L- EVO­LU­TION- R CHRONOGRAPHE FLYBACK RATTRAPANTE GRAN­DE DA­TE

Esquire Watch Book (México) - - BLANCPAIN -

más van­guar­dis­ta de Blanc­pain. El re­loj tie­ne la mis­ma pre­sen­cia agre­si­va y con­tun­den­te que el Aven­ta­dor, y con la mis­ma idea cons­truc­ti­va: la ca­ja, el bi­sel y la es­fe­ra son de fi­bra de car­bono, un ma­te­rial que do­ta a am­bos de una ex­tra­or­di­na­ria li­ge­re­za. In­clu­so la co­rrea de alcántara (una piel ín­ti­ma­men­te re­la­cio­na­da con los vehícu­los de ga­ma alta) tie­ne in­ser­cio­nes de fi­bra de car­bono. La es­fe­ra es­tá dis­pues­ta en ca­pas pa­ra dar sen­sa­ción de pro­fun­di­dad. Así el bi­sel de los ín­di­ces que­da por en­ci­ma de las subes­fe­ras de los 30 mi­nu­tos del cro­nó­gra­fo y del pe­que­ño se­gun­de­ro, que tie­ne la for­ma del es­cu­do de Lam­borg­hi­ni. Co­mo to­dos los re­lo­jes de la se­rie L-evo­lu­tion, los úni­cos nu­me­ra­les que apa­re­cen son el 12 y nue­ve, so­bre­di­men­sio­na­dos pa­ra me­jo­rar la lec­tu­ra. A las seis apa­re­ce una gran fe­cha de ex­ce­len­te le­gi­bi­li­dad.

A las dos se si­túa el bo­tón de arran­que y pa­ra­da del cro­nó­gra­fo he­cho en alu­mi­nio ro­jo mien­tras que el de re­set es del mis­mo ma­te­rial que la ca­ja. Las asas grue­sas es­tán se­mi­es­que­le­ta­das pa­ra ali­ge­rar el pe­so, tan­to el fí­si­co co­mo el vi­sual. A las ocho se ubi­ca el bo­tón de la fun­ción split-se­conds. Co­mo se tra­ta de un re­loj de ca­rre­ras es obli­ga­to­rio que fue­ra un rattrapante por­que se ne­ce­si­ta un cro­nó­gra­fo que pue­da me­dir dos tiem­pos a la vez. Pe­ro ade­más es flyback, por lo que la pues­ta a ce­ro es in­me­dia­ta sin te­ner que pa­rar el me­ca­nis­mo. Es en de­fi­ni­ti­va el re­loj per­fec­to pa­ra el au­to­mó­vil de com­pe­ti­ción.

Siem­pre con un víncu­lo in­ne­ga­ble con el mun­do mo­tor, Blanc­pain es pa­tro­ci­na­dor de Lam­borg­hi­ni Blanc­pain Su­per Tro­feo des­de 2009 y cro­no­me­tra­dor de la ca­rre­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.