EL FU­TU­RO DE LA MO­LES­KI­NE

Pa­ra fir­mas como In­tel o Le­no­vo, una tendencia a fu­tu­ro en el cómpu­to con­sis­te en jun­tar el mun­do análo­go con el di­gi­tal.

Expansion (México) - - FUTURO - POR: Car­los Fer­nán­dez de La­ra

ie­ne dos pan­ta­llas de al­ta de­fi­ni­ción sen­si­bles al tac­to o ma­ni­pu­la­bles a tra­vés de una plu­ma in­te­li­gen­te, se pue­de do­blar por com­ple­to como cual­quier libro o cua­derno, es­tá equi­pa­do con gi­ros­co­pios, cá­ma­ras, sen­so­res de po­si­cio­na­mien­to, grá­fi­cos de al­ta demanda, ope­ra con co­nec­ti­vi­dad wi­fi ul­tra­rrá­pi­da o, in­clu­so, tec­no­lo­gía LTE y tie­ne ba­te­ría has­ta pa­ra 16 horas con una so­la car­ga. Pe­ro con­tra­rio a ser con­si­de­ra­da una ta­blet o un smartp­ho­ne, es un dis­po­si­ti­vo con to­das las ca­pa­ci­da­des y desem­pe­ño de una compu­tado­ra com­ple­ta. Es­te pro­to­ti­po, co­no­ci­do como Cop­per Har­bor, es la res­pues­ta de la fir­ma de mi­cro­pro­ce­sa­do­res In­tel a la tendencia que ob­ser­va­ron en las jun­tas de su pro­pia em­pre­sa. “El pro­to­ti­po co­men­zó cuan­do di­ji­mos: ‘¿Por qué la gen­te si­gue tra­yen­do una li­bre­ta a las jun­tas de tra­ba­jo? ¿Por qué si los te­cla­dos

Than exis­ti­do des­de ha­ce 50 años se­gui­mos de­pen­dien­do de la es­cri­tu­ra en pa­pel? ¿Por qué la es­cri­tu­ra no es­tá mi­gran­do por com­ple­to a la era di­gi­tal?’ Nos di­mos cuen­tas de que fac­to­res como el ta­ma­ño del dis­po­si­ti­vo, la ilu­mi­na­ción de la pan­ta­lla, has­ta la sen­sa­ción de es­cri­bir so­bre pa­pel ver­sus la de ha­cer­lo en un cris­tal, sen­tir la plu­ma o el lá­piz ver­sus los sty­lus di­gi­ta­les. To­dos esos eran fac­to­res que han im­pac­ta­do la adop­ción de la es­cri­tu­ra di­gi­tal”, ex­pli­ca Mu­ra­li Vee­ra­mo­ney, director del Cen­tro de In­no­va­ción de Sis­te­mas de Clien­te (Compu­tado­ras) de In­tel. “Te­nía­mos cla­ro que el ne­go­cio de PC se es­ta­ba con­tra­yen­do año con año, por eso nos en­fo­ca­mos en crear equi­pos y pro­ce­sa­do­res pa­ra di­fe­ren­tes sec­to­res es­pe­cí­fi­cos. Hoy, el ne­go­cio es­tá es­ta­bi­li­za­do, pe­ro sa­be­mos que sin in­no­va­ción eso no va a du­rar y por eso es­te nue­vo lan­za­mien­to en el que di­ji­mos: ‘Ha­ga­mos la PC in­creí­ble de nue­vo y con las co­sas que a la gen­te más le in­tere­san’”, di­ce Gre­gory Br­yant, vi­ce­pre­si­den­te y ge­ren­te ge­ne­ral de es­ta di­vi­sión de In­tel. Y no só­lo es una idea de la desa­rro­lla­do­ra de pro­ce­sa­do­res, sino una tendencia que co­mien­za a ver­se a ni­vel mun­dial. Por ejem­plo, la fir­ma chi­na Le­no­vo tam­bién com­par­te es­ta idea de ha­cia dón­de va el fu­tu­ro de es­tos dis­po­si­ti­vos, du­ran­te la fe­ria de tec­no­lo­gía de con­su­mo IFA 2018, en Berlín, don­de pre­sen­tó su nue­va Yo­ga Book C930, una compu­tado­ra 2 en 1 en la que se pue­de in­ter­cam­biar el te­cla­do por una pan­ta­lla de tin­ta elec­tró­ni­ca, dan­do, así, pa­so al uso de la tec­no­lo­gía di­gi­tal como si fue­ra un dis­po­si­ti­vo análo­go. Al crear equi­pos que cu­bran las de­man­das de los usua­rios di­gi­ta­les o desa­rro­llar una nue­va ola de cómpu­to, In­tel ga­ran­ti­za su cre­ci­mien­to y su ren­ta­bi­li­dad en un mer­ca­do que, es­te año, al­can­za­rá un va­lor de más de 74,500 MDD, se­gún ci­fras de IC Insights.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.