Una re­for­ma pa­ra con­tro­lar

El Universal - - OPINIÓN - Por MA­RÍA DE LA LUZ ARRIAGA LEMUS Pro­fe­so­ra de la Fa­cul­tad de Eco­no­mía de la UNAM e in­te­gran­te del CACEPS–UNAM. caceps@gmail.com

El Ins­ti­tu­to Na­cio­nal pa­ra la Eva­lua­ción de la Edu­ca­ción, INEE, anun­ció el ini­cio de un se­mi­na­rio ti­tu­la­do “La re­for­ma edu­ca­ti­va: Avan­ces y Desafíos”. Es un even­to pú­bli­co, pe­ro ce­rra­do só­lo a sus in­vi­ta­dos. Es un even­to en el que fun­cio­na­rios de la SEP, sus in­te­lec­tua­les or­gá­ni­cos y re­pre­sen­tan­tes de la or­ga­ni­za­ción em­pre­sa­rial Me­xi­ca­nos Pri­me­ro, co­men­ta­rán so­bre el te­ma men­cio­na­do.

Más que ser un es­pa­cio pa­ra que an­te la so­cie­dad y con su par­ti­ci­pa­ción, el INEE rea­li­za­ra una ver­da­de­ra eva­lua­ción de la re­for­ma edu­ca­ti­va, pa­re­ce ser un ac­to de acom­pa­ña­mien­to a la in­ten­sa cam­pa­ña del go­bierno de Pe­ña Nie­to pa­ra mos­trar que sus re­for­mas han si­do exi­to­sas. Pe­ro tam­bién apa­re­ce co­mo una pla­ta­for­ma pa­ra dar a co­no­cer nue­vas pro­pues­tas pa­ra pro­fun­di­zar el con­trol del pro­ce­so de tra­ba­jo do­cen­te.

Dos son los cam­bios fun­da­men­ta­les que se han im­pues­to a la edu­ca­ción en Mé­xi­co y que per­mi­ten a los em­pre­sa­rios y al Es­ta­do avan­zar en la trans­for­ma­ción de la edu­ca­ción en mer­can­cía, cuan­do es un de­re­cho so­cial.

El pri­me­ro es la mo­di­fi­ca­ción del pro­ce­so de tra­ba­jo do­cen­te, y el se­gun­do las trans­for­ma­cio­nes en los con­te­ni­dos de pla­nes y pro­gra­mas, cu­yo eje es la teo­ría del ca­pi­tal hu­mano y las com­pe­ten­cias pa­ra cum­plir con exi­gen­cias de for­mar mano de obra fle­xi­ble, por eso el le­ma de “Apren­der a apren­der”.

¿Cuá­les son los cam­bios del pro­ce­so de tra­ba­jo de maes­tras y maes­tros de edu­ca­ción bá­si­ca?

1) La In­tro­duc­ción del ba­chi­lle­ra­to pe­da­gó­gi­co co­mo an­te­ce­den­te a la nor­mal, im­pac­tó en la com­po­si­ción so­cial del ma­gis­te­rio, li­mi­tan­do el ac­ce­so de hi­jos de cam­pe­si­nos y de obre­ros.

2) La Ca­rre­ra ma­gis­te­rial y los es­tí­mu­los a la pro­duc­ti­vi­dad, rom­pió el te­ji­do so­cial del ma­gis­te­rio co­mo cuer­po do­cen­te, in­tro­du­jo una fal­sa “me­ri­to­cra­cia”, ama­rran­do el desem­pe­ño a una com­pen­sa­ción mo­ne­ta­ria.

3) Con la “Alian­za por la ca­li­dad edu­ca­ti­va” en 2008, eli­mi­nan el de­re­cho a ac­ce­der a una pla­za de maes­tro a los egre­sa­dos de las nor­ma­les pú­bli­cas, el Es­ta­do de­ja de ser res­pon­sa­ble de ga­ran­ti­zar los maes­tros que una edu­ca­ción pa­ra la so­be­ra­nía na­cio­nal y la cons­truc­ción de so­cie­da­des de­mo­crá­ti­cas le obli­ga­ba por man­da­to Cons­ti­tu­cio­nal. Agu­di­zan el ata­que a las nor­ma­les ru­ra­les, mien­tras el Co­na­fe ha­bi­li­ta a 50 mil jó­ve­nes de se­cun­da­ria co­mo ins­truc­to­res co­mu­ni­ta­rios en el país, sin con­tra­tos, pa­ra aten­der a las po­bla­cio­nes más vul­ne­ra­bles.

4) Eva­lua­ción del desem­pe­ño do­cen­te pu­ni­ti­va, los de­cla­ra­dos no idó­neos son su­je­tos de des­pi­do, sin im­por­tar su an­ti­güe­dad en el pues­to de tra­ba­jo. Es uno de los ejes de la Re­for­ma edu­ca­ti­va del go­bierno del Pre­si­den­te.

5) Eli­mi­nar la ex­clu­si­vi­dad del ac­ce­so al tra­ba­jo do­cen­te en edu­ca­ción prees­co­lar y pri­ma­ria con una for­ma­ción nor­ma­lis­ta.

6) Im­po­ner un Nue­vo per­fil. Un do­cen­te pa­ra for­mar con­su­mi­do­res, pa­ra for­mar tra­ba­ja­do­res que re­quie­re el mer­ca­do la­bo­ral; un pro­fe­sor mo­derno (con ma­ne­jo de nue­vas tec­no­lo­gías), bi­lin­güe, y su­mi­so.

Preo­cu­pa que aho­ra en el se­mi­na­rio del INEE el sub­se­cre­ta­rio de Pla­nea­ción, Eva­lua­ción y Coor­di­na­ción de la SEP, Ot­to Granados, pro­pu­sie­ra am­pliar las atri­bu­cio­nes del INEE, “un or­ga­nis­mo ope­ra­ti­vo no só­lo nor­ma­ti­vo”, pa­ra ha­cer­lo una “gran agen­cia de ad­mi­nis­tra­ción de do­cen­tes”. ¿Es­ta­rán con­si­de­ran­do avan­zar en la ins­tru­men­ta­ción de una for­ma de out­sour­cing do­cen­te? Es­ta­re­mos aten­tos a los plan­tea­mien­tos que la SEP reali­ce, pues aun­que pen­se­mos que no pue­de ha­ber al­go peor que la po­lí­ti­ca edu­ca­ti­va exis­ten­te, siem­pre es­tá el ries­go de una idea “crea­ti­va” des­de los tec­nó­cra­tas de la bu­ro­cra­cia gu­ber­na­men­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.