El tro­feo Per­fec­ción en ca­da pie­za

• • He­cho en pla­ta .925 Al­to: 60 cm (48 cm sin ador­nos) 9.6 cm 21.4 cm 2.9 ki­lo­gra­mos (aprox) El tro­feo, he­cho con pla­ta me­xi­ca­na .925, es­tá ins­pi­ra­do en el sim­bo­lis­mo y la iden­ti­dad na­cio­nal

Equestrian Life Style - - Pleasures - Por Dia­na Salado · fo­tos: Na­ta­lia Gaia

Di­se­ño, es­ti­lo, ca­li­dad, pe­ro so­bre to­do pa­sión por la or­fe­bre­ría y la jo­ye­ría me­xi­ca­na es lo que dis­tin­gue a TANE, mar­ca en­car­ga­da de fa­bri­car el tro­feo de la Fór­mu­la 1 Gran Pre­mio de Mé­xi­co 2017, que se lle­va­rá a ca­bo del 27 al 29 de oc­tu­bre en la CDMX.

Ri­car­do Do­min­go, di­rec­tor crea­ti­vo de TANE y uno de los me­jo­res jo­ye­ros de Mé­xi­co y el mun­do, ex­pli­có a Equestrian en el ta­ller de la mar­ca el ofi­cio del or­fe­bre, hom­bres cu­yas manos tra­ba­jan ar­te­sa­nal­men­te con pla­ta y lo­gran pie­zas úni­cas y her­mo­sas.

El tro­feo que re­ci­bi­rá el pi­lo­to ga­na­dor del cir­cui­to me­xi­cano es­tá ins­pi­ra­do en el sim­bo­lis­mo y la iden­ti­dad na­cio­nal. Una pie­za crea­da en pla­ta .925 y ob­si­dia­na. Es­te vi­drio vol­cá­ni­co –de vi­tal im­por­tan­cia en las cul­tu­ras y ri­tua­les de Me­soa­mé­ri­ca– se uti­li­zó para for­mar la ba­se del tro­feo y re­pre­sen­tar la dis­ci­pli­na, la pre­pa­ra­ción y la cons­tan­cia.

La par­te su­pe­rior de la pie­za con­tie­ne tres lá­mi­nas de ca­da la­do ela­bo­ra­das en pla­ta en for­ma de alas que sim­bo­li­zan el águi­la, for­ta­le­za, fuego y ve­lo­ci­dad, que re­pre­sen­ta el cá­liz triun­fal con nues­tra ban­de­ra me­xi­ca­na. El cen­tro de la par­te al­ta es­tá he­cho en pla­ta ver­meil (pla­ta fun­di­da con oro). Fi­nal­men­te, la pie­za, al co­lo­car­la de ma­ne­ra ho­ri­zon­tal, da un as­pec­to de es­ca­pe de los au­tos de F1.

PA­SO A PA­SO

El tro­feo de la Fór­mu­la 1, al igual que to­das la pie­zas que se rea­li­zan en TANE, pa­só por un pro­ce­so en el ta­ller. Pri­me­ro se fun­de la pla­ta y por se­pa­ra­do se ob­tie­ne la ob­si­dia­na.

Para lo­grar la ba­se, el re­cha­za­dor le da for­ma con ayu­da de una pa­lan­ca y un mol­de de ace­ro que se ca­lien­ta y se gi­ra para dar­le el con­torno y el do­blez ne­ce­sa­rio. Pos­te­rior­men­te, con ayu­da de mar­ti­llos, se tra­ba­jan las lá­mi­nas de pla­ta que cu­bri­rán la ba­se; los or­fe­bres mol­dean y pu­len el ma­te­rial has­ta que que­de de la for­ma pla­nea­da.

An­tes de la en­tre­ga, pa­sa por con­trol de ca­li­dad para ve­ri­fi­car que la pie­za es­té per­fec­ta para el clien­te.

En el ta­ller de TANE la­bo­ran apro­xi­ma­da­men­te 40 per­so­nas, ex­per­tos en el ma­ne­jo de los ma­te­ria­les y quie­nes lo­gran, con su ex­pe­rien­cia y pre­ci­sión, que las pie­zas que­den per­fec­tas y bri­llan­tes; cua­li­da­des que un pi­lo­to de F1 tam­bién ne­ce­si­ta para co­ro­nar­se cam­peón en una com­pe­ten­cia.

Pri­mer Lu­gar Ri­car­do Do­min­go, di­rec­tor crea­ti­vo de TANE, po­sa jun­to al tro­feo y los mol­des con los que se hi­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.