La Ju­di­ca­tu­ra me­xi­ca­na uni­da por la igual­dad

El Universal - - OPINIÓN - Por MARGARITA LUNA RAMOS Mi­nis­tra de la Su­pre­ma Cor­te de Justicia de la Na­ción. @mar­ga­ri­ta­blu­nar mblu­na@mail.scjn.gob.mx

El pa­sa­do vier­nes Gue­rre­ro se con­vir­tió en la en­ti­dad 32 en sus­cri­bir el Con­ve­nio de Ad­he­sión al Pac­to pa­ra In­tro­du­cir la Pers­pec­ti­va de Gé­ne­ro en los Ór­ga­nos de Im­par­ti­ción de Justicia. Con es­ta úl­ti­ma ad­he­sión se cum­ple la me­ta de in­te­grar ab­so­lu­ta­men­te a to­da la ju­di­ca­tu­ra me­xi­ca­na en un mis­mo pro­pó­si­to: ha­cer efec­ti­vo el prin­ci­pio de igual­dad entre hom­bres y mu­je­res y el de­re­cho a la no dis­cri­mi­na­ción.

El Con­ve­nio sur­gió en el seno de la Aso­cia­ción Me­xi­ca­na de Im­par­ti­do­res de Justicia (AMIJ), la que aglu­ti­na, ba­jo el li­de­raz­go de la Cor­te, a to­dos los tri­bu­na­les del país.

La Cor­te, cons­cien­te de la obli­ga­ción que el Es­ta­do me­xi­cano asu­mió al ra­ti­fi­car la Con­ven­ción so­bre la Eli­mi­na­ción de To­das las For­mas de Dis­cri­mi­na­ción Con­tra las Mu­je­res (CEDAW), en el sen­ti­do de eli­mi­nar las di­fe­ren­cias entre mu­je­res y hom­bres en ra­zón de se­xo o gé­ne­ro, tan­to en el ac­ce­so a la justicia co­mo en los pro­ce­sos y las re­so­lu- cio­nes ju­di­cia­les, en 2010, to­mó la ini­cia­ti­va de im­ple­men­tar el “Pac­to pa­ra In­tro­du­cir la Pers­pec­ti­va de Gé­ne­ro en los Ór­ga­nos de Im­par­ti­ción de Justicia en Mé­xi­co”, con la pre­ten­sión de que los tri­bu­na­les del país se ad­hi­rie­ran a él.

Una ta­rea ti­tá­ni­ca, tan­to por la en­ver­ga­du­ra del pro­yec­to, co­mo por la la­bor que re­pre­sen­tó la ad­he­sión de to­dos los tri­bu­na­les del país, en la que tam­bién se in­vo­lu­cra­ron go­ber­na­do­res, con­gre­sos es­ta­ta­les y de­más au­to­ri­da­des lo­ca­les. Pe­se a lo com­ple­jo que re­sul­tó ar­mo­ni­zar agen­das, la res­pues­ta fue en­tu­sias­ta y com­pro­me­ti­da por par­te de los Pre­si­den­tes de los ór­ga­nos ju­ris­dic­cio­na­les de las En­ti­da­des, y en la ma­yo­ría de los ca­sos los go­ber­na­do­res con­cu­rrie­ron a la fir­ma del Pac­to en ca­li­dad de tes­ti­gos de ho­nor.

Una es­tra­te­gia que a par­tir de 2010 nos lle­vó a re­co­rrer a lo lar­go y an­cho nues­tra Re­pú­bli­ca.

El Pac­to tie­ne co­mo pro­pó­si­to fun­da­men­tal es­ta­ble­cer los li­nea­mien­tos ge­ne­ra­les pa­ra in­tro­du­cir la pers­pec­ti­va de gé­ne­ro en nues­tra co­ti­dia­na la­bor de im­par­tir justicia y en el ám­bi­to de las po­lí­ti­cas ins­ti­tu­cio­na­les.

El pri­mer ru­bro, in­tro­du­cir la pers­pec­ti­va de gé­ne­ro, im­pli­ca una he­rra­mien­ta con la que se pre­ten­de de­tec­tar y eli­mi­nar to­das las ba­rre­ras y obs­tácu­los cul­tu­ra­les que dis­cri­mi­nan a las per­so­nas por con­di­ción de se­xo o gé­ne­ro; es de­cir, juz­gar con­si­de­ran­do la reali­dad so­cio-cul­tu­ral en que se desen­vuel­ve la mu­jer y que la co­lo­can en una si­tua­ción de des­ven­ta­ja.

En cuan­to a las po­lí­ti­cas ins­ti­tu­cio­na­les, se han adop­ta­do im­por­tan­tes me­di­das; por ejem­plo, po­dría men­cio­nar­se la ca­pa­ci­ta­ción, co­mo una vía prio­ri­ta­ria pa­ra ac­ce­der a tra­vés de una óp­ti­ma for­ma­ción pro­fe­sio­nal a más y me­jo­res opor­tu­ni­da­des de as­cen­so; las sa­las de lac­tan­cia pa­ra ma­dres tra­ba­ja­do­ras, la li­cen­cia de pa­ter­ni­dad en or­den a co­rres­pon­sa­bi­li­zar a los pa­dres en la edu­ca­ción de sus hi­jos y la re­cien­te no­ti­cia da­da a co­no­cer por el mi­nis­tro Luis Ma­ría Aguilar Mo­ra­les, pre­si­den­te de la Cor­te, de la rea­li­za­ción de un con­cur­so pa­ra ac­ce­der a la ca­te­go­ría de Juez de Dis­tri­to, al que se con­vo­ca­rá só­lo a mu­je­res.

Co­mo me­ca­nis­mo pa­ra dar se­gui­mien­to y eva­lua­ción de la apli­ca­ción de los re­fe­ri­dos li­nea­mien­tos, el Pac­to pre­vió la crea­ción de Co­mi­tés Es­ta­ta­les de Se­gui­mien­to y Eva­lua­ción, por lo que tam­bién re­sul­tó una ta­rea prio­ri­ta­ria la ins­ta­la­ción de es­tos Co­mi­tés en ca­da Es­ta­do que sus­cri­bía el Pac­to, los que en la actualidad se en­cuen­tran tra­ba­jan­do ac­ti­va­men­te.

Con igual pro­pó­si­to se creó el Co­mi­té de Se­gui­mien­to y Eva­lua­ción, in­te­gra­do por re­pre­sen­tan­tes de los tri­bu­na­les del país; un in­va­lua­ble es­pa­cio abier­to a su par­ti­ci­pa­ción al que im­pri­mi­mos un en­fo­que prác­ti­co a tra­vés de ac­ti­vi­da­des co­mo el aná­li­sis de sen­ten­cias, que fa­vo­re­ce el in­ter­cam­bio de opi­nio­nes, ex­pe­rien­cias y bue­nas prác­ti­cas que per­mi­tan in­tro­du­cir la pers­pec­ti­va de gé­ne­ro en la la­bor ju­ris­dic­cio­nal, a tra­vés de un mé­to­do que per­mi­te a las mu­je­res ac­ce­so a la justicia en un equi­li­brio pro­ce­sal li­bre de pre­jui­cios y es­te­reo­ti­pos. Es­to, con el ob­je­to de as­pi­rar a un Mé­xi­co más igua­li­ta­rio y, por tan­to, más jus­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.