Cu­ba ade­lan­ta ini­cio de Asam­blea Na­cio­nal

B En ella se ele­gi­rá al su­ce­sor del pre­si­den­te Raúl Castro b Pre­vén cam­bio ge­ne­ra­cio­nal en el go­bierno de la is­la

El Universal - - MUNDO -

“Aun­que soy cu­bano, quie­ro ser igual a Messi”

La Ha­ba­na.— Cu­ba anun­ció ayer que la se­sión de la Asam­blea Na­cio­nal en la que se­rá se­lec­cio­na­do un nue­vo pre­si­den­te pa­ra su­ce­der a Raúl Castro, se­rá ade­lan­ta­da pa­ra el miér­co­les y du­ra­rá dos días.

Los nue­vos miem­bros de la Asam­blea Na­cio­nal del Po­der Po­pu­lar, ele­gi­dos en mar­zo, te­nían pre­vis­to ce­le­brar la se­sión cons­ti­tu­ti­va el jue­ves, pe­ro aho­ra lo ha­rán des­de el miér­co­les a las 9:00 ho­ra lo­cal (10:00 tiem­po de Mé­xi­co).

“Es­ta de­ci­sión se adop­ta pa­ra fa­ci­li­tar el desa­rro­llo de los pa­sos que requiere una se­sión de tal tras­cen­den­cia”, di­jo la Asam­blea Na­cio­nal en su si­tio de in­ter­net.

La se­sión con­clui­rá el jue­ves, un día de im­por­tan­cia sim­bó­li­ca de­bi­do a que mar­ca el aniver­sa­rio de la de­rro­ta del in­ten­to de in­va­sión en Bahía de Co­chi­nos, ocu­rri­da en 1961.

Castro, de 86 años, ha di­cho que re­nun­cia­rá co­mo pre­si­den­te en la pró­xi­ma se­sión de la Asam­blea, lue­go de com­ple­tar dos man­da­tos su­ce­si­vos de cin­co años ca­da uno. El can­di­da­to más vi­si­ble pa­ra su­ce­der­lo es el pri­mer vi­ce­pre­si­den­te Mi­guel Díaz-Ca­nel, de 57 años.

Díaz-Ca­nel se­ría el pri­mer pre­si­den­te des­de la Re­vo­lu­ción Cu­ba­na de 1959 que na­ció des­pués de la lle­ga­da al po­der de Fi­del Castro.

“Co­mo pun­to cul­mi­nan­te del ac­tual pro­ce­so de elec­cio­nes ge­ne­ra­les, en el que el pue­blo eli­gió di­rec­ta y de­mo­crá­ti­ca­men­te a sus re­pre­sen­tan­tes, que­da­rá con­for­ma­da la nue­va Asam­blea Na­cio­nal, la cual se­rá fiel a los prin­ci­pios so­cia­lis­tas que de­fen­de­mos, ba­sa­dos en la uni­dad, la igual­dad y la con­ti­nui­dad de nues­tro pro­ce­so his­tó­ri­co”, di­jo la Asam­blea en un co­mu­ni­ca­do di­vul­ga­do en su pá­gi­na web.

Raúl Castro, quien asu­mió for­mal­men­te la pre­si­den­cia ha­ce 10 años de ma­nos de su her­mano Fi­del, se­gui­rá sien­do el je­fe del Par­ti­do Co­mu­nis­ta, el úni­co par­ti­do po­lí­ti­co de Cu­ba.

La Asam­blea es­tá ex­hor­tan­do a los cu­ba­nos a usar la eti­que­ta #So­mo­sCon­ti­nui­dad y #Po­rCu­ba en las re­des so­cia­les du­ran­te los dos días que du­ra­rá su reunión.

La se­sión se ce­le­bra­rá en el Pa­la­cio de Con­ven­cio­nes, di­jo la Asam­blea Na­cio­nal, en lu­gar de ha­cer­la en su nue­va se­de, el Ca­pi­to­lio, que es­tá en la fa­se fi­nal de res­tau­ra­ción.

Con­fía AI en diá­lo­go. Am­nis­tía In­ter­na­cio­nal (AI) con­fió en que la lle­ga­da de un nue­vo li­de­raz­go a Cu­ba abri­rá es­pa­cios de diá­lo­go, un pri­mer pa­so pa­ra re­sol­ver res­tric­cio­nes so­bre li­ber­tad de ex­pre­sión y aso­cia­ción en la is­la que re­per­cu­ti­rán en otras áreas de los de­re­chos hu­ma­nos.

“Si se pue­den re­sol­ver las res­tric­cio­nes que he­mos vis­to, por más de 50 años, so­bre li­ber­tad de ex­pre­sión y aso­cia­ción, ve­re­mos avan­ces en otras áreas de de­re­chos hu­ma­nos”, ex­pli­có en entrevista con Efe Loui­se Ti­llot­son, in­ves­ti­ga­do­ra pa­ra el Ca­ri­be de Am­nis­tía In­ter­na­cio­nal.

La in­ves­ti­ga­do­ra señaló que AI tie­ne “la es­pe­ran­za de que es­te cam­bio en el li­de­raz­go de Cu­ba, sig­ni­fi­ca­ti­vo a ni­vel sim­bó­li­co e his­tó­ri­co, sea una opor­tu­ni­dad pa­ra am­pli­fi­car el diá­lo­go entre to­das las vo­ces”.

Ca­li­fi­có la tran­si­ción co­mo “una opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca” pa­ra trans- for­mar en un diá­lo­go lo que ha si­do tra­di­cio­nal­men­te una con­fron­ta­ción y re­cor­dó que la ONG que re­pre­sen­ta tie­ne más de 50 años do­cu­men­tan­do res­tric­cio­nes a la li­ber­tad de ex­pre­sión en la is­la, las cua­les han ido cam­bian­do.

Señaló que Cu­ba es uno de los po­cos paí­ses en los que no se pue­de rea­li­zar ac­ti­vis­mo o tra­ba­jo en de­re­chos hu­ma­nos, al tiem­po que re­co­no­ció que en los úl­ti­mos años Am­nis­tía In­ter­na­cio­nal ha vis­to “cier­ta aper­tu­ra” y “al­gu­nos cam­bios”, pe­ro “es di­fí­cil sa­ber si son es­truc­tu­ra­les”. yos de Man­tua, el en­cla­ve más oc­ci­den­tal de la is­la de Cu­ba.

Si esa ru­ta no le re­sul­ta exi­to­sa, él sa­be que, siem­pre y cuan­do sea un buen es­tu­dian­te, po­drá ir a la uni­ver­si­dad y as­pi­rar a ser mé­di­co.

El pe­que­ño Lá­za­ro vi­ve en un país lleno de contradicciones, entre ca­ren­cias —que no le per­mi­ten te­ner zapatos de fut­bol— y la po­si­bi­li­dad de te­ner edu­ca­ción y ser­vi­cio mé­di­co gra­tui­tos.

Su ba­rrio es se­gu­ro y pue­de ju­gar por sus ca­lles sin te­mor a bro­tes de vio­len­cia; no tie­ne un ce­lu­lar de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción, pe­ro si su­frie­ra de una en­fer­me­dad gra­ve los mé­di­cos cu­ba­nos ha­rían to­do lo po­si­ble pa­ra sal­var­lo y no le cos­ta­ría.

Lo que su­ce­da el miér­co­les re­pre­sen­ta­rá un hi­to, que de­ja­rá a Cu­ba sin la pre­sen­cia de un Castro Ruz ni de nin­gún di­ri­gen­te de la lla­ma­da ge­ne­ra­ción his­tó­ri­ca en la pre­si­den­cia del país. To­da la is­la es­tá a la ex­pec­ta­ti­va de qué ocu­rri­rá, in­clu­yen­do Arro­yos de Man­tua, un pue­blo de 3 mil 500 ha­bi­tan­tes.

Aquí, los re­si­den­tes es­pe­ran que el re­le­vo ge­ne­ra­cio­nal les trai­ga desa­rro­llo y con­fían en la es­ta­bi­li­dad.

“Al cam­bio ge­ne­ra­cio­nal yo no le ten­go mie­do por­que la ba­se es­tá crea­da des­de el prin­ci­pio de la Re­vo­lu­ción (...) Avan­zan­do so­bre esas lí­neas no va­mos a te­ner pér­di­da, el ca­mino es­tá cla­ri­to, cla­ri­to”, di­jo Graciliano Gar­cía Escandel, un pes­ca­dor de 76 años, que só­lo pi­de bar­cos mo­der­nos,

¿Có­mo qui­sie­ras que fue­ra Cu­ba en un fu­tu­ro?, se le pre­gun­tó al pe­que­ño Lá­za­ro.

“Me gus­ta­ría que Cu­ba si­guie­ra sien­do li­bre y so­be­ra­na”, re­ma­tó con una se­rie­dad ines­pe­ra­da.

“Yo qui­sie­ra que el pue­blo si­guie­ra pro­gre­san­do, con bar­cos mo­der­nos, que exis­tan las con­di­cio­nes pa­ra que los pes­ca­do­res pue­dan vi­vir me­jor” GRACILIANO GAR­CÍA ESCANDEL Pes­ca­dor cu­bano

Dos per­so­nas ca­mi­nan en la Ha­ba­na, jun­to a un lien­zo con la ima­gen del lí­der de la Re­vo­lu­ción Fi­del Castro, a po­cos días de que se dé el cam­bio pre­si­den­cial en la is­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.