Una vi­da sin Wendy

Familia Saludable (México) - - EQUILÍBRATE -

El pro­ble­ma ma­yor de es­te sín­dro­me es que las per­so­nas no se dan cuen­ta de que lo pa­de­cen co­mo tal. Acu­den a terapia por otros ma­les­ta­res que, fi­nal­men­te, son indicadores de es­te sín­dro­me. Por lo que si te per­ci­bes con los con­flic­tos que enu­me­ra­mos, con­vie­ne que ha­gas una au­to­eva­lua­ción de qué tan­to real­men­te te es­tá ha­ce fe­liz “sen­tir­te la res­pon­sa­ble de la fe­li­ci­dad aje­na”.

• Sien­tes que has lle­ga­do a tu lí­mi­te; es­tás “que­ma­da”. • Es­tás in­sa­tis­fe­cha de tu vi­da; con tris­te­za. • Pien­sas que los de­más nun­ca te ayu­dan; so­le­dad. • Per­ci­bes que nun­ca lo­gras lo que te pro­po­nes; an­sie­dad. • No­tas que tu re­la­ción de pa­re­ja es de­sigual; pro­ble­mas de pa­re­ja. Pa­ra su­Pe­rar es­te sín­dro­me, ne­ce­si­ta­rás... 1. Es­ta­ble­cer re­la­cio­nes aser­ti­vas. 2. In­cre­men­tar tu au­to­es­ti­ma. 3. Apren­der a de­cir “no”. 4. Pen­sar que ca­da uno es res­pon­sa­ble de su vi­da. 5. Acep­tar que tú no tie­nes el con­trol de na­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.