Be­bi­das

Con una al­ta com­ple­ji­dad sen­so­rial, el whisky es uno de los des­ti­la­dos más apre­cia­dos pa­ra be­ber­se so­lo.

Equestrian Life Style - - Contenido - Por Dia­na Sa­la­do

¿Sin­gle malt o blen­ded whisky? Una de­ci­sión que de­pen­de del pa­la­dar.

Cuan­do ha­bla­mos de whisky, el es­co­cés es el de ma­yor tra­di­ción y re­nom­bre en el mun­do. El scotch es ela­bo­ra­do con ce­ba­da de mal­ta o ce­rea­les con un en­ve­je­ci­mien­to mí­ni­mo de tres años en ba­rri­cas de ro­ble ame­ri­cano, dan­do un co­lor do­ra­do y cre­mo­sos sa­bo­res de vai­ni­lla y ro­ble; o ba­rri­les de ro­ble eu­ro­peos que so­lían con­te­ner je­rez, que apor­tan una ri­ca dul­zu­ra afru­ta­da con un co­lor ro­jo ám­bar.

Ade­más de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, un ver­da­de­ro whisky es­co­cés de­be te­ner un mí­ni­mo de 40% de al­cohol en la mez­cla y li­bre de sus­tan­cias co­mo co­lo­ran­tes o sa­bo­ri­zan­tes, es­to cum­plien­do con las nor­mas de la Or­den del Whisky Es­co­cés.

Hay dos ti­pos prin­ci­pal­men­te: el es­co­cés de mal­ta sim­ple o de grano úni­co, és­te he­cho en una so­la des­ti­le­ría de ce­ba­da mal­tea­da y otros gra­nos; y el blen­ded.

El whisky pu­ro de mal­ta o sin­gle malt whisky es una be­bi­da al­cohó­li­ca pro­du­ci­da en una úni­ca des­ti­le­ría (por eso “pu­ro” o “sin­gle”) y se des­ti­la ex­clu­si­va­men­te a par­tir de la fer­men­ta­ción de un ce­real mal­tea­do, usual­men­te la ce­ba­da.

Por otro la­do, el whisky es­co­cés blen­ded equi­li­bra los sa­bo­res de di­fe­ren­tes mal­tas in­di­vi­dua­les y whis­kies de grano que pue­den pro­ve­nir de di­fe­ren­tes des­ti­le­rías.

El de grano es­tá ela­bo­ra­do con al me­nos un ti­po de grano dis­tin­to a la ce­ba­da, por ejem­plo, tri­go, maíz o cen­teno, el cual se des­ti­la tí­pi­ca­men­te en un alam­bi­que de co­lum­na, tam­bién co­no­ci­da co­mo pa­ten­te o alam­bi­que de Cof­fey, lo que le da un sa­bor más li­ge­ro y me­nos com­ple­jo que el whisky de mal­ta, que se pro­du­ce en un alam­bi­que de pe­ra de co­bre.

Pa­ra lo­grar un sa­bor úni­co y con gran ca­li­dad, las des­ti­le­rías han mez­cla­do su whisky de mal­ta jo­ven y fuer­te con los whis­kies sua­ves de grano; el re­sul­ta­do, de­li­cias al pa­la­dar, con sua­vi­dad y cre­mo­si­dad.

En re­su­men, to­dos los whis­kies es­co­ce­ses es­tán he­chos de só­lo tres in­gre­dien­tes: ce­rea­les, agua y le­va­du­ra; pe­ro es a par­tir de esos in­gre­dien­tes na­tu­ra­les y el pro­ce­so de des­ti­la­ción que se desa­rro­lla una com­ple­ji­dad de sa­bo­res y tex­tu­ras. En­ton­ces, el pro­ce­so de des­ti­la­ción es el mis­mo, só­lo cam­bian los sa­bo­res, por eso si le pre­gun­tan qué pre­fie­re, sin­gle malt o blen­ded, de­pen­de­rá ex­clu­si­va­men­te de su pa­la­dar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.