UN NUE­VO OR­DEN... IGUAL AL VIE­JO

Expansion (México) - - FUTURO -

Ex­pan­sión ela­bo­ra es­te ran­king de ‘Los 100 em­pre­sa­rios más im­por­tan­tes de Mé­xi­co’ des­de ha­ce dé­ca­das. El lis­ta­do ca­li­fi­ca a los pre­si­den­tes y fun­da­do­res por el ta­ma­ño de sus com­pa­ñías –su va­lor en Bol­sa, si es que co­ti­zan, sus ven­tas anua­les, el nú­me­ro de co­la­bo­ra­do­res–, pe­ro so­bre to­do por su ‘in­fluen­cia’ en el pa­no­ra­ma eco­nó­mi­co y po­lí­ti­co del país. Es de­cir, por su pre­sen­cia en or­ga­ni­za­cio­nes y cá­ma­ras em­pre­sa­ria­les, así como en los con­se­jos de ad­mi­nis­tra­ción de otras fir­mas. Y en to­do es­te tiem­po, los nom­bres siem­pre han si­do los mis­mos. Las com­pa­ñías me­xi­ca­nas son fa­mi­lia­res, in­clu­yen­do los gran­des gru­pos que co­ti­zan en Bol­sa. Por ello, una ma­yo­ría de las per­so­nas que fi­gu­ran en las si­guien­tes pá­gi­nas son her­ma­nos, pri­mos, so­bri­nos, hi­jos o, in­clu­so, nie­tos de otros em­pre­sa­rios que es­tán o han es­ta­do en es­te mis­mo ran­king. Los Slim, los Bai­llè­res, los Del Va­lle, los Gar­za, los Sa­da –y los Gar­za-sa­da o los Sa­da-gar­za– , los Ser­vit­je, los Zam­brano, los Cop­pel, los Ka­lach y los Hank son al­gu­nas de es­tas ‘di­nas­tías’, que, en mu­chos ca­sos, es­tán vi­vien­do un cam­bio ge­ne­ra­cio­nal y dan­do pa­so a ‘nue­vas’ caras. Es­te es el ca­so del nú­me­ro uno, Car­los Slim, y sus tres hi­jos: Car­los (nú­me­ro 6), Pa­trick (7) y Mar­co An­to­nio Slim Do­mit (19). To­dos ellos, jun­to a Ar­tu­ro Elías Ayub –yerno del em­pre­sa­rio– es­tán to­man­do las rien­das del im­pe­rio de una de las ma­yo­res for­tu­nas del mun­do. Sin em­bar­go, he­re­dar un gru­po em­pre­sa­rial no es sen­ci­llo. Mu­chas de las com­pa­ñías fa­mi­lia­res des­apa­re­cen en la se­gun­da ge­ne­ra­ción, y la in­men­sa ma­yo­ría lo ha­ce en la ter­ce­ra. “Ges­tar una di­nas­tía em­pre­sa­rial ne­ce­si­ta un plan es­tra­té­gi­co que ten­ga la ca­pa­ci­dad de vi­sua­li­zar el lar­go pla­zo de ma­ne­ra com­par­ti­da en los años de va­cas fla­cas y, por su­pues­to, en los años de va­cas gor­das”, di­ce en un es­tu­dio Raúl Se­re­bre­nik, del Fa­mily Coun­cil Con­sul­ting. Pa­ra man­te­ner­se en el tiem­po, agre­ga, la cla­ve es con­tar con fuer­tes es­truc­tu­ras de go­bierno cor­po­ra­ti­vo, bue­na co­mu­ni­ca­ción y tra­ba­jo en equi­po en­tre los miem­bros de la fa­mi­lia y no per­der la ca­pa­ci­dad de em­pren­der pa­ra adap­tar­se a las nue­vas co­yun­tu­ras. Los De Va­lle son un ejem­plo de esto: An­to­nio del Va­lle Ruiz co­men­zó en el sec­tor ban­ca­rio, pe­ro hoy en día, el con­glo­me­ra­do que di­ri­gen sus hi­jos bri­lla, prin­ci­pal­men­te, gra­cias a la fir­ma pe­tro­quí­mi­ca y de so­lu­cio­nes agrí­co­las Me­xi­chem, una fir­ma aún ‘ado­les­cen­te’. Pe­se a to­do, to­da­vía hay es­pa­cio pa­ra nue­vos nom­bres y (re­la­ti­vos) out­si­ders. El más des­ta­ca­do es­te año es el in­ver­sio­nis­ta Da­vid Martínez (po­si­ción 20), tan fa­mo­so como enig­má­ti­co –ape­nas hay fo­tos de él– y que sir­ve pa­ra ilus­trar otra tendencia de es­te ran­king: mu­chos de es­tos em­pre­sa­rios pre­fie­ren ma­ne­jar­se en el ano­ni­ma­to, la opa­ci­dad y la dis­cre­ción, lejos de los fo­cos de los me­dios y de la so­cie­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.