A CUAL­QUIER PRE­CIO

El Sol de Salamanca - - Deportes - POR OC­TA­VIO F. HUITRÓN

En­tre sus avan­ces tec­no­ló­gi­cos, cuen­ta con es­ce­na­rio y te­cho re­trác­til, que lo con­vier­ten en un es­ta­dio por de­más mo­derno, pe­ro a la vez, en el más po­lé­mi­co de Ru­sia 2018, al ser cons­trui­do en me­dio de in­ter­mi­na­bles obras a lo lar­go de 10 años y sal­pi­ca­do por es­cán­da­los de co­rrup­ción.

To­do lo an­te­rior, no sin un desor­bi­ta­do cos­to que, ade­más, lo con­vier­te en el más ca­ro del mun­do. No por na­da el go­bierno ru­so ca­li­fi­có el pro­yec­to co­mo una des­gra­cia pa­ra el país, ya que, pa­ra su cons­truc­ción, el Ayun­ta­mien­to tu­vo que des­viar dinero del pre­su­pues­to mu­ni­ci­pal des­ti­na­do a la cons­truc­ción de es­cue­las, hospitales y guar­de­rías.

Na­die es­pe­ra­ba que las obras su­frie­ran con­ti­nuos re­tra­sos, pro­vo­ca­dos por los cam­bios de la em­pre­sa cons­truc­to­ra y el uso de mano de obra des­ca­li­fi­ca­da.

Bas­ta con de­cir que su cons­truc­ción lle­vó más tiem­po que la del co­li­seo de Ro­ma, que se com­ple­tó en só­lo ocho años.

Tam­bién es co­no­ci­do co­mo la se­de del Día eterno, un fe­nó­meno que se de­be a la la­ti­tud nor­te de la ciu­dad so­bre el Bál­ti­co, que se ubi­ca a la mis­ma al­tu­ra que el sur de Groen­lan­dia. De es­ta for­ma, la cla­ri­dad es per­ma­nen­te du­ran­te el ve­rano. Cuan­do lle­ga la me­dia­no­che el cie­lo se os­cu­re­ce un po­co, pe­ro no lo su­fi­cien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.