EL ICONO DE LA CA­JA CUA­DRA­DA

Esquire Watch Book (México) - - CONTENIDO - Por An­drés Mo­reno

Bell & Ross pre­sen­ta una nue­va ver­sión del

BR 01, co­mo un ho­me­na­je a la avia­ción.

Un ins­tru­men­to de la ca­bi­na de un avión se ha con­ver­ti­do, diez años más tar­de, en uno de los sím­bo­los de la re­lo­je­ría con­tem­po­rá­nea. Bell & Ross lo ce­le­bra con una edi­ción muy es­pe­cial de su BR 01.

El éxi­to es pa­ra los que se arries­gan. Bell & Ross lo hi­zo en 2005 al pre­sen­tar el BR 01, un re­loj que rom­pía ra­di­cal­men­te con las ten­den­cias es­té­ti­cas del mo­men­to. Su pro­pues­ta con­sis­tía en tras­la­dar a la mu­ñe­ca uno de los ins­tru­men­tos que po­de­mos en­con­trar en la ca­bi­na de un avión. Al igual que lle­var­lo con no­so­tros, el BR 01 es­ta­ba con­ce­bi­do pa­ra ser aco­pla­do en el pro­pio cock­pit del pa­nel de man­dos sin ape­nas no­tar di­fe­ren­cia con el res­to de los in­di­ca­do­res. El con­cep­to de­fi­nía las ca­rac­te­rís­ti­cas téc­ni­cas del pro­pio re­loj, es­to es, una ca­ja cua­dra­da de fon­do plano, un bi­sel su­je­to por cua­tro tor­ni­llos (si­mi­la­res a los uti­li­za­dos pa­ra fi­jar los ins­tru­men­tos de la ca­bi­na) y una es­fe­ra ne­gra ma­te de per­fec­ta le­gi­bi­li­dad. El BR 01 pron­to con­tó con la apro­ba­ción del pú­bli­co re­lo­je­ro y fue la ba­se so­bre la que Bell & Ross ha cons­trui­do su ca­tá­lo­go en es­tos diez años. En to­do es­te tiem­po se han pre­sen­ta­do más de 150 re­fe­ren­cias di­fe­ren­tes del BR 01 y más de me­dio cen­te­nar de edi­cio­nes es­pe­cia­les. Se han desa­rro­lla­do tres ta­ma­ños de ca­jas (46, 42 y 39 mm), un gran nú­me­ro de ma­te­ria­les y ex­pe­ri­men­ta­do con di­fe­ren­tes mo­da­li­da­des de me­ca­nis­mos au­to­má­ti­cos, in­clu­yen­do fun­cio­nes co­mo el cro­nó­gra­fo, tour­bi­llon, re­ser­va de mar­cha o la fe­cha gran­de. En de­fi­ni­ti­va, un icono que se me­re­cía un ho­me­na­je de al­tu­ra por cum­plir diez años de vi­da.

La edi­ción 10º Aniver­sa­rio del BR 01 es un ho­me­na­je al mo­de­lo ini­cial, a la vez que una ex­pre­sión de la evo­lu­ción téc­ni­ca que ha re­gis­tra­do Bell & Ross en es­te tiem­po. Las se­me­jan­zas es­té­ti­cas con el ori­gi­nal son cla­ras en el aca­ba­do ne­gro de la ca­ja y la dis­po­si­ción de tres agu­jas to­ma­da de los ins­tru­men­tos de la ca­bi­na del pi­lo­to. La di­fe­ren­cia re­si­de en la sus­ti­tu­ción del ma­te­rial de fa­bri­ca­ción, que pa­sa de ace­ro pvd ne­gro a ce­rá­mi­ca. No es el pri­mer BR 01 que se fa­bri­ca en es­te ma­te­rial, aun­que su aca­ba­do ma­te sí que re­mi­te a las re­fe­ren­cias más co­no­ci­das de la co­lec­ción (del BR 01-92 ya co­no­cía­mos una ver­sión pre­via en ce­rá­mi­ca, aun­que en aca­ba­do bri­llan­te).

La ca­ja en ce­rá­mi­ca en los mo­de­los BR 01 su­po­ne un tra­ba­jo téc­ni­co adi­cio­nal al pre­sen­tar una cons­truc­ción más com­pli­ca­da que la de las ver­sio­nes nor­ma­les. En reali­dad, la pie­za en ce­rá­mi­ca es una car­ca­sa que re­cu­bre una jau­la en ace­ro en la que es­tá em­po­tra­do el mo­vi­mien­to au­to­má­ti­co. El fon­do tam­bién es­tá he­cho en ace­ro y vie­ne gra­ba­do con un sello con­me­mo­ra­ti­vo de la edi­ción. Por lo que res­pec­ta a la es­fe­ra, el lo­go­ti­po es el prin­ci­pal ele­men­to que nos ayu­da a di­fe­ren­ciar el re­loj de an­te­rio­res en­tre­gas, aun­que hay otro as­pec­to que só­lo los se­gui­do­res de Bell & Ross sa­brán des­cu­brir res­pec­to a los BR 01 an­te­rio­res: la es­ca­la de ín­di­ces pres­cin­de de los mi­nu­tos pa­ra se­ña­lar só­lo los ho­ra­rios. Se man­tie­ne así la es­té­ti­ca ge­ne­ral de la co­lec­ción, aun­que el re­loj apor­ta una ima­gen más lim­pia y mi­ni­ma­lis­ta.

Han pa­sa­do diez años, pe­ro to­da­vía sor­pren­de po­ner­se un BR 01-92 cuan­do lo ve­mos so­bre nues­tra mu­ñe­ca, con su im­po­nen­te pre­sen­cia de 46 mm por ca­da la­do y su in­ma­cu­la­do aca­ba­do en ne­gro. El BR 01 10º Aniver­sa­rio se­rá un ob­je­to de co­lec­ción pa­ra los afi­cio­na­dos a la mar­ca fran­ce­sa, aun­que ten­drán que ser rá­pi­dos pa­ra ha­cer­se con uno de los ejem­pla­res, por­que úni­ca­men­te se rea­li­za­rán 500 uni­da­des de es­ta ver­sión tan es­pe­cial.

“Bell & Ross qui­so con el BR 01 tras­la­dar a la mu­ñe­ca los ins­tru­men­tos que los pi­lo­tos tie­nen en el cua­dro de man­dos de sus avio­nes. Diez años más tar­de, la pro­pues­ta con­ser­va to­da su fuer­za.”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.