LA GRAN MA­RA­VI­LLA DE LA EURO

Eurocopa 2012 - - Front Page - GIL­BER­TO VAR­GAS

ULa ca­sa del Shakhtar Donetsk; asom­bra­rá por su be­lle­za; ahí se ju­ga­rán cin­co due­los, in­clui­do el Fran­cia-In­gla­te­rra, y una Se­mi­fi nal na ciu­dad mi­ne­ra se ca­rac­te­ri­za por la ri­que­za de su tie­rra, sus ha­bi­tan­tes tra­ba­ja­do­res y por la be­lle­za in­trín­se­ca del lu­gar. En el ca­so de Donetsk, eso se ve aún más fan­tás­ti­co con su im­po­nen­te Don­bass Are­na.

El in­mue­ble fue el pri­me­ro de Eu­ro­pa del es­te di­se­ña­do y cons­trui­do acor­de con los es­tán­da­res de éli­te de la UEFA, y ya ha ma­ra­vi­lla­do des­de su aper­tu­ra; y aun­que aquí no se rea­li­za­rá ni el par­ti­do inau­gu­ral ni la Fi­nal, si atrae­rá cien­tos de mi­ra­das.

Ho­gar del Shakhtar Donetsk, se­rá el ter­cer es­ce­na­rio en im­por­tan­cia del tor­neo, y jun­to al Na­cio­nal de Var­so­via y al Olím­pi­co de Kiev, al­ber­ga­rá cin­co par­ti­dos; pri­me­ro el Fran­cia-In­gla­te­rra y por úl­ti­mo, una de las Se­mi­fi­na­les.

El nom­bre de la Are­na, Don­bass, ha­ce re­fe­ren­cia a la ca­rac­te­rís­ti­ca re­gio­nal y al nom­bre del equi­po, la cuen­ca mi­ne­ra, ba­se de la economía de la ciu­dad, ya muy cer­ca de la fron­te­ra con Ru­sia.

De ahí que pa­ra la fe­cha de su aper­tu­ra, en 2009, se eli­gió el 29 de agos­to, Día de la ciu­dad de Donetsk y el Día de los Mi­ne­ros en Ucra­nia.

Los ar­qui­tec­tos del pro­yec­to son del bu­fe­te in­glés Arup Group Li­mi­ted en su área de­por­ti­va, quie­nes en con­jun­to con los ger­ma­nos del gru­po Her­zog & De Meu­ron han tra­ba­ja­do en obras co­mo el Allianz Are­na de Mu­nich, Ale­ma­nia, o el Ni­do de Pá­ja­ro de Bei­jing, China; en am­bos co­la­bo­ran­do los bri­tá­ni­cos con la par­te de in­ge­nie­ría, y en so­li­ta­rio hi­cie­ron el es­ta­dio de la Ciu­dad de Man­ches­ter, en el nor­te in­glés.

El ho­gar de los Mi­ne­ros de Donetsk es un es­pec­tácu­lo vi­sual pa­ra quien lle­gue y en­tre al mis­mo, des­de la fa­cha­da mo­der­nis­ta, que ilu­mi­na­da de no­che pa­re­ce de otro pla­ne­ta, y los in­te­rio­res de úl­ti­ma tec­no­lo­gía, ha­rán inol­vi­da­ble la vi­si­ta de quie­nes asis­tan a él du­ran­te la Eu­ro­co­pa.

Así lu­ce la Are­na cuan­do abre por las no­ches.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.