Si­ria, “cu­na” de ar­mas quí­mi­cas

El Universal - - MUNDO - PA­TRI­CIA SAN JUAN

bbb Los ata­ques con ar­mas quí­mi­cas en con­flic­tos ar­ma­dos tie­nen una his­to­ria de más de 2 mil 200 años, y fue pre­ci­sa­men­te en el te­rri­to­rio de lo que hoy co­no­ce­mos co­mo Si­ria don­de es­tá do­cu­men­ta­do el pri­me­ro de ellos.

Fue en el año 256 a.C., cuan­do se uti­li­zó al­qui­trán y azu­fre du­ran­te el si­tio pa­ra to­mar la ciu­dad de Du­ra Eu­ro­pos, se­gún ci­ta la in­ves­ti­ga­ción “Cien­to un años des­pués de un hi­to: las ar­mas quí­mi­cas y la pri­me­ra gue­rra mun­dial”.

Has­ta el si­glo XVI se re­gis­tra­ron bom­bas que con­te­nían al­ca­loi­des de be­lla­do­na, que pa­ra­li­zan los múscu­los y au­men­tan la fre­cuen­cia car­dia­ca. Eso pro­pi­ció que en 1675 se fir­ma­ra el pri­mer acuer­do que prohi­bía el uso de ele­men­tos tó­xi­cos y en la Con­ven­ción de Bru­se­las de 1874 se prohi­bie­ron ve­ne­nos que cau­sa­ran “su­fri­mien­to in­ne­ce­sa­rio”.

En 1899 y en 1907, La Ha­ya fir­mó con­ve­nios en los que se ve­ta­ban los ga­ses as­fi­xian­tes. Es­tos tra­ta­dos fue­ron to­ma­dos co­mo re­co­men­da­cio­nes pa­ra las na­cio­nes que pu­die­ran es­tar en gue­rra, se­gún la En­ci­clo­pe­dia Bri­tá­ni­ca.

Sin em­bar­go, du­ran­te la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial (1914) se in­cre­men­tó su uso, lo que ori­lló a las tro­pas a uti­li­zar más­ca­ras an­ti­gas que pro­te­gían de los efec­tos de los ata­ques con gas clo­ro.

A fi­na­les de 1915 las tro­pas ale­ma­nas uti­li­za­ron fos­geno, seis ve­ces más fuer­te que el gas clo­ro, que al ser in­ha­la­do pro­vo­ca la muer­te.

En 1933 la Con­ven­ción de Gi­ne­bra prohi­bió de nue­vo su uso, ma­nu­fac­tu­ra y desa­rro­llo de es­tos pro­duc­tos, pe­ro al ini­ciar la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial (1939) fue ig­no­ra­da.

Du­ran­te la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial, los na­zis usa­ron el gas Zyc­klon B en los cam­pos de con­cen­tra­ción pa­ra lle­var a ca­bo ma­tan­zas ma­si­vas. Al fi­na­li­zar la gue­rra las in­ves­ti­ga­cio­nes ale­ma­nas fue­ron re­to­ma­das por cien­tí­fi­cos es­ta­dou­ni­den­ses, quie­nes uti­li­za­ron Na­palm, el agen­te na­ran­ja y fós­fo­ro blan­co du­ran­te la gue­rra de Viet­nam.

La Con­ven­ción In­ter­na­cio­nal de Ar­mas Quí­mi­cas, de 1997, prohi­bió el uso de esos ga­ses. Sin em­bar­go, su uso más re­cien­te ha si­do en la gue­rra ci­vil en Si­ria, don­de se tie­ne do­cu­men­ta­do el uso de gas clo­ro y sa­rín con­tra la po­bla­ción ci­vil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.