Ge­ne­ral­men­te los nue­vos go­bier­nos en

El Sol de Sinaloa - - Analisis -

la épo­ca del PRI, te­nían la cos­tum­bre que cuan­do em­pe­za­ban su man­da­to arran­ca­ban con un pro­gra­ma emergente que de­no­mi­na­ban “El Plan de los Cien Días”, pre­vio a pre­sen­tar su plan de go­bierno mu­ni­ci­pal, o es­ta­tal, co­mo lo man­da­ta la ley que de­be­rá ser an­tes del sex­to mes de go­bierno, prác­ti­ca que se aban­do­nó des­de que lle­gó la al­ter­nan­cia pa­nis­ta, pri­me­ro, y aho­ra la de MO­RE­NA, al pa­re­cer.

are­cie­ra que seis me­ses de cam­pa­ña elec­to­ral de enero al 1° de ju­lio y lue­go cua­tro me­ses más des­pués del día de la elec­ción a la to­ma de pro­tes­ta el 1° de no­viem­bre no fue­ron su­fi­cien­tes pa­ra que ten­gan idea ple­na de lo que van a ha­cer en tres años que les va a du­rar su go­bierno. Asom­bra de ver­dad que los ciu­da­da­nos sea­mos tan to­le­ran­tes an­te se­me­jan­tes con­duc­tas in­do­len­tes e irres­pon­sa­bles de los po­lí­ti­cos que ga­na­ron las elec­cio­nes, que no pue­den anun­ciar a la ciu­da­da­nía qué van a ha­cer de in­me­dia­to, co­mo si la fa­rán­du­la po­lí­ti­ca con­ti­nua­ra y el tra­ba­jo co­mo go­ber­nan­tes aún no hu­bie­ra em­pe­za­do.

Je­sús Es­tra­da Fe­rrei­ro en Cu­lia­cán ha si­do un per­so­na­je me­ti­do en la con­tro­ver­sia más que en el tra­ba­jo, cuan­do Cu­lia­cán tie­ne tan­tos y tan­tos pro­ble­mas que aten­der y no se ve que quie­ra “aga­rrar al to­ro por los cuer­nos”.

Te­ne­mos una ley nue­va que ha de­te­ni­do su pu­bli­ca­ción el go­ber­na­dor Quirino Or­daz so­bre el ma­ne­jo de re­si­duos só­li­dos, es­pe­cí­fi­ca­men­te que pre­ten­de pri­va­ti­zar to­do el te­ma de la ba­su­ra en Si­na­loa y es­ta­ble­cer un im­pues­to de 50 cen­ta­vos por bol­sa de plás­ti­co que se use por los ciu­da­da­nos, ade­más de que el par­que de ca­mio­nes re­co­lec­to­res es exi­guo, en mal es­ta­do y la ma­yor par­te de la re­co­lec­ción se ren­ta, así tam­bién co­mo el re­lleno sa­ni­ta­rio del nor­te de la ciu­dad es­tá prác­ti­ca­men­te ago­ta­do, por lo que to­do el te­ma ne­ce­si­ta un plan ur­gen­te del pre­si­den­te mu­ni­ci­pal.

Y qué de­cir del dre­na­je plu­vial y de aguas ne­gras, que re­cu­rren­te­men­te es­tá fa­llan­do por fal­ta de obras de co­lec­to­res y ca­na­les de con­duc­ción, co­mo tam­bién la sa­tu­ra­ción de la plan­ta co­no­ci­da co­mo TACSA de Ba­cu­ri­mí, que ya re­sul­ta in­su­fi­cien­te pa­ra pro­ce­sar el vo­lu­men de aguas ne­gras que pro­du­ce la ciu­dad y lan­za sin tra­tar bue­na par­te de ella a la bahía San­ta Ma­ría.

O el ca­so del pre­dial ur­bano, del que to­do mun­do sa­be que exis­te una car­te­ra ven­ci­da de 5 mil mi­llo­nes de pe­sos, la ciu­dad tie­ne 40 mil te­rre­nos bal­díos e in­fi­ni­dad de ca­sas aban­do­na­das, so­bre lo que des­de ha­ce ra­to de­bie­ra ha­ber me­di­das con­cre­tas y no an­dar hos­ti­gan­do a quie­nes so­por­tan las fi­nan­zas del pre­dial, los con­tri­bu­yen­tes res­pon­sa­bles. O tam­bién qué ha­cer an­te el ne­go­cio más gran­de que tie­ne el go­bierno del Es­ta­do en re­la­ción a to­do lo que se pa­ga en ma­te­ria de trán­si­to y trans­por­te, que re­sul­ta la ma­yor fuen­te de in­gre­sos de las fi­nan­zas es­ta­ta­les y que Cu­lia­cán apor­ta más del 40 por cien­to con su par­que vehi­cu­lar, di­ne­ro que de­bie­ra ser­vir pa­ra te­ner más ofi­cia­les de trán­si­to con me­jo­res sa­la­rios, más y me­jo­res pa­tru­llas, se­má­fo­ros, me­jo­res ca­lles, ve­ri­fi­ca­ción vehi­cu­lar (por cier­to, de un im­pues­to que no di­ce na­da co­mo el “re­fren­do” y que se em­bol­sa to­do el go­bierno es­ta­tal), vi­gi­lan­cia, con­trol de trá­fi­co, y un lar­go et­cé­te­ra.

Je­sús Es­tra­da Fe­rrei­ro ne­ce­si­ta sa­lir de ese círcu­lo de plei­tos ocio­sos y sin fin pa­ra co­lo­car­se co­mo el go­ber­nan­te de la ca­pi­tal, pa­ra desa­rro­llar la me­jor es­tra­te­gia de MO­RE­NA y no dar los tum­bos que han ve­ni­do dan­do los dipu­tados en el Con­gre­so del Es­ta­do.

Yo no creo que sea fal­ta de vo­lun­tad, ni tam­po­co fal­ta de talento, más bien pa­re­ce que se han en­re­da­do en la te­la­ra­ña de la po­li­ti­que­ría “de aquí pa´allá y de allá pa´acá”, lo cual es fa­tal pa­ra cons­truir un pro­yec­to. Cu­lia­cán los ne­ce­si­ta, buí­gan­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.