Pa­ra Pa­pás Es­qui­re

Na­da co­mo dis­fru­tar con tu papá o tus hi­jos, re­ser­va el fin de se­ma­na pa­ra es­tas ac­ti­vi­da­des.

Esquire (México) - - En­tra­da - Por: Ce­ci­lia de Ma­ria y Cam­pos

1. Ba­lle­nas - La Paz

Las cá­li­das aguas de Ba­ja Ca­li­for­nia son un lu­gar atrac­ti­vo pa­ra la ba­lle­na gris, que gus­ta pa­sar una tem­po­ra­da en las cos­tas de nues­tro país en bus­ca de apa­rea­mien­to o pa­ra te­ner a sus crías. Pre­sen­ciar al se­gun­do ma­mí­fe­ro más gran­de del mun­do mien­tras brin­ca y ju­gue­tea con su ma­jes­tuo­sa co­la, es al­go que se tie­ne que ha­cer an­tes de mo­rir. Así que pue­des em­bar­car des­de La Paz y di­ri­gir­te mar aden­tro en la bús­que­da de es­tos gi­gan­tes del océano que lle­gan a me­dir has­ta 16 me­tros y pe­sar 35 to­ne­la­das y, con un po­co de suer­te, po­drás ver a aque­llas in­tré­pi­das que se acer­can a los bar­cos a sa­lu­dar o a ro­ciar a los tu­ris­tas. Así que lán­za­te y sé tes­ti­go de la vi­si­ta de es­tos se­res que via­jan 16,000 ki­ló­me­tros des­de el Círcu­lo Po­lar Ár­ti­co has­ta la Bahía de La Paz, don­de tam­bién es po­si­ble en­con­trar­se con una que otra ba­lle­na azul, ba­lle­na jo­ro­ba­da, ba­lle­na pi­lo­to y ti­bu­rón ba­lle­na.

2. Ve­leo - Ri­vie­ra Na­ya­rit

Pa­ra quie­nes aman las olas y las emo­cio­nes fuer­tes, na­da co­mo ir a des­li­zar­se en el me­jor lu­gar del Océano Pa­cí­fi­co pa­ra prac­ti­car el ve­leo de­por­ti­vo: la Ri­vie­ra Na­ya­rit. Lle­va a tu pa­pá a dis­fru­tar de los atar­de­ce­res del pa­raí­so náu­ti­co que es la Bahía de Ban­de­ras y don­de po­drás ade­más ver man­ta­rra­yas y del­fi­nes. Al­za la ve­la y úne­te a una de las re­ga­tas sin im­por­tar si eres no­va­to o un ex­per­to ma­ne­ja­dor de las sá­ba­nas.

3. Pes­car - Zihua­ta­ne­jo

Fa­ná­ti­cos de la pes­ca co­mo los es­cri­to­res Er­nest He­ming­way y Za­ne Grey via­ja­ban a las pla­yas del Pa­cí­fi­co me­xi­cano en bús­que­da de ins­pi­ra­ción y de los enor­mes pe­ces ve­la que ron­dan en la cos­ta de Zihua­ta­ne­jo. Es­te puer­to es con­si­de­ra­do por gran­des pes­ca­do­res uno de los tres me­jo­res lu­ga­res del mun­do pa­ra prac­ti­car la pes­ca de­por­ti­va. Ya sea en la ori­lla o mar aden­tro, se pue­de en­con­trar el pez ve­la, mar­lin ne­gro, pez ga­llo, hua­chi­nan­go, en­tre mu­chos otros. La pes­ca de­por­ti­va se ha vuel­to tan po­pu­lar que los ma­yo­res even­tos del puer­to son los tor­neos de pes­ca, y gen­te de to­do el mun­do vie­ne con la es­pe­ran­za de atra­par al pez más gran­de.

4. Acam­par - Cua­tro Pa­los, Que­ré­ta­ro

Una de las vis­tas más im­pre­sio­nan­tes del país es el Mi­ra­dor de Tres Pa­los, el pun­to más es­pec­ta­cu­lar pa­ra dis­fru­tar del pai­sa­je bos­co­so y al mis­mo tiem­po de­sér­ti­co de la Sie­rra Gor­da de Que­ré­ta­ro. Aquí mis­mo pue­des ar­mar tu cam­pa­men­to pa­ra de­lei­tar­te con el cie­lo es­tre­lla­do en la no­che y la ne­bli­na que em­pie­za a ves­tir las mon­ta­ñas al ama­ne­cer.

5. De­por­tes de ai­re - Te­ques­qui­ten­go

Al­go que no pue­de fal­tar en to­da buc­ket list es el sal­to de pa­ra­caí­das. Lán­za­te a Te­ques­qui­ten­go y vi­ve tu sue­ño de brin­car a 13 mil pies de al­tu­ra. Si tu pa­dre no es de esos adic­tos a la adre­na­li­na, tam­bién es po­si­ble dar un pa­seo en ul­tra­li­ge­ro pa­ra dis­fru­tar la vis­ta pa­no­rá­mi­ca del la­go y sus al­re­de­do­res, o bien, mon­tar­se en una avio­ne­ta. Só­lo re­za por que tu pi­lo­to no sea de los que gus­tan de ha­cer ma­nio­bras o pi­rue­tas, o abró­cha­te bien el cin­tu­rón.

6. Bu­cear - Co­zu­mel

Una ex­pe­rien­cia que no te pue­des per­der es la de ver con tus pro­pios ojos los arre­ci­fes más im­pre­sio­nan­tes del mun­do. Con­si­de­ra­do co­mo uno de los cin­co me­jo­res lu­ga­res pa­ra bu­cear, Co­zu­mel y sus aguas es­con­den uno de los se­cre­tos del océano que ja­más de­ja­rá de im­pre­sio­nar: es­pec­ta­cu­la­res for­ma­cio­nes de co­ral, pe­ces de to­dos co­lo­res y ves­ti­gios his­tó­ri­cos que só­lo po­drás en­con­trar si te su­mer­ges en las pro­fun­di­da­des.

7. Ha­cer cer­ve­za - Tu Che­la, Co­yoa­cán

To­do buen # Hom­breEs­qui­re que es aman­te y co­no­ce­dor de la cer­ve­za de­be apren­der a ha­cer su pro­pio pro­duc­to. En Tu Che­la, au­to­de­no­mi­na­da la tien­da de los cer­ve­ce­ros, ofre­cen cur­sos pa­ra apren­der to­do acer­ca de có­mo ha­cer cer­ve­za ar­te­sa­nal, des­de la se­lec­ción de los gra­nos has­ta la fer­men­ta­ción y em­bo­te­lla­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.