In­dem­ni­za­dos, 4% de pa­cien­tes afec­ta­dos por ne­gli­gen­cia

B Co­na­med re­ci­bió 14 mil 586 que­jas de 2010 a 2017 b Ex­per­to: no se de­nun­cian 80% de ma­las prác­ti­cas mé­di­cas

El Universal - - NACIÓN - PER­LA MI­RAN­DA —jus­ti­ciay­so­cie­dad@elu­ni­ver­sal.com.mx

De 2010 a 2017, la Co­mi­sión Na­cio­nal de Ar­bi­tra­je en Mé­xi­co (Co­na­med) re­ci­bió 14 mil 586 que­jas y só­lo 4% de ellas ter­mi­na­ron en una in­dem­ni­za­ción pa­ra los pa­cien­tes o sus fa­mi­lia­res por ma­las prác­ti­cas mé­di­cas.

Del to­tal de que­jas, en 43% se lle­gó a un acuer­do con­ci­lia­to­rio, 35% no lle­ga­ron a un con­ve­nio y en 18% de los ca­sos los mé­di­cos no acep­ta­ron el pro­ce­so, por lo que el ex­pe­dien­te se ar­chi­vó.

En entrevista con EL UNI­VER­SAL, Mi­guel Án­gel Lezana, director ge­ne­ral de Di­fu­sión e In­ves­ti­ga­ción de la Co­na­med, co­men­tó que en sie­te años la ci­fra de 2 mil que­jas anua­les se ha man­te­ni­do o ha ido a la ba­ja, pe­ro no ase­gu­ra que se de­ba a una me­jor ca­li­dad en los ser­vi­cios, sino que la gen­te de­nun­cia an­te otras ins­tan­cias.

Así ocu­rrió en el ca­so del ni­ño Edward, quien pre­sun­ta­men­te fa­lle­ció por una ne­gli­gen­cia del mé­di­co Luis Al­ber­to Pé­rez: los pa­dres de­nun­cia­ron an­te una fis­ca­lía, por ese mo­ti­vo la de­pen­den­cia no ha fi­ja­do una pos­tu­ra.

“Los pa­pás de­ci­die­ron ir­se a la fis­ca­lía, no­so­tros no po­de­mos in­ter­ve­nir, no lo ha­ce­mos de ofi­cio, lo que sí po­dría­mos ha­cer es, si un juez lo so­li­ci­ta, emi­tir un dic­ta­men en al­gu­na de las par­tes, sea fis­ca­lía o de­fen­sa, no­so­tros ha­ría­mos un dic­ta­men pe­ri­cial, pe­ro de­be exis­tir una pe­ti­ción for­mal. Eso lo ha­ce­mos con re­gu­la­ri­dad, ca­da año ha­ce­mos 200 dic­tá­me­nes que so­li­ci­ta la PGR u otra pro­cu­ra­du­ría es­ta­tal”, ex­pli­có Lezana Fer­nán­dez.

La Co­na­med es un ór­gano des­con­cen­tra­do de la Se­cre­ta­ría de Sa­lud que bus­ca ofre­cer a la po­bla­ción y pro­fe­sio­na­les de la sa­lud un es­pa­cio al­ter­na­ti­vo pa­ra ven­ti­lar dudas, di­fe­ren­cias, con­tro­ver­sias o con­flic­tos que se ge­ne­ran du­ran­te los pro­ce­sos de aten­ción mé­di­ca.

Se con­si­de­ra al­ter­na­ti­vo por­que la gen­te pue­de tra­tar de re­sol­ver sus di­fe­ren­cias en un ám­bi­to ju­di­cial y la co­mi­sión só­lo es­tá fa­cul­ta­da pa­ra rea­li­zar pro­ce­sos de con­ci­lia­ción y ar­bi­tra­je mé­di­co, nun­ca po­drá en­viar a al­guien a la cár­cel o emi­tir al­gu­na sen­ten­cia.

La co­mi­sión tam­po­co pue­de obli­gar a las par­tes in­vo­lu­cra­das a par­ti­ci­par en el pro­ce­so con­ci­lia­to­rio, por ello, cuan­do bus­can a pro­fe­sio­na­les de la sa­lud pa­ra in­vi­tar­los a una pri­me­ra au­dien­cia, es­tos se pue­den ne­gar.

El fun­cio­na­rio de­ta­lló que el tiem­po de una con­ci­lia­ción es “re­la­ti­va­men­te rá­pi­do”. Cuan­do se in­gre­sa la que­ja, la de­pen­den­cia de­be no­ti­fi­car a los pro­fe­sio­na­les de la sa­lud in­vo­lu­cra­dos, a la ins­ti­tu­ción y se so­li­ci­ta que se en­víe a la Co­na­med to­da la in­for­ma­ción clí­ni­ca en su po­der, ahí se les in­vi­ta a una pri­me­ra au­dien­cia in­for­ma­ti­va, des­pués se ci­ta a las dos par­tes a una au­dien­cia de con­ci­lia­ción en la que se tra­ta de lle­gar a un acuer­do de bue­na fe, “eso tar­da al­re­de­dor de tres me­ses”.

Fernando Ávilez Tos­ta­do, pre­si­den­te de la Fun­da­ción No más ne­gli­gen­cias mé­di­cas, di­jo que en el país, ca­da ocho mi­nu­tos se su­fre de una mala práctica mé­di­ca y es­ta no siem­pre tie­ne que ver con una ci­ru­gía, “des­de que un pa­cien­te lle­ga a una clí­ni­ca y re­ci­be mal­tra­to de en­fer­me­ras o per­so­nal, eso se pue­de con­si­de­rar ne­gli­gen­cia, si se es­tá re­tra­san­do un diag­nós­ti­co del que de­pen­de la vi­da de una per­so­na”.

El ac­ti­vis­ta men­cio­nó que en Mé­xi­co 80% de las ne­gli­gen­cias no se de­nun­cian por­que la gen­te no con­fía en las ins­ti­tu­cio­nes, con­si­de­ran que es una pér­di­da de tiem­po y se pue­de con­ver­tir en al­go cos­to­so.

Acer­ca de las que­jas que lle­gan a Co­na­med, ase­gu­ró que es­te nú­me­ro ha ba­ja­do por­que la de­pen­den­cia es con­ci­lia­do­ra, “sien­ta al mé­di­co con la víc­ti­ma pa­ra tra­tar de lle­gar a un acuer­do que ca­si nun­ca tie­ne fi­nal”.

“Los pa­pás [de Edward, ni­ño afec­ta­do por ne­gli­gen­cia mé­di­ca] de­ci­die­ron ir­se a la fis­ca­lía, no­so­tros no po­de­mos in­ter­ve­nir” MI­GUEL ÁN­GEL LEZANA Director ge­ne­ral de Di­fu­sión e In­ves­ti­ga­ción de la Co­na­med

“Des­de que un pa­cien­te lle­ga a una clí­ni­ca y re­ci­be mal­tra­to de l per­so­nal, eso se pue­de con­si­de­rar ne­gli­gen­cia, si se es­tá re­tra­san­do un diag­nós­ti­co del que de­pen­de la vi­da” FERNANDO ÁVILEZ TOS­TA­DO Pre­si­den­te de No más ne­gli­gen­cias

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.