{¡Rein­vén­ta­te! pe­ro con­ser­va tu esen­cia}

Familia Saludable (México) - - EN PORTADA -

Es­te pe­que­ño aná­li­sis te per­mi­ti­rá co­no­cer­te más a fon­do. Re­cuer­da que lo más im­por­tan­te es que siem­pre es­tés aten­ta a tus sen­ti­mien­tos, tu interior nun­ca se equi­vo­ca. La prác­ti­ca de la me­di­ta­ción es otra ex­ce­len­te for­ma de es­tar en con­tac­to con­ti­go mis­ma, con tu cen­tro y con to­do aque­llo que re­quie­res. Las ne­ce­si­da­des van cam­bian­do a lo lar­go de la vi­da, es por eso que no de­bes ol­vi­dar­te de aten­der lo que sien­tes, ahí es­tá la guía que te lle­va­rá ha­cia don­de tie­nes que ir. No te sien­tas mal si crees que has per­di­do la brú­ju­la, o que tu vi­da no tie­ne el sen­ti­do que bus­cas, es el mo­men­to de to­mar las rien­das y de di­ri­gir­te exac­ta­men­te ha­cia don­de tú deseas. Cuan­do lle­gues a ese pun­to sin apa­ren­te sa­li­da, haz un es­pa­cio pa­ra ti; en una ha­bi­ta­ción en la que te sien­tas có­mo­da, me­di­ta, no im­por­ta si nun­ca an­tes lo has he­cho. To­ma la po­si­ción con la que sien­tas tran­qui­la, cie­rra los ojos y ol­ví­da­te de los rui­dos ex­ter­nos, so­lo en­fó­ca­te en tu res­pi­ra­ción, in­ha­la y ex­ha­la pro­fun­da­men­te, haz­lo des­pa­cio pe­ro cons­cien­te. Lue­go trae a tu men­te to­do aque­llo que quie­res eli­mi­nar, lo que no te gus­ta, lo que quie­res cam­biar, des­pués vi­sua­lí­za­te tal y co­mo te quie­res ver y sen­tir. Po­co a po­co irás des­cu­brien­do lo que de­bes ha­cer, los pa­sos que tie­nes que se­guir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.