Vi­gi­la­rá Profeco la ven­ta de dis­fra­ces

El Sudcaliforniano - - Local - MAU­RI­CIO HERNáNDEZ CH.

Al apa­re­cer las ofer­tas y pro­duc­tos re­la­cio­na­dos con la ce­le­bra­ción co­no­ci­da co­mo Ha­llo­ween, la Profeco ini­cia las ins­pec­cio­nes pa­ra ga­ran­ti­zar que la ven­ta de dis­fra­ces se lle­ve a ca­bo den­tro del mar­co que es­ta­ble­cen las nor­mas ofi­cia­les.

Es­ta ce­le­bra­ción, que es de ori­gen ex­tran­je­ro, re­sul­ta ser muy po­pu­lar y con ella se ele­va la ven­ta de más­ca­ras, ma­qui­lla­jes y ob­je­tos pa­ra dis­fra­ces, los cua­les de­ben cum­plir con cier­tos re­qui­si­tos que las au­to­ri­da­des me­xi­ca­nas es­ta­ble­cen en su fa­bri­ca­ción.

Asi­mis­mo se tie­ne tam­bién la realización de fies­tas y es­to im­pli­ca que los pres­ta­do­res de ser­vi­cios lan­cen ofer­tas que en su mo­men­to tam­bién se­rán ve­ri­fi­ca­das pa­ra ga­ran­ti­zar que es­tas cum­plan con to­dos sus tér­mi­nos.

Es­to pro­vo­ca la apa­ri­ción de ador­nos y des­cuen­tos en be­bi­das, dul­ces y otros ali­men­tos, los cua­les es­ta­rán sien­do mo­ni­to­rea­dos pa­ra ga­ran­ti­zar su apli­ca­ción.

El Ha­llo­ween es una fe­cha que celebran en ma­yor pro­por­ción los adul­tos y jóvenes, sin em­bar­go, exis­te un áni­mo im­por­tan­te en­tre los me­no­res de edad, quie­nes sa­len a las ca­lles pa­ra pe­dir dul­ces en las co­lo­nias y en las dis­tin­tas plazas co­mer­cia­les.

La pro­cu­ra­du­ría vi­gi­la la ven­ta de dis­fra­ces pa­ra evi­tar la dis­tri­bu­ción de ar­tícu­los ile­ga­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.