MA­zAtLán DE fIES­tA; CU­LIA­Cán En “GUE­RRA”

Las au­to­ri­da­des no han con­fir­ma­do la des­apa­ri­ción de al me­nos 12 jó­ve­nes; sin de­nun­cia ofi­cial por el he­cho

El Sol de Sinaloa - - Portada -

Mien­tras el puer­to se en­cuen­tra blin­da­do para dar se­gu­ri­dad a los par­ti­ci­pan­tes en el Tian­guis Tu­rís­ti­co, en la ca­pi­tal del es­ta­do se desató una se­rie de en­fren­ta­mien­tos en­tre gru­pos ar­ma­dos que ha de­ja­do co­mo sal­do vehícu­los in­cen­dia­dos, ne­go­cios ba­lea­dos y la des­apa­ri­ción de al me­nos 12 jó­ve­nes en co­mu­ni­da­des de la sin­di­ca­tu­ra de Cu­lia­can­ci­to.

Se acer­ca­ban las 20:00 ho­ras del do­min­go cuan­do un gru­po ar­ma­do a bor­do de 10 ca­mio­ne­tas to­mó las en­tra­das de Cu­lia­can­ci­to para in­gre­sar a va­rios do­mi­ci­lios y lle­var­se por la fuer­za a un nú­me­ro in­de­ter­mi­na­do de jó­ve­nes.

El pánico se apo­de­ró de los po­bla­do­res que no ati­na­ron a com­pren­der lo que es­ta­ba pa­san­do. Lo cier­to es que jó­ve­nes de la co­mu­ni­dad fue­ron lle­va­dos a la fuer­za por los su­je­tos que por­ta­ban ar­mas lar­gas.

Pos­te­rior a es­te he­cho, el con­voy de gen­te ar­ma­da pa­só por Be­lla­vis­ta, lu­gar de don­de tam­bién se lle­va­ron a al­gu­nos jó­ve­nes; des­pués se di­ri­gie­ron a La Hi­gue­ri­ta y cul­mi­na­ron en Ba­cu­ri­mí, to­do con el mis­mo re­sul­ta­do: sa­car jó­ve­nes de

sus do­mi­ci­lios y lle­vár­se­los por la fuer­za.

Se in­for­mó por par­te de los mis­mos po­bla­do­res que son en­tre 10 y 12 los jó­ve­nes “le­van­ta­dos” de en­tre 20 y 30 años de edad.

Fa­mi­lia­res de los jó­ve­nes “le­van­ta­dos” con te­mor evitan ha­blar de los res­pon­sa­bles de las des­apa­ri­cio­nes for­za­das. Te­men por la vi­da de sus fa­mi­lia­res.

PER­SE­CU­CIóN Y DIS­PA­ROS

Fue al­re­de­dor de las 21:30 ho­ras que se re­por­tó una per­se­cu­ción por la ca­rre­te­ra a Na­vo­la­to, la cual cul­mi­nó en la sin­di­ca­tu­ra de San Pe­dro, don­de el per­so­nal mi­li­tar lo­ca­li­zó una ca­mio­ne­ta blan­ca, al pa­re­cer con ob­je­tos de uso ex­clu­si­vo del Ejér­ci­to.

La Fis­ca­lía del Es­ta­do con­fir­mó que no han te­ni­do de­nun­cias ofi­cia­les de las pri­va­cio­nes de la li­ber­tad.

Ca­si a las 03:00 ho­ras del lu­nes se dio el en­fren­ta­mien­to en­tre ci­vi­les ar­ma­dos en la co­mi­sa­ría de El Li­món de Los Ra­mos, el cual se es­pe­cu­la po­dría te­ner re­la­ción con lo su­ce­di­do en la zo­na de Cu­lia­can­ci­to y San Pe­dro.

En di­cho en­fren­ta­mien­to se en­con­tra­ron tres vehícu­los, ar­mas, pe­che­ras y por­ta car­ga­do­res.

Tras­cen­dió de es­ta ba­la­ce­ra que pue­de ser que gru­po an­ta­gó­ni­co al que lle­vó a ca­bo los “levantones” qui­so res­ca­tar a los jó­ve­nes, pe­ro es­to to­da­vía no se ha con­fir­ma­do por nin­gu­na au­to­ri­dad.

GRA­Ví­SI­MO ES­TA­DO DE VIO­LEN­CIA: LO­ZA

Que un co­man­do ar­ma­do cir­cu­le li­bre­men­te por la ciu­dad, que no sea de­tec­ta­do por nin­gu­na au­to­ri­dad y que to­da­vía se ha­ble de que le­van­tó a 10 per­so­nas, son ac­cio­nes que ele­van a un ni­vel gra­ví­si­mo la in­se­gu­ri­dad que pri­va en el es­ta­do, aun cuan­do las au­to­ri­da­des di­gan que es­tán avan­zan­do en la lu­cha con­tra la de­lin­cuen­cia, di­jo Óscar Lo­za Ochoa.

El se­cre­ta­rio de Vin­cu­la­ción de la no gu­ber­na­men­tal Co­mi­sión de De­fen­sa de los De­re­chos Hu­ma­nos de Si­na­loa (CDDHS), di­jo que cuan­do se ha­bla de que le­van­tan a una o a dos per­so­nas, se ha­bla de una si­tua­ción gra­ve, pe­ro si ya se ha­bla de 10 o más per­so­nas, en­ton­ces el asun­to se ele­va a un ni­vel gra­ví­si­mo, “más si no hay pre­sen­cia de la au­to­ri­dad que lo hu­bie­ra im­pe­di­do”.

“Ni por ca­sua­li­dad es­tu­vo cer­ca la au­to­ri­dad. No po­de­mos ha­blar de una zo­na le­ja­na, y la pre­gun­ta es: ¿por qué si hu­bo va­rios even­tos, la au­to­ri­dad no es­tu­vo pre­sen­te? Pa­re­cie­ra que los ciu­da­da­nos es­tu­vié­ra­mos des­pro­te­gi­dos”.

“Pa­re­cie­ra que los ciu­da­da­nos es­tu­vié­ra­mos des­pro­te­gi­dos”

Se ru­mo­ra en­tre los po­bla­do­res que los ca­be­ci­llas de los gru­pos que ro­ban y co­mer­cia­li­zan com­bus­ti­bles han si­do re­em­pla­za­dos, de ahí el pro­ba­ble ori­gen de es­ta ola de vio­len­cia.

Foto: OEM.

En es­te cru­ce­ro se apos­ta­ron la gen­te ar­ma­da e ini­ció el re­co­rri­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.