Au­men­ta in­di­ce de ro­bos

El Sol de Tlaxcala - - Calpulalpan - Ma­nuel Mo­ra­les Has­ta la pró­xi­ma.

En reite­ra­das oca­sio­nes se ha abor­da­do el te­ma de la in­se­gu­ri­dad pa­ra tra­tar de cap­tar la aten­ción de man­dos po­li­cia­cos e in­te­gran­tes del ayun­ta­mien­to, pe­ro es­to no su­ce­de, por lo que una vez más sur­ge el asun­to an­te la inconformidad de ve­ci­nos mo­les­tos por el in­cre­men­to de ro­bos a ne­go­cios es­ta­ble­ci­dos, vi­vien­das y de au­to­mó­vi­les, es­to en la ave­ni­da Juá­rez, don­de co­mer­cian­tes y ve­ci­nos re­for­za­ron en vano las me­di­das de vi­gi­lan­cia en in­mue­bles, pues no hay na­da que pue­da de­te­ner a los la­dro­nes.

IN­COM­PE­TEN­CIA

La ave­ni­da Juá­rez, en­tre las ca­lles Gui­ller­mo Va­lle y Jo­se­fa Or­tiz de Do­mín­guez, se ubi­ca a una cua­dra del jar­dín cen­tral, es de­cir en pleno cen­tro de Cal­pu­lal­pan y es una de las más tran­si­ta­das de la co­mu­na, por lo que el in­cre­men­to de ro­bos en es­te pun­to de la lo­ca­li­dad re­ve­la una cla­ra mues­tra de la in­se­gu­ri­dad que exis­te en la co­mu­na y la in­com­pe­ten­cia por par­te de la Di­rec­ción de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca.

VE­CI­NOS ROM­PEN SI­LEN­CIO

El hur­to a un es­ta­ble­ci­mien­to de cal­za­do y ro­pa de im­por­ta­ción, don­de el pro­pie­ta­rio sufrió pér­di­das por el or­den de 70 mil pe­sos, fue mo­ti­vo su­fi­cien­te pa­ra que ve­ci­nos de la ca­lle Juá­rez rom­pie­ran el si­len­cio, pues aun cuan­do se ne­ga­ron a ha­blar pú­bli­ca­men­te por te­mor a re­pre­sa­lias, sí na­rra­ron ca­sos de ro­bos que afec­ta­ron a cuan­do me­nos ocho ve­ci­nos, in­clui­do el de un jar­dín de ni­ños y de una vi­vien­da que fue atra­ca­da en cin­co oca­sio­nes, to­do es­to a lo lar­go de tan so­lo tres me­ses.

JA­RA­BE DE PI­CO

Al igual que en otras co­lo­nias y ba­rrios del ‘pue­blo de la bar­ba­coa’, de na­da sir­ve que ve­ci­nos ex­pon­gan que­jas por in­se­gu­ri­dad, pues has­ta el mo­men­to la cor­po­ra­ción po­li­cia­ca no ha in­cre­men­ta­do el ser­vi­cio de vi­gi­lan­cia pa­ra evi­tar es­te ti­po de ilí­ci­to, pe­se a que man­dos po­li­cia­cos ase­gu­ran que tra­ba­jan en di­ver­sas ac­cio­nes pa­ra in­hi­bir el de­li­to, pe­ro en reali­dad el pro­ble­ma au­men­ta ca­da día en per­jui­cio de co­mer­cian­tes y po­bla­do­res.

EQUI­PO OB­SO­LE­TO

Lo peor del asun­to es que cuan­do los afec­ta­dos so­li­ci­tan a las au­to­ri­da­des cons­ta­tar los he­chos re­gis­tra­dos en una cá­ma­ra de vi­deo­vi­gi­lan­cia que se ubi­ca en la es­qui­na de di­chas ca­lles, re­sul­ta que les in­for­man que ese apa­ra­to tie­ne va­rios años fue­ra de ser­vi­cio, por lo que so­lo es­tá de adorno.

ME­DI­DAS DE PRE­VEN­CIÓN

Re­sul­ta im­por­tan­te que au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les re­co­noz­can que la de­lin­cuen­cia re­ba­só a la po­li­cía mu­ni­ci­pal y so­li­ci­ten apo­yo a la Co­mi­sión Es­ta­tal de Se­gu­ri­dad, pa­ra em­pren­der ac­cio­nes reales que ayu­den a dis­mi­nuir el ín­di­ce de­lic­ti­vo, así co­mo do­tar de equi­po a la cor­po­ra­ción po­li­cia­ca y ca­pa­ci­tar a ele­men­tos mu­ni­ci­pa­les pa­ra que aprue­ben los exá­me­nes de con­trol y con­fian­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.