NUE­VOS RE­TOS

En­cuen­tra la so­lu­ción a los pro­ble­mas que ro­dean la vi­da pro­fe­sio­nal. Si él no tie­ne la res­pues­ta, se­gu­ra­men­te na­die la ten­drá.

Expansion (México) - - IDEAS -

QEs­ti­ma­do Se­ñor Q: Des­pués de me­di­tar­lo mu­cho, de­ci­dí abrir mi pro­pio ne­go­cio. Es una pe­que­ña em­pre­sa con mu­chas op­cio­nes pa­ra cre­cer rá­pi­da­men­te. Sin em­bar­go, soy una per­so­na pre­ca­vi­da, así que de­ci­dí man­te­ner mi em­pleo ac­tual, pa­ra ase­gu­rar una fuen­te de in­gre­sos es­ta­ble. Pen­sé que, con mi ex­pe­rien­cia como free­lan­ce, po­dría com­bi­nar am­bas res­pon­sa­bi­li­da­des, pe­ro ha si­do más di­fí­cil de lo que es­pe­ra­ba. No soy tan arries­ga­do y no me ani­mo a aban­do­nar mi tra­ba­jo pa­ra de­di­car­me por com­ple­to a mi ne­go­cio. ¿Ten­dré en­ton­ces que sa­cri­fi­car mi sue­ño de te­ner mi pro­pia em­pre­sa? ¿Qué ha­go? Es­ti­ma­do Sr. Q: Ten­go sen­ti­mien­tos en­con­tra­dos. El me­jor jefe que he co­no­ci­do en mi vi­da pro­fe­sio­nal es­tá a punto de de­jar la em­pre­sa. Encontró un nue­vo em­pleo, en el que se­gu­ro apro­ve­cha­rán su gran ca­pa­ci­dad de li­de­raz­go. Du­ran­te es­te tiem­po, he si­do una de sus más cer­ca­nas co­la­bo­ra­do­ras, así que me ofre­ció la opor­tu­ni­dad de seguirlo a su nue­va em­pre­sa. No sé qué ha­cer. Mi em­pre­sa ac­tual me da mu­chas sa­tis­fac­cio­nes, y no es­toy segura de que­rer aban­do­nar­la, aun­que, al mis­mo tiem­po, me preo­cu­pa pen­sar que, cuan­do él se va­ya, pon­drán a un nue­vo jefe que no lle­ne sus za­pa­tos. ¿Qué ha­go? Es­ti­ma­do Sr. Q: Tra­ba­jé por ca­si 10 años en una em­pre­sa lí­der en su in­dus­tria. Fui muy fe­liz, apren­dí mu­cho e hi­ce gran­des ami­gos, pe­ro cam­bios de ad­mi­nis­tra­ción y ma­las de­ci­sio­nes pro­vo­ca­ron mi des­pi­do. No me ex­cu­so, yo tam­bién co­me­tí erro­res. En re­su­men, no pue­do que­jar­me por la ma­ne­ra en que ter­mi­nó to­do. Sin em­bar­go, no quie­ro que un mal mo­men­to arrui­ne mis op­cio­nes de nue­vos em­pleos. Es im­po­si­ble de­jar fue­ra de mi cu­rrí­cu­lum el em­pleo en el que más tiem­po he du­ra­do, y sé que, en cual­quier en­tre­vis­ta de tra­ba­jo, ten­dré que ha­blar so­bre los mo­ti­vos de mi sa­li­da. ¿Có­mo lo ha­go sin per­ju­di­car­me?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.