad de la me­di­da pa­ra po­ner­la en mar­cha y re­for­zar el com­ba­te a la de­lin­cuen­cia.

Se­ría bueno pa­sar del aná­li­sis los he­chos.

Cual­quier es­tra­te­gia que re­fuer­ce la se­gu­ri­dad en la ciu­dad de Puebla de­be ser bien­ve­ni­da. Ma­rio Rin­cón Gon­zá­lez ha he­cho un se­ña­la­mien­to fuer­te.

El dipu­tado del PAN y pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Se­gu­ri­dad en el Con­gre­so del Es­ta­do pi­de re­vi­sar la ac­tua­ción de los pre­si­den­tes mu­ni­ci­pa­les en los ca­sos de in­ten­tos de lin­cha­mien­to y lin­cha­mien­tos con­su­ma­dos en te­rri­to­rio es­ta­tal.

Se­gún el le­gis­la­dor, son ellos, los edi­les, los res­pon­sa­bles de que esos acon­te­ci­mien­tos de vio­len­cia es­ca­len a ni­ve­les trá­gi­cos de­bi­do a que han in­cum­pli­do con los pro­to­co­los crea­dos por las au­to­ri­da­des de se­gu­ri­dad pú­bli­ca.

Por tan­to, lla­ma a eva­luar en qué ti­po de res­pon­sa­bi­li­da­des in­cu­rren con la omi­sión, que en al­gu­nos ca­sos ha con­du­ci­do a la muer­te de per­so­nas que son se­ña­la­das por po­bla­cio­nes enar­de­ci­das.

“Creo que las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les no es­tán apli­can­do es­te pro­to­co­lo que en mu­cho ser­vi­ría pa­ra evi­tar que es­te ti­po de si­tua­cio­nes se vuel­va a re­pe­tir, por nin­gún mo­ti­vo se de­be per­mi­tir que una per­so­na le qui­te la vi­da a otra per­so­na y en es­te ca­so de­be­mos re­vi­sar si se es­tán apli­can­do los pro­to­co­los y yo iría más le­jos, que va­ya­mos re­vi­san­do qué ti­po de res­pon­sa­bi­li­dad tie­nen los al­cal­des”, sub­ra­yó.

El co­men­ta­rio es re­le­van­te por­que se tra­ta de la pér­di­da de vi­das hu­ma­nas.

Aho­ra ha­brá que ver qué es lo que opi­nan los edi­les. No va­ya a ser que sí ha­yan he­cho las co­mu­ni­ca­cio­nes per­ti­nen­tes en ca­da ca­so y la ma­la res­pues­ta an­te las con­tin­gen­cias ha­ya pro­ve­ni­do de otro es­la­bón de la ca­de­na.

Co­mo sea, Rin­cón Gon­zá­lez to­ca un punto im­por­tan­te. Se de­be in­da­gar qué ha ocu­rri­do ahí con el fin de fre­nar la apli­ca­ción de la jus­ti­cia por pro­pia mano. Al ar­zo­bis­po Víc­tor Sán­chez Es­pi­no­sa no le in­co­mo­da ser el re­pre­sen­tan­te de la igle­sia ca­tó­li­ca pa­ra par­ti­ci­par de ma­ne­ra ac­ti­va en la vi­da po­lí­ti­ca del es­ta­do.

Por el con­tra­rio, eso lo mo­ti­va a in­vo­lu­crar­se en ella, sin en­tro­me­ter­se, cla­ro, en las res­tric­cio­nes de la mis­ma ley elec­to­ral.

En el mar­co de la mi­sa del Miér­co­les de Ce­ni­za, el lí­der re­li­gio­so re­co­no­ció que se ha reuni­do con as­pi­ran­tes a di­ver­sos car­gos de elec­ción po­pu­lar y que a to­dos ellos les ha pe­di­do que cum­plan sus pro­me­sas de cam­pa­ña una vez que –los que ga­nen—arri­ben al po­der.

In­clu­so, re­ve­ló que ha da­do luz ver­de a los sa­cer­do­tes del es­ta­do pa­ra que re­ci­ban a los can­di­da­tos, de to­dos par­ti­dos y co­lo­res, pa­ra que les ex­pre­sen las ne­ce­si­da­des de sus co­mu­ni­da­des.

Ni ha­blar, así son los tiem­pos mo­der­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.