Los len­tes

Esquire Big Black Book (México) - - Los Esenciales -

Em­pe­za­mos con un di­le­ma clá­si­co: có­mo y dón­de guar­dar los len­tes de ma­ne­ra que es­tén fue­ra de la vis­ta y de las ma­nos. Siem­pre hay un bol­si­llo en el pan­ta­lón, pe­ro usar­lo pa­ra es­te fin con­lle­va el ries­go de un abul­ta­mien­to an­ti­es­té­ti­co. Siem­pre hay un ma­le­tín o una bol­sa, pe­ro al­gu­nos pre­fe­ri­mos via­jar li­ge­ros. Es el di­le­ma eterno y Per­sol fue uno de los pri­me­ros en dar­se cuen­ta de que al ha­cer len­tes ple­ga­bles, un hom­bre pue­de do­blar­los, echar­los en el bol­si­llo del sa­co y ol­vi­dar­se de ellos. Los Per­sol 714, co­mo se les co­no­ció des­de su lan­za­mien­to en la dé­ca­da de 1960, se con­vir­tie­ron rá­pi­da­men­te en un si­nó­ni­mo de Ste­ve McQueen, quien los usó en The Tho­mas Crown Af­fair. Per­sol aho­ra los re­lan­zó con mar­cos más cla­ros y un per­fil más del­ga­do, lo cual se ade­cua a es­ta épo­ca y los ha­ce más apro­pia­dos pa­ra el mun­do en que vi­vi­mos.

Len­tes pa­ra sol Per­sol en ca­rey ( 330 dó­la­res); sun­glass­hut. com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.