TIPS DE LOS TOP PRO

Flashtennis - - Contenido -

TIP HU­MA­NOS

“No es sen­ci­llo ju­gar con­tra una cam­peo­na co­mo ella… pe­ro al fin y al ca­bo, ella es tam­bién só­lo hu­ma­na,” di­jo Ana Iva­no­vic tras su sor­pren­den­te vic­to­ria en oc­ta­vos de fi­nal en el Abier­to Aus­tra­liano 2014, al de­rro­tar a la fa­vo­ri­ta y pri­me­ra sem­bra­da Se­re­na Wi­lliams por 4-6, 6-3, 6-3.

En sus cua­tro en­fren­ta­mien­tos pre­vios, la te­nis­ta ser­bia ja­más ha­bía po­di­do si­quie­ra ga­nar­le un set a la es­ta­dou­ni­den­se, pe­ro, co­mo bien di­ce Iva­no­vic, “ella es tam­bién só­lo hu­ma­na”.

Las pa­la­bras de Ana nos de­jan una va­lio­sa lec­ción: nun­ca so­bres­ti­mes a tu ri­val, pues por más ve­ces que te ha­ya pa­sa­do por en­ci­ma en la can­cha, nun­ca es­tá gra­ba­do en pie­dra y el si­guien­te par­ti­do pue­de ser en el que sal­gan a flo­te sus ca­ren­cias, to­do le fa­llé y a ti to­do te sal­ga bien.

TIP

DI­VER­SIÓN

“To­do el mun­do que me ro­dea­ba es­ta­ba ha­blan­do de for­ma po­si­ti­va nue­va­men­te y el hu­mor es mu­cho me­jor que du­ran­te el ve­rano. Eso me le­van­tó la mo­ral con mi­ras al si­guien­te año y ha si­do un gran ali­vio. De­fi­ni­ti­va­men­te la di­ver­sión ha re­gre­sa­do”, ex­pli­có Ro­ger Fe­de­rer so­bre las gran­des ex­pec­ta­ti­vas que tie­ne pa­ra el 2014, des­pués de un año frus­tran­te y de­cep­cio­nan­te.

Las pa­la­bras del te­nis­ta ga­na­dor de más tí­tu­los de Grand Slam en la his­to­ria co­no­ci­do co­mo el “Maes­tro Sui­zo” re­ve­lan una gran ver­dad, el fac­tor “di­ver­sión” es cla­ve pa­ra te­ner éxi­to en cual­quier em­pren­di­mien­to hu­mano, así que si ha­ce tiem­po que ya no te di­vier­tes en la can­cha, es ho­ra de ha­blar con tu coach pa­ra que re­gre­sen las son­ri­sas a tu ros­tro, pues só­lo así es­ta­rás nue­va­men­te en el ca­mino pa­ra lle­var tu tenis al si­guien­te ni­vel.

TIP EN­CA­RRI­LA A TU PA­RE­JA

“El co­no­cer y ser ami­go de tu com­pa­ñe­ro [de do­bles] tie­ne mu­chos pun­tos a fa­vor, es­te es uno de ellos, yo sé cuán­do Fernando Ver­das­co se es­tá yen­do del par­ti­do o an­da sa­tu­ra­do y sé có­mo en­ca­rri­lar­lo pa­ra que ese des­pis­te se so­lu­cio­ne cuan­to an­tes. Eso im­pli­ca co­no­cer­se, es­tar el día a día con él. Lo mis­mo le ocu­rre a él, que tam­bién sa­be cuán­do es­toy peor en el par­ti­do y sa­be so­lu­cio­nar­lo,” ex­pli­ca Da­vid Ma­rre­ro, el me­jor do­blis­ta es­pa­ñol del mo­men­to.

Las pa­la­bras de Ma­rre­ro re­fle­jan el es­pí­ri­tu de un equi­po de do­bles exi­to­so en el sen­ti­do de que en esa mo­da­li­dad, los te­nis­tas de­ben es­tar muy al pendiente del es­ta­do aními­co y desem­pe­ño de su pa­re­ja pa­ra “en­ca­rri­lar­lo” en el mo­men­to en el que pa­rez­ca ba­jar su ren­di­mien­to y sa­car­lo del ba­che lo an­tes po­si­ble.

TIP

CIE­RRA CICLOS

“Es­te ca­pí­tu­lo, yo de­fi­ni­ti­va­men­te ten­go que su­pe­rar­lo y bus­car al­go nue­vo y di­fe­ren­te e in­ten­tar ha­cer el tra­ba­jo de me­jor for­ma”, de­cla­ró Gri­gor Di­mi­trov tras ter­mi­nar su re­la­ción con Mag­nus Nor­man y con­tra­tar co­mo su nue­vo en­tre­na­dor a Ro­ger Ras­heed.

Gri­gor Di­mi­trov em­pe­zó a tra­ba­jar con Mag­nus Nor­man ha­ce apro­xi­ma­da­men­te un año y con él es­ca­ló 20 pel­da­ños en el ran­king de la ATP. Sin em­bar­go, el te­nis­ta búl­ga­ro con­si­de­ra que es mo­men­to de am­pliar sus ho­ri­zon­tes, re­de­fi­nir sus me­tas y pa­ra es­to es ne­ce­sa­rio ce­rrar ciclos con su an­ti­guo coach.

Di­mi­trov nos brin­da una va­lio­sa lec­ción que no de­bes ig­no­rar: cuan­do sien­tas que es­tás pre­pa­ra­do pa­ra avan­zar al si­guien­te ni­vel y creas que al­go o al­guien pue­de ser un las­tre que te obs­ta­cu­li­ce o alen­te tu pro­gre­so, es ho­ra de de­cir “has­ta la vis­ta” y ce­rrar ciclos.

TIP MAN­TRA DE EXIS­TEN­CIA

“Por­que na­die pue­de sa­ber por ti. Na­die pue­de cre­cer por ti. Na­die pue­de bus­car por ti. Na­die pue­de ha­cer por ti lo que tú mis­mo de­bes ha­cer. La exis­ten­cia no ad­mi­te re­pre­sen­tan­tes”, Jorge Bu­cay.

El psi­coa­na­lis­ta y au­tor ar­gen­tino nos re­ga­ló la in­va­lua­ble sa­bi­du­ría con­te­ni­da en la fra­se an­te­rior que de­be­mos re­pe­tir to­dos los días co­mo si fue­ra un man­tra has­ta que se gra­be de for­ma im­bo­rra­ble en ca­da cé­lu­la de nues­tro cuer­po.

TIP VER­DA­DE­RO LÍ­MI­TE DE TU PO­TEN­CIAL

“De­fi­ni­ti­va­men­te es uno de los me­jo­res años que he te­ni­do… Aún tra­to de me­jo­rar y ten­go mar­gen pa­ra me­jo­rar”, de­cla­ró Se­re­na Wi­lliams re­fi­rién­do­se a los fan­tás­ti­cos re­sul­ta­dos que lo­gró en el 2013.

Las pa­la­bras de una de las me­jo­res te­nis­tas de la his­to­ria, quien a sus 32 años de edad si­gue en la ci­ma del ran­king de la WTA, son re­ve­la­do­ras en el sen­ti­do de que por más al­to que lle­gues en tu ni­vel de jue­go, na­die de­ter­mi­na has­ta dón­de pue­des as­cen­der y cuál es el ver­da­de­ro lí­mi­te de tu po­ten­cial más que tú mis­mo.

Fo­tos: lev radin, Nea­le Cous­land, Ol­ga Bes­nard / shut­ters­tock.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.