Triun­fo en las ro­cas

Esto - - NEWS - CO­MO DI­REC­TOR OPINO POR LUIS GAR­CÍA OLI­VO EN­VIA­DO ES­PE­CIAL

Qué di­fí­cil es ver fue­ra de la próxima Co­pa del Mun­do a un gran­de del fut­bol mun­dial co­mo Ita­lia. Una li­ga po­de­ro­sa que se ve­rá sa­cu­di­da por es­te fra­ca­so. Es com­pli­ca­do en­ten­der que al­go así pue­da su­ce­der, aun­que los ita­lia­nos su­frie­ron has­ta con Ma­ce­do­nia en la eli­mi­na­to­ria. Es de­cir, el fra­ca­so es­ta­ba la­ten­te. Un equi­po his­tó­ri­co que ha si­do cua­tro ve­ces cam­peón del mun­do no irá a Ru­sia. El por­te­ro Buf­fon iba por su sex­ta Co­pa del Mun­do, al­go que na­die ha­bía he­cho. Muy do­li­do re­co­no­ció que la des­pe­di­da de su Se­lec­ción se da­ba de la ma­ne­ra más tris­te, al que­dar­se en el ca­mino ha­cia Ru­sia 2018. En cam­bio, los sue­cos si­guen ce­le­bran­do.

Sin em­bar­go, el dra­ma to­da­vía no ter­mi­na. Ha si­do una fe­cha FIFA muy in­ten­sa. Fal­ta un bo­le­to pa­ra Eu­ro­pa que sal­drá hoy del due­lo en­tre Ir­lan­da y Di­na­mar­ca. Así ten­dre­mos 30 in­vi­ta­dos al Mun­dial, fal­ta­rán los due­los Pe­rúNue­va Ze­lan­da y Aus­tra­lia-Hon­du­ras pa­ra de­fi­nir a to­dos los clasificados.

Des­pués de la gi­ra que Mé­xi­co reali­zó por Eu­ro­pa, con­cuer­do con Juan Car­los Oso­rio en el sen­ti­do de que la Se­lec­ción tie­ne ca­pa­ci­dad de com­pe­tir de igual a igual con­tra cual­quier ri­val. Se hi­cie­ron dos bue­nos partidos y se ce­rró el año con un triun­fo en Po­lo­nia. Nor­mal­men­te, cuan­do el Tri­co­lor ob­tie­ne un buen re­sul­ta­do, la crí­ti­ca bus­ca de­me­ri­tar lo que se hi­zo y aho­ra se di­ce que los po­la­cos tu­vie­ron va­rias au­sen­cias, aun­que lo mis­mo le pa­só al Tri­co­lor, y ga­nó bien, con gran dis­pa­ro de Raúl Ji­mé­nez. Aun­que al­gu­nos se enojen, vol­ve­ré a de­cir que Mé­xi­co se com­por­tó a la al­tu­ra en es­ta gi­ra, con per­so­na­li­dad y ac­ti­tud. Des­de lue­go que ha­rán fal­ta más gi­ras por Eu­ro­pa, más partidos con­tra ri­va­les que es­tén en el top ten mun­dial, pero ha­brá que re­co­no­cer que el pro­ce­so de Juan Car­los Oso­rio ofre­ce muy bue­nos nú­me­ros y que los ju­ga­do­res, a pe­sar de los cam­bios de po­si­ción y de las ro­ta­cio­nes, si­guen apo­yan­do a su téc­ni­co en el te­rreno de jue­go.

No fal­ta­rá quien pien­se que otro téc­ni­co po­dría ex­plo­tar me­jor las con­di­cio­nes de ca­da ju­ga­dor, por­que de pron­to se ve mu­cha im­pro­vi­sa­ción. Sin em­bar­go, los ju­ga­do­res se ven com­pro­me­ti­dos con Oso­rio, se sien­ten bien con él, y eso tam­bién es im­por­tan­te. La verdad es que tam­po­co es fá­cil en­con­trar­le un téc­ni­co a la Se­lec­ción Me­xi­ca­na.Raúl Ji­mé­nez ya le­van­tó la mano. Es ob­vio que quie­re ser ti­tu­lar en la Se­lec­ción, a pe­sar de que no lo es en el Ben­fi­ca. Res­pon­dió a la opor­tu­ni­dad que le dio Oso­rio, y aun­que las ro­ta­cio­nes pa­re­cen ser un chan­ce pa­ra to­dos, no de­ja de ha­ber com­pe­ten­cia in­ter­na. Sue­na ra­ro, pero to­dos quie­ren ser ti­tu­la­res en una Se­lec­ción en la que man­dan las ro­ta­cio­nes.

Gdansk.- La vic­to­ria se le dio a Juan Car­los Oso­rio tal y co­mo lo pro­nos­ti­có, pe­se a no dar una gran ex­hi­bi­ción. El Tri­co­lor lo­gró ga­nar en su gi­ra eu­ro­pea y con ello dio ce­rro­jo a la ac­ti­vi­dad de 2017, en don­de, sin tan­to con­tra­tiem­po, ven­ció 0-1 a Po­lo­nia, la nú­me­ro seis del ac­tual Ran­king FIFA, en bus­ca de te­ner la me­jor pre­pa­ra­ción pa­ra el Mun­dial de Ru­sia 2018.

Un so­li­ta­rio gol de Raúl Ji­mé­nez pu­do rei­nar fren­te a la gé­li­da Gdansk y con­tra las Águi­las Blan­cas, que re­sul­ta­ron ser un ri­val más dé­bil en com­pa­ra­ción con Bél­gi­ca.

Con vic­to­ria se despide la Se­lec­ción Na­cio­nal Me­xi­ca­na y des­de es­ta ciu­dad po­co ex­tra­ña­ron las au­sen­cias de Hernández, Ál­va­rez, Gío y He­rre­ra, ya que Raúl se en­car­gó de ser la di­fe­ren­cia.

El Tri­co­lor no dio su me­jor ex­hi­bi­ción, pero aún así ce­rró el año con vic­to­ria. Lo me­ro bueno ven­drá en 2018.

EL JUE­GO

Sal­vo el gé­li­do cli­ma que os­ci­la­ba los tres gra­dos Cel­sius y una sen­sa­ción tér­mi­ca por de­ba­jo de los ce­ros gra­dos, Mé­xi­co tu­vo un pri­mer tiempo sin con­tra­tiem­pos de­bi­do a que los po­la­cos no an­du­vie­ron fi­nos a la ho­ra de dis­pa­rar fue­ra del área, úni­ca ar­ma em­plea­da pa­ra va­cu­nar a Chuy Co­ro­na y los ver­des.

El téc­ni­co Adam Na­wal­ka no le dio va­rian­tes pa­ra mo­ver las re­des y la de­fen­sa me­xi­ca­na lo agra­de­ció a la ho­ra de ir al en­tre­tiem­po.

No obs­tan­te, a Mé­xi­co no le im­por­tó la fal­ta de con­tun­den­cia y dis­pa­ros del ri­val.

Con seis cam­bios en re­la­ción a la ali­nea­ción ti­tu­lar en Bru­se­las, Oso­rio se guar­da­ba a Lo­zano y Ori­be, y usa­ba a hom­bres cla­ve co­mo en el ca­so de Mo­reno, Guar­da­do y Raúl pa­ra car­gar con el equi­po.

Lí­nea de cin­co en el fon­do con tres cen­tra­les y dos sa­li­das; dos con­ten­cio­nes, par de vo­lan­tes abier­tos y una so­la pun­ta en la fi­gu­ra de Raúl es co­mo Mé­xi­co se pre­sen­ta­ba en la Are­na Gdansk. Los pri­me­ros mi­nu­tos eran de re­co­no­ci­mien­to en­tre uno y otro. El frío pa­re­cía que los en­mu­de­cía y tar­da­ron pa­ra en­trar en ca­lor.

Sin em­bar­go, el Tri­co­lor pu­so la pun­ti­lla ape­nas re­ba­sa­dos los diez mi­nu­tos. El de­lan­te­ro del Ben­fi­ca con­fir­mó el por qué arran­có co­mo el úni­co de­lan­te­ro, ya que to­mó des­pre­ve­ni­da a la de­fen­sa y mo­vió las re­des de las Águi­las.

Tras el gol, el due­lo vol­vió a caer en un ba­che. El ni­vel y pe­li­gro ba­ja­ron en in­ten­si­dad. Ni uno ni otro se ha­cían da­ño o pro­po­nían. La pe­lo­ta no sa­lía de la zo­na del me­dio­cam­po y cuan­do Po­lo­nia intentó ha­cer al­go man­dó sus ti­ros por las nu­bes. La con­ten­ción me­xi­ca­na ha­cía un buen pa­pel en la re­pre­sen­ta­ción de Jo­na y Re­yes. Mien­tras que con­ta­das fue­ron las sa­li­das de Aquino y Guar­da­do.

Re­gre­sa­dos al com­ple­men­to, in­me­dia­ta­men­te el ti­mo­nel Juan Car­los Oso­rio reali­zó cua­tro mo­di­fi­ca­cio­nes de un “po­rra­zo”.

In­gre­só a Cé­sar Mon­tes, Ori­be Peralta, Nés­tor Arau­jo e Hir­ving Lo­zano, pero ins­tan­tes des­pués Car­los Ve­la fue otra de las mo­di­fi­ca­cio­nes pa­ra que el sis­te­ma de jue­go cam­bia­ra con un 4-3-3. Lo­zano y Ve­la fue­ron por las ban­das y Ori­be que­da­ba al fren­te.

Así, Mé­xi­co te­nía más la pe­lo­ta y tres cuar­tos de can­cha. Los po­la­cos es­pe­ra­ban en su área y se­guían en el in­ten­to de ano­tar fue­ra del área. El Tri­co­lor ya te­nía más crea­ti­vi­dad, sa­li­da y en­víos por me­dio de Lo­zano y Ve­la.

Jo­na y Guar­da­do se la ri­fa­ban en el me­dio­cam­po, eran los mo­to­res, pero el tiempo del me­nor de los Dos Santos lle­ga­ría a su fin con el in­gre­so y de­but del ju­ve­nil, Omar Go­vea, quien ocu­pó la mis­ma po­si­ción que del ju­ga­dor del Ga­laxy.

La rec­ta fi­nal tra­jo con­si­go un in­ten­to de dis­pa­ro de Ori­be, que se fue des­via­do, pues el frío ya era in­ce­san­te y po­si­ble­men­te fac­tor pa­ra un nue­vo gol de los de Oso­rio. Los po­la­cos lo apro­ve­cha­ron y ce­rra­ron to­do los 90 mi­nu­tos. En­con­tra­ron par de pe­lo­tas pa­ra­das con cor­ner y ti­ro li­bre, pero ni con sus me­jo­res ju­ga­do­res de al­tu­ra pu­die­ron ba­tir a Chuy y su mu­ra­lla de de­fen­so­res. El fi­nal se de­cre­tó y Mé­xi­co ce­rró el año con vic­to­ria.

Die­go y Jo­na ce­le­bra­ron tam­bién la ano­ta­ción de Raúl.

Ji­mé­nez festejó así tras con­quis­tar la úni­ca ano­ta­ción.

Mon­tes, Mo­reno y el pro­pio Chuy, en el fon­do, bien apli­ca­dos.

Sus com­pa­ñe­ros brin­ca­ron en torno a él, tras el gol.

Je­sús Ga­llar­do in­co­mo­dó a la in­ge­nie­ría po­la­ca.

Hu­go Aya­la se afe­rró en la mar­ca de bue­na ma­ne­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.