IH:

Expansion (México) - - IDEAS -

y com­pro­me­ti­das con la evo­lu­ción de las ne­ce­si­da­des del con­su­mi­dor y desa­rro­llan la ca­pa­ci­dad de pre­de­cir sus cam­bios. El do­mi­nio de es­tas emo­cio­nes ge­ne­ra la ‘ma­gia’ que hay en­tre un clien­te y una mar­ca. Cuan­do el usua­rio se sien­te atraí­do por un pro­duc­to, no hay co­men­ta­rio ra­cio­nal que le im­pi­da su ad­qui­si­ción. Ade­más, el con­su­mi­dor siem­pre es­tá a la es­pe­ra de los lan­za­mien­tos de las mar­cas irre­sis­ti­bles, por eso es sen­ci­llo que las sub­mar­cas y las va­rie­da­des de pro­duc­tos que lan­cen al mer­ca­do sean bien re­ci­bi­das.

¿Có­mo se lo­gra iden­ti­fi­car las ne­ce­si­da­des in­sa­tis­fe­chas del con­su­mi­dor?

Es­to no de­be­ría ser di­fí­cil, ya que las mar­cas de­ben co­no­cer, per­fec­ta­men­te, a sus con­su­mi­do­res, a tal gra­do de es­tar siem­pre un pa­so ade­lan­te en la ge­ne­ra­ción de pro­duc­tos que sa­tis­fa­gan sus ne­ce­si­da­des. Cuan­do es­to pa­sa, se vuel­ve real­men­te sen­ci­llo ha­cer­los fe­li­ces. Sin em­bar­go, no to­das lo ha­cen. Les ha­ce fal­ta dis­ci­pli­na e in­te­rés por co­no­cer a sus usua­rios. Pe­ro nun­ca es de­ma­sia­do tar­de, la cla­ve es­tá en em­pe­zar a es­cu­char­los, no dar na­da por sen­ta­do y es­tar dis­pues­tas a sa­cri­fi­car pa­ra ga­nar, ya que al­gu­nos con­su­mi­do­res no van a es­tar de acuer­do con los cam­bios y se irán con la com­pe­ten­cia. No im­por­ta: se que­da­rán los más fie­les, los que es­tán dis­pues­tos a pa­gar más por te­ner un pro­duc­to ex­clu­si­vo.

¿Cuá­les son los re­tos pa­ra co­nec­tar emo­cio­nal­men­te con el con­su­mi­dor?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.