A na­die le voy a im­po­ner lo que pien­so: Zavala

Soy res­pe­tuo­sa de las le­yes e ins­ti­tu­cio­nes, men­cio­na Se­ña­la que no uti­li­za­rá a la re­li­gión pa­ra con­ven­cer

El Universal - - NACIÓN - HO­RA­CIO JI­MÉ­NEZ En­via­do —ho­ra­cio.ji­me­nez@elu­ni­ver­sal.com.mx

Gua­da­lu­pe, NL.— Margarita Zavala hi­zo cam­pa­ña en es­ta en­ti­dad, que es uno de los estados don­de tie­ne más se­gui­do­res y don­de más fir­mas re­ca­bó. In­clu­so el ex go­ber­na­dor pa­nis­ta, Fernando Ca­na­les Cla­riond, es quien en­ca­be­za po­lí­ti­ca­men­te su es­truc­tu­ra.

Al pa­so de los días, a Margarita Zavala se le no­ta más desen­vuel­ta y con un dis­cur­so más ague­rri­do. Bus­có el vo­to de los neo­lo­ne­ses en uno de los cru­ce­ros más im­por­tan­tes de es­ta ciu­dad. Se subió a los asien­tos de un pa­ra­bús, to­mó el mi­cró­fono y des­de ahí agra­de­ció a sus vo­lun­ta­rios el apo­yo. Tam­bién re­par­tió vo­lan­tes entre los con­duc­to­res que tran­si­ta­ban por las ave­ni­das Azteca y Plu­tar­co Elías Ca­lles, y has­ta le dio tiem­po de to­mar­se una gran foto con los co­la­bo­ra­do­res que de­fen­de­rán su vo­to el pró­xi­mo 1 de ju­lio al pie del au­to­bús, el cual aún no tie­ne nom­bre.

Por la ma­ña­na, com­pa­re­ció an­te apro­xi­ma­da­men­te 300 es­tu­dian­tes de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Nue­vo León, de la Es­cue­la Li­bre de De­re­cho, de la Del Va­lle de Mé­xi­co y de la URRE. Los es­tu­dian­tes pre­gun­ta­ron li­bre­men­te, y uno de ellos, Car­los, fue quien la cues­tio­nó so­bre su re­li­gión y có­mo se­pa­rar­la de te­mas po­lé­mi­cos, co­mo el abor­to, las unio­nes gays y la le­ga­li­za­ción de la ma­rihua­na.

La ex pa­nis­ta no du­do y acep­tó que es ca­tó­li­ca y con va­lo­res cris­tia­nos, pe­ro no im­pon­drá su re­li­gión pa­ra go­ber­nar en te­mas co­mo el abor­to, ma­tri­mo­nios igua­li­ta­rios o la le­ga­li­za­ción de la ma­rihua­na.

Zavala Gó­mez del Cam­po di­jo que a na­die le va a im­po­ner lo que ella pien­sa, es im­por­tan­te que los ciu­da­da­nos se­pan lo que ca­da can­di­da­to pien­sa, agre­gó que cree en el Es­ta­do lai­co, y al ser abo­ga­da di­jo que es res­pe­tuo­sa de las le­yes y las ins­ti­tu­cio­nes.

“A na­die le voy a im­po­ner, yo no le im­pon­go a na­die, de en­tra­da por­que soy abo­ga­da, creo en las le­yes, a na­die le voy a im­po­ner lo que yo pien­so, pe­ro me pa­re­ce im­por­tan­te que se­pan lo que yo pien­so. La otra es que creo en el Es­ta­do lai­co pa­ra no im­po­ner lo que pien­sas, soy abo­ga­da y soy res­pe­tuo­sa de las le­yes y de las ins­ti­tu­cio­nes”, di­jo an­te la pregunta de un es­tu­dian­te.

Ase­gu­ró que tam­po­co uti­li­za­rá su re­li­gión pa­ra con­ven­cer a los ciu­da­da­nos de que vo­ten por ella o pa­ra afir­mar que ella es la ilu­mi­na­da que el país ne­ce­si­ta, pe­ro di­jo que al te­ner va­lo­res hu­ma­nos y re­li­gio­sos, la ha­cen mu­cho me­jor can­di­da­ta y le con­vie­ne más al pue­blo de Mé­xi­co te­ner un Pre­si­den­te que ten­ga lí­mi­tes éti­cos y ten­ga sen­ti­do de la trans­pa­ren­cia.

Llá­men­me Pre­si­den­ta. Margarita Zavala di­jo que le gus­ta­ría que le lla­ma­ran Pre­si­den­ta; ex­pli­có que ya in­ves­ti­gó y el dic­cio­na­rio de la Real Aca­de- mia de la Len­gua per­mi­te Pre­si­den­te y/o Pre­si­den­ta, y al ser la úni­ca mu­jer, de esa ma­ne­ra se dis­tin­gui­rá, ade­más de que le ha cos­ta­do mu­cho tra­ba­jo es­tar en la bo­le­ta.

Reite­ró que López Obra­dor es el ro­pa­ve­je­ro de la po­lí­ti­ca, por­que en su mo­vi­mien­to ca­ben, “des­de un de­lin­cuen­te, has­ta al­guien que opi­na to­do lo con­tra­rio”.

De­ma­go­gia. La ex pa­nis­ta ase­gu­ró que si la po­lí­ti­ca de la de­ma­go­gia ga­na, Mé­xi­co per­de­rá, y si es­te ti­po de ha­cer po­lí­ti­ca ga­na con dis­cur­sos que po­la­ri­zan y ex­clu­yen, di­vi­den y en­fren­tan, so­la­men­te se es­tá con­vir­tien­do la cam­pa­ña en un ring de agre­sio­nes.

“Si la po­lí­ti­ca de la co­rrup­ción, aban­de­ra­da con ho­nes­ti­dad, ga­na, nues­tro país pier­de, y yo quie­ro que Mé­xi­co, si la po­lí­ti­ca de la de­ma­go­gia que ge­ne­ra dis­cur­sos que po­la­ri­zan, que ex­clu­yen y que di­vi­den, que en­fren­tan y que con­vier­ten las elec­cio­nes [en] un ring de agre­sio­nes y no de so­lu­cio­nes, [si] esa de­ma­go­gia ga­na, nues­tro país pier­de”, des­cri­bió Zavala.

En es­te con­tex­to, la ex pri­me­ra da­ma se so­li­da­ri­zó y ex­pre­só sus con­do­len­cias por el ase­si­na­to de Juan Car­los An­dra­de Ma­ga­ña, al­cal­de con li­cen­cia de Ji­lotlán de los Do­lo­res, Jalisco, y can­di­da­to a la pre­si­den­cia mu­ni­ci­pal; pi­dió al Es­ta­do que to­me car­tas en el asun­to y el pro­ce­so elec­to­ral se ma­ne­je en paz.

Margarita Zavala ase­gu­ró que López Obra­dor es el ro­pa­ve­je­ro de la po­lí­ti­ca, por­que en su mo­vi­mien­to ca­ben, “des­de un de­lin­cuen­te, has­ta al­guien que opi­na to­do lo con­tra­rio”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.