EU: Ru­sia pu­do al­te­rar prue­bas de ata­que

Lo acu­sa de blo­quear in­ves­ti­ga­ción de la OPAQ en Du­ma Mos­cú nie­ga se­ña­la­mien­tos; con­fian­za en Oc­ci­den­te, se pier­de, di­ce

El Universal - - MUNDO -

Da­mas­co/La Ha­ya.— Estados Unidos acu­só ayer a Ru­sia de blo­quear a los ins­pec­to­res in­ter­na­cio­na­les el ac­ce­so a Du­ma, don­de se re­gis­tró el pre­sun­to ata­que con gas ve­ne­no­so en Si­ria el pa­sa­do 7 de abril, y de­nun­ció que ru­sos o si­rios po­drían ha­ber al­te­ra­do las evi­den­cias en el lu­gar del he­cho. Sin em­bar­go, Mos­cú ne­gó ta­jan­te­men­te ha­ber ma­ni­pu­la­do el si­tio.

A pe­sar de los se­ña­la­mien­tos, el pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se, Do­nald Trump, fre­nó el plan de su ad­mi­nis­tra­ción pa­ra cas­ti­gar con san­cio­nes eco­nó­mi­cas a Ru­sia por su apo­yo al go­bierno si­rio de Bas­har al-As­sad.

El dia­rio The Was­hing­ton Post, que ci­ta a fun­cio­na­rios es­ta­dou­ni­den­ses, afir­mó que es “po­co po­si­ble” que Trump apro­ba­ra ayer las san­cio­nes con­tra Ru­sia, pues­to que no se ha pro­du­ci­do nin­gún ti­po de pro­vo­ca­ción por par­te del Kremlin y, por ello, el Eje­cu­ti­vo de­ter­mi­nó que la es­tra­te­gia ac­tual es “es­pe­rar”.

Sin em­bar­go, las acu­sa­cio­nes con­ti­nua­ron y Ken Ward, em­ba­ja­dor de Estados Unidos an­te la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal pa­ra la Prohi­bi­ción de las Ar­mas Quí­mi­cas (OPAQ) co­men­tó que Ru­sia pu­do ha­ber vi­si­ta­do el si­tio del pre­sun­to ata­que quí­mi­co en Du­ma y ha­bría “fal­si­fi­ca­do” las prue­bas. “Te­me­mos que lo ha­yan ma­ni­pu­la­do pa­ra obs­ta­cu­li­zar los es­fuer­zos de la mi­sión de in­ves­ti­ga­ción de la OPAQ pa­ra lle­var una in­da­ga­to­ria efi­caz”, di­jo.

La OPAQ ase­gu­ró que sus ex­per­tos no han po­di­do ac­ce­der aún a Du­ma por “cues­tio­nes de se­gu­ri­dad”, ale­ga­das por Ru­sia y Si­ria. El director de la or­ga­ni­za­ción, Ah­met Üzüm­cü, ex­pli­có que el equi­po de in­ves­ti­ga­do­res que lle­gó a Da­mas­co el pa­sa­do sá­ba­do, re­ci­bió una ofer­ta por par­te de las au­to­ri­da­des si­rias pa­ra tras­la­dar a Da­mas­co a un to­tal de 22 su­pues­tos tes­ti­gos del lu­gar don­de se de­nun­ció un pre­sun­to ata­que quí­mi­co por par­te del ré­gi­men de Bas­har al-As­sad.

El go­bierno ru­so ne­gó las acu­sa­cio­nes y cul­pó por las de­mo­ras en la in­ves­ti­ga­ción a los ata­ques con mi­si­les li­de­ra­dos por Estados Unidos so­bre Si­ria el sá­ba­do.

Un fun­cio­na­rio ru­so, Igor Ki­ri­llov, ex­pli­có que la OPAQ ten­drá “se­gu­ri­dad” pa­ra co­men­zar la in­ves­ti­ga­ción el pró­xi­mo miér­co­les, des­pués de que se ha­ya ter­mi­na­do de limpiar la ca­rre­te­ra de Da­mas­co a Du­ma de las mi­nas plan­ta­das por los “te­rro­ris­tas”.

El mi­nis­tro ru­so de Asun­tos Ex­te­rio­res, Ser­guéi La­vrov, ne­gó que su país im­pi­da el ac­ce­so a los ex­per­tos de la OPAQ a Du­ma, así co­mo las acu­sa­cio­nes de que Mos­cú ha “ma­ni­pu­la­do” las prue­bas del su­pues­to ata­que quí­mi­co.

In­sis­tió en que las au­to­ri­da­des ru­sas tie­nen “evi­den­cias cla­ras” de que no hu­bo tal agre­sión y acu­só a los ser­vi­cios de in­te­li­gen­cia bri­tá­ni­cos de “ma­ni­pu­lar” lo ocu­rri­do pa­ra “pre­pa­rar el te­rreno” al bom­bar­deo con­jun­to de EU, Reino Uni­do y Fran­cia.

La­vrov señaló que “los úl­ti­mos res­tos de con­fian­za” entre su país y Oc­ci­den­te se es­tán per­dien­do por el bom­bar­deo, ya que Oc­ci­den­te ac­túa con “una ló­gi­ca muy ex­tra­ña”. Tan­to en el ca­so del en­ve­ne­na­mien­to del ex es­pía ru­so Ser­guei Skri­pal co­mo en Si­ria, pri­me­ro se to­man re­pre­sa­lias y des­pués se bus­can prue­bas, ase­gu­ró.

En me­dio de la ten­sión, Estados Unidos se pre­pa­ra pa­ra in­cre­men­tar la pre­sión so­bre Ru­sia con nue­vas san­cio­nes eco­nó­mi­cas. Al­gu­nos paí­ses eu­ro­peos ame­na­za­ron con me­di­das si­mi­la­res.

En tan­to, la pri­me­ra mi­nis­tra bri- tá­ni­ca The­re­sa May y el pre­si­den­te fran­cés Em­ma­nuel Ma­cron en­fren­ta­ron crí­ti­cas de opo­nen­tes po­lí­ti­cos por for­mar par­te de los ata­ques.

El pre­si­den­te fran­cés, Em­ma­nuel Ma­cron, afir­mó que su país y Estados Unidos tie­nen “un ob­je­ti­vo militar, y uno só­lo: la gue­rra con­tra” el Es­ta­do Is­lá­mi­co.

“La Ca­sa Blan­ca es­tá en lo co­rrec­to al re­cor­dar que la in­ter­ven­ción militar es con­tra el EI, y se ter­mi­na­rá el día en el que con­clu­ya la gue­rra con­tra el EI. Fran­cia tie­ne la mis­ma po­si­ción”, pre­ci­só Ma­cron.

May de­fen­dió an­te el Par­la­men­to la le­ga­li­dad del ata­que con­jun­to, al afir­mar que hay “evi­den­cias con­vin­cen­tes” so­bre el uso de ar­mas quí­mi­cas en Du­ma y era ne­ce­sa­rio ac­tuar por mo­ti­vos hu­ma­ni­ta­rios. El lí­der de la opo­si­ción, el la­bo­ris­ta Je­remy Corbyn, di­jo que la ac­ción coor­di­na­da entre Was­hing­ton, Lon­dres y Pa­rís fue “le­gal­men­te cues­tio­na­ble”.

“La Ca­sa Blan­ca es­tá en lo co­rrec­to al re­cor­dar que la in­ter­ven­ción militar [en Si­ria] es con­tra el EI, y se ter­mi­na­rá el día en el que con­clu­ya la gue­rra” EM­MA­NUEL MA­CRON Pre­si­den­te de Fran­cia

Ma­ni­fes­tan­tes pro­tes­ta­ron ayer con­tra el bom­bar­deo en Si­ria, afue­ra de la se­de del Par­la­men­to, en Lon­dres, Reino Uni­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.