L- EVO­LU­TION TOUR­BI­LLON CA­RROU­SEL.

Esquire Watch Book (México) - - BLANCPAIN -

co­lec­ción clá­si­ca de Blanc­pain, en 2015 la ma­nu­fac­tu­ra en­vuel­ve el ca­li­bre 2322 en el tra­je de los L-evo­lu­tion pa­ra au­nar tra­di­ción re­lo­je­ra con es­pí­ri­tu in­no­va­dor. El re­sul­ta­do es im­pac­tan­te. La ca­ja de pla­tino de 47.4 mm alo­ja una es­fe­ra en la que tan só­lo apa­re­cen los nu­me­ra­les prin­ci­pa­les so­bre pen­tá­go­nos irre­gu­la­res. To­do lo de­más que ve­mos es el ca­li­bre que en es­ta ver­sión lla­ma­da 2322V2 aban­do­na la cons­truc­ción tra­di­cio­nal por una pre­sen­cia agre­si­va, cor­tan­te, ex­tre­ma­da­men­te fu­tu­ris­ta y en ab­so­lu­to con­tras­te con la de­li­ca­de­za del mo­vi­mien­to. La gra­fía de los nu­me­ra­les y la for­ma de las ma­ne­ci­llas no ha­cen sino in­cre­men­tar esa sen­sa­ción.

A las cin­co y a las 11 ho­ras apa­re­cen el ca­rru­sel y el tour­bi­llon res­pec­ti­va­men­te, am­bos con su pro­pio es­pi­ral en si­li­cio, su pro­pio es­ca­pe y su pro­pio ba­rri­le­te, ar­ma­dos si­mul­tá­nea­men­te con la co­ro­na me­dian­te una rue­da den­ta­da que ro­dea to­do el mo­vi­mien­to y es vi­si­ble por la par­te tra­se­ra del re­loj. En el ca­so del tour­bi­llon, la ca­ja es­tá uni­da al ba­rri­le­te a tra­vés de un úni­co tren de rue­das, lo que sig­ni­fi­ca que en ca­so de pa­ra­da de es­ta unión me­cá­ni­ca, el tour­bi­llon tam­bién se de­tie­ne y de­ja de gi­rar. El ca­rru­sel por su par­te es­tá uni­do al ba­rri­le­te por dos tre­nes de rue­das. El pri­me­ro trans­mi­te la ener­gía ne­ce­sa­ria al fun­cio­na­mien­to del es­ca­pe, mien­tras que el se­gun­do con­tro­la la velocidad de ro­ta­ción de la jau­la. Por tan­to su gi­ro no se de­tie­ne. Am­bos me­ca­nis­mos fun­cio­nan al uní­sono y su desem­pe­ño es re­gu­la­do por un di­fe­ren­cial que los sin­cro­ni­za.

En el re­ver­so ve­mos que los puen­tes y pla­ti­nas si­guen te­nien­do una pre­sen­cia muy cru­da, al igual que el in­di­ca­dor de re­ser­va de mar­cha. Sin em­bar­go, to­do el con­jun­to se con­tie­ne en 16 mm de al­tu­ra, lo que ha­ce que su pre­sen­cia en la mu­ñe­ca sea có­mo­da, pe­ro sin du­da lla­ma­ti­va. El re­loj se com­ple­ta con una co­rrea en cai­mán ne­gra con su ca­ra in­ter­na en gris que com­bi­nan a la per­fec­ción con la ca­ja. Es una edi­ción li­mi­ta­da a 50 uni­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.