UN TRA­BA­JO AL SOL

Energryn na­ció del de­seo del pa­dre de An­drés Mu­ñoz de tras­cen­der. Diez años des­pués de es­te sue­ño, su boi­ler hí­bri­do se en­cuen­tra en 6,000 ho­ga­res del país.

Expansion (México) - - IDEAS - POR: An­gé­li­ca Pi­ne­da

ndrés Mu­ñoz Ruiz pa­só de ser un in­ge­nie­ro ju­bi­la­do, que de­di­ca­ba sus días a pes­car y bai­lar tan­go en Es­pa­ña, a vol­ver­se em­pren­de­dor. Du­ran­te sus va­ca­cio­nes en Can­cún, en di­ciem­bre de 2009, el es­pe­cia­lis­ta es­pa­ñol en efi­cien­cia ener­gé­ti­ca, en­ton­ces de 65 años, di­se­ñó un pro­to­ti­po de un calentador so­lar-eléc­tri­co y plan­teó a su hi­jo An­drés Mu­ñoz Ló­pez, quien tra­ba­ja­ba en Quin­ta­na Roo, y a su co­le­ga, Ras­siel La­ra, crear una em­pre­sa que pro­por­cio­na­ra agua ca­lien­te a los 15.8 mi­llo­nes de ho­ga­res que ca­re­cen de ella en el país, se­gún el INE­GI. La idea ha­bía sur­gi­do de una pro­pues­ta de La­ra, quien creía que la ba­ja pe­ne­tra­ción de los boi­lers so­la­res (3.2%, de acuer­do tam­bién con el INE­GI), se de­bía a la com­ple­ji­dad de su ins­ta­la­ción. Así na­ció So­lesy­to, un calentador li­ge­ro y de ba­jo man­te­ni­mien­to. “Mi pa­dre que­ría vi­vir a tra­vés de una in­no­va­ción de im­pac­to cuan­do mu­rie­ra”, co­men­ta Mu­ñoz Ló­pez, CEO de la com­pa­ñía.

LMu­ñoz Ruiz no re­gre­só a Es­pa­ña. En abril de 2010, los tres so­cios fun­da­ron Energryn, que fa­bri­ca y ven­de el boi­ler hí­bri­do. Alex Fe­rri, uno de los due­ños de la ca­de­na de ho­te­les San­dos y ex­je­fe de Mu­ñoz y de La­ra fue su pri­mer in­ver­sio­nis­ta. En ju­lio de 2011 en­tró el fon­do Al­ta Ven­tu­res. Ese año, la em­pre­sa re­di­ri­gió sus es­fuer­zos y, ade­más de ir por el mer­ca­do de vi­vien­das sin boi­ler, co­men­zó a com­pe­tir por aque­llas que cuen­tan con uno de gas. “Mé­xi­co es de los paí­ses que más con­su­men gas LP. El gas­to men­sual por fa­mi­lia es de 400 pe­sos”, ex­po­ne Mu­ñoz Ló­pez. So­lesy­to aho­rra 80% de es­te gas­to. En 2016, el pa­dre del CEO fa­lle­ció. Ese mis­mo año, Energryn re­ci­bió el Pre­mio de In­no­va­ción de la Alian­za del Pa­cí­fi­co. Tam­bién ini­ció la ven­ta ma­si­va de So­lesy-to a un pre­cio de 6,000 pe­sos por uni­dad y ba­jo el mo­de­lo de ren­ta de 250 pe­sos al mes. Hoy, tie­ne 6,000 ins­ta­la­dos en Quin­ta­na Roo, Mo­re­los y la Ciu­dad de Mé­xi­co a tra­vés de su red de ocho dis­tri­bui­do­res. Su me­ta es co­lo­car 50,000 en los pró­xi­mos dos años. Tam­bién pla­nea lle­gar a Gua­te­ma­la, Pe­rú, Co­lom­bia, Chi­le y Ar­gen­ti­na, una vez que cuen­te con las pa­ten­tes de su pro­duc­to. En Mé­xi­co, el ob­je­ti­vo es en­trar a las ca­de­nas mi­no­ris­tas. Ése es aho­ra su gran re­to. EN­TRE NUE­VE PA­TEN­TES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.