Re­ve­la­ción africana en el atle­tis­mo

EL NA­CI­MIEN­TO DE LAS LE­YEN­DAS OLÍM­PI­CAS, EN­TRE ELLAS LA QUE BRIN­DÓ EMO­CIO­NES SUPREMAS CO­RRIEN­DO LOS 10 MIL ME­TROS EN LA PRI­ME­RA JOR­NA­DA ATLÉ­TI­CA

Esto - - MÉXICO 68 - POR HÉC­TOR RE­YES

Des­pués de años de zo­zo­bra, des­de que se le otor­gó la se­de a la Ciu­dad de México, el tiem­po per­di­do y el tra­ba­jo a mar­chas for­za­das, los Juegos Olímpicos de México 68 de­mos­tra­ron des­de la ce­re­mo­nia inau­gu­ral de lo que éra­mos ca­pa­ces. Un día des­pués, el do­min­go 13 de oc­tu­bre, se pu­so a prue­ba la ca­pa­ci­dad de or­ga­ni­za­ción pa­ra desa­rro­llar el pro­gra­ma de­por­ti­vo en nue­ve fren­tes, la adre­na­li­na co­men­zó a pro­di­gar­se de ma­ne­ra pa­ra­le­la a la Olimpiada Cul­tu­ral, la que tu­vo otro de­rro­te­ro no me­nos im­por­tan­te.

No obs­tan­te la ame­na­za de boi­cot, el re­tra­so en la cons­truc­ción de las ins­ta­la­cio­nes y el Mo­vi­mien­to Es­tu­dian­til del 2 de oc­tu­bre, la apues­ta de México por el “Con­ti­nen­te Ne­gro” tu­vo la me­jor res­pues­ta en las pis­tas de atle­tis­mo con el do­mi­nio de sus re­pre­sen­tan­tes en la prue­ba de los 10,000 me­tros y se hi­zo pre­sen­te la fi­gu­ra del me­xi­cano Juan Má­xi­mo Mar­tí­nez.

Fue el mo­men­to de que se echó a an­dar la ma­qui­na­ria de los Juegos con el apo­yo de la ju­ven­tud, los vo­lun­ta­rios que se en­tre­ga­ron con de­nue­do en las di­ver­sas ta­reas que desem­pe­ña­ron en una fies­ta inol­vi­da­ble. En lo de­por­ti­vo, no obs­tan­te el triunfo de México so­bre Co­lom­bia en el ba­lom­pié no con­ven­ció a la opinión pú­bli­ca de su de­sem­pe­ño, pero ini­cia­ron con una vic­to­ria..

Se co­men­za­ron a ba­tir las mar­cas mun­dia­les y olím­pi­cas, lo que pa­ra la pren­sa ex­tran­je­ra y de­trac­to­res de nues­tro país tu­vie­ron que ca­llar en sus des­pa­chos in­for­ma­ti­vos. Era men­ti­ra que los de­por­tis­tas cae­rían muer­tos co­mo mos­cas co­mo lo anun­ció el atle­ta británico Ro­ger Ban­nis­ter, fa­lle­ci­do el 3 de mar­zo del pre­sen­te año.

La ex­hi­bi­ción atlé­ti­ca co­men­zó por la ma­ña­na con las eli­mi­na­to­rias de los 100 me­tros va­ro­ni­les y ce­rró el pro­gra­ma con la fi­nal de los 10,000 me­tros pla­nos a las 17:00 ho­ras. El bas­quet­bol en el Pa­la­cio de los De­por­tes, el bo­xeo en la Are­na México, el fut­bol, hoc­key so­bre pas­to, levantamiento de pe­sas, pen­tatlón mo­derno, re­mo y

vo­lei­bol tam­bién vie­ron ac­ción en la jor­na­da inau­gu­ral.

NUN­CA IGUA­LA­DO

El me­xi­cano Juan Má­xi­mo Mar­tí­nez pe­leó hasta la úl­ti­ma vuel­ta, el plus­mar­quis­ta aus­tra­liano Clark no so­por­tó el rit­mo y los afri­ca­nos sor­pren­die­ron al mun­do al ga­nar las tres medallas de los 10,000 me­tros pla­nos: “Una ca­rre­ra emo­cio­nan­te y con un bri­llan­te sprint del ke­niano Nef­ta­lí Te­mu so­bre el etío­pe Ma­mo Wol­de lo con­vir­tie­ron en el pri­mer cam­peón olím­pi­co de atle­tis­mo de 1968”, apun­tó el periodista Jor­ge “Che” Ven­tu­ra, fa­lle­ci­do es­te año.

Juan Má­xi­mo Mar­tí­nez es­tu­vo al fren­te de la com­pe­ten­cia en los pri­me­ros seis mil me­tros hasta que Wol­de de­ci­dió ja­lar pa­ra in­ten­tar sor­pren­der con una es­ca­pa­da a fal­ta de cua­tro vuel­tas, des­pués de que el in­glés Ron Hill, que co­rría des­cal­zo, en­ca­be­zó la prue­ba.

En la tre­pi­dan­te fi­nal, Wol­de es se­gui­do por Clark. Pero, tam­bién ace­le­ra­ron Te­mu, -el tu­ne­cino Moha­med Gam­mou­di, el me­xi­cano Mar­tí­nez, el so­vié­ti­co Ni­ko­lai Svi­ri­dov, Kip­cho­ge Keino y Hill. Mar­tí­nez se que­dó unos me­tros de­trás jun­to a Svi­ri­dov. En la óúl­ti­ma vuel­ta. Gam­mou­di hi­zo un es­fuer­zo asu­pre­mo pa­ra al­can­zar­los y Juan Má­xi­mo smar­tí­nez hi­zo el sprint con mu­cha des­venr­ta­ja de­trás del tu­ne­cino.

- En una ce­rra­da pelea en los úl­ti­mos 300 nme­tros Wol­de su­peró a Te­mu; pero en la urec­ta fi­nal cru­zó la meta, el ke­niano le dio nal­can­ce y lo re­ba­só, en la con­sa­gra­ción de -un con­ti­nen­te, mien­tras que Ron Clark, equien ha­bía su­pe­ra­do 17 mar­cas mun­dia­les, ja­más pu­do ser cam­peón olím­pi­co.

Juan Má­xi­mo Mar­tí­nez con el 615 en el pecho pe­leó pal­mo a pal­mo a los afri­ca­nos en su de­but olím­pi­co S

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.